El ciclón Elsa se llevó los semáforos en Santiago de Cuba

"He pasado muchos sustos desde que quitaron los semáforos, casi ningún vehículo se detiene"

Vista de la intersección de Trocha y Cristina, en Santiago de Cuba, donde se ve que aún no han reinstalado los semáforos. (Alberto Hernández)
Vista de la intersección de Trocha y Cristina, en Santiago de Cuba, donde se ve que aún no han reinstalado los semáforos. (Alberto Hernández)

Desde los primeros días de julio, en previsión de la llegada del huracán Elsa, muchas avenidas importantes de Santiago de Cuba están sin semáforos. "No los han puesto de vuelta y ahora trancan el tránsito para pintar las aceras", dice preocupado José Antonio, un señor de avanzada edad que conduce un antiguo Chevrolet 1952.

"Una semana después de que el ciclón se fue, me llamó la atención que, en vez de poner los semáforos, los trabajadores de tránsito estaban pintando líneas de pare en el Paseo Martí", agrega José Antonio, que ofrece un servicio de transporte particular.

El taxista se preguntaba por qué pintaban las calles y aceras en vez de restablecer los semáforos, hasta que recordó un comentario de unos pasajeros que le dijeron: "Seguro que viene alguna visita, pues eso solo se lleva a cabo en el  chago si viene alguien grande, eso no falla". El vice primer ministro, Ramiro Valdés, estuvo en la zona la segunda semana de julio pero se fue pronto y las avenidas siguen sin semáforos.

"Una semana después de que el ciclón se fue, me llamó la atención que, en vez de poner los semáforos, los trabajadores de tránsito estaban pintando líneas de pare en el Paseo Martí"

Esta situación es un causante potencial de accidentes. En los primeros cuatro meses del año se habían reportado en Cuba 2.403 accidentes de tránsito. El factor humano y la irresponsabilidad de peatones y conductores ha sido determinante en el 67% de los casos, según datos brindados por medios oficiales.

"Yo he pasado muchos sustos desde que quitaron los semáforos, casi ningún vehículo se detiene, solo aminoran un poco la velocidad y luego aceleran violentamente, es como la cacería del gato y el ratón", relata María Luisa, quien reside en el área de Martí y San Pedro. "Mi mamá es una señora de la tercera edad y para caminar un poco cruzaba la avenida para buscar el pan diario. Desde que quitaron los semáforos soy yo la que voy a la panadería pues hay que ser muy ágil para cruzar".

"Lo que está pasando es una negligencia de los del [departamento de ingeniería de] Tránsito, porque desde el 5 [de julio] debían haber puesto nuevamente los semáforos, ya que Elsa estaba en el occidente del país y Santiago fuera de peligro", expresa con disgusto Mirtica, una vendedora de maní tostado. "La peor parte la llevamos los que andamos a pie porque entre los carros se entienden, el más grande cañonea al más chiquito y nosotros somos los más débiles en la cadena".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1