Habrá corralito para las cuentas en divisas de los cubanos que no quieran pesos

En 2021 solo llegarán 2,2 millones de turistas, en lugar de los 4 millones habituales

Los que opten por los certificados en divisas no podrán hacer transacciones con estas monedas, "debido a la situación de liquidez del país", según explicó la presidenta del Banco Central de Cuba. (14ymedio)
Los que opten por los certificados en divisas no podrán hacer transacciones con estas monedas, "debido a la situación de liquidez del país", según explicó la presidenta del Banco Central de Cuba. (14ymedio)

El próximo 1 de enero, los cubanos podrán decidir si cambiar sus cuentas en CUC a pesos o esperar a que se haga la modificación automática prevista en 180 días por el Banco Central de Cuba, que pretende incentivar esta segunda opción. En este caso, según la Mesa Redonda del lunes en la noche, habrá una bonificación de entre el 1,5% y 3,5%, además de los intereses habituales.

Esta opción no la tendrán los que posean cuentas en CUC para cobros y pagos de trabajadores por cuenta propia, otras formas de gestión no estatal y agricultores individuales, que pasarán a estar en pesos desde el mismo 1 de enero a la actual tasa anunciada de 1 por 24.

Lo mismo ocurrirá para las cuentas de estímulos asociadas a tarjetas magnéticas y las de los colaboradores de misiones en el extranjero. En el caso de estos últimos, podrán elegir la conversión a moneda libremente convertible con un nuevo tipo de certificado de depósito en euros o dólares.

Los que opten por los certificados en divisas no podrán hacer transacciones con estas monedas, "debido a la situación de liquidez del país", según explicó la presidenta del Banco Central de Cuba (BCC), Marta Wilson González.

"No será posible desde esa cuenta sacar dólares, la economía no dispone de esa liquidez, y yo creo que no es necesario decir las magnitudes de cuánto hay en esas cuentas y se van a pasar. Eso es una decisión de las personas"

"No será posible desde esa cuenta sacar dólares, la economía no dispone de esa liquidez, y yo creo que no es necesario decir las magnitudes de cuánto hay en esas cuentas y se van a pasar. Eso es una decisión de las personas", añadió Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos.

Así pues, para los cubanos las cosas importantes no cambiarán tanto, ya que la moneda que realmente desean poseer, la libremente convertible, no pueden tenerla físicamente. "Los cajeros hoy no dispensan en MLC (moneda libremente convertible). A partir del primero de enero del 2021 tampoco dispensarán MLC, lo único que dispensarán es CUP, que es la moneda de circulación nacional. En el caso de las personas que tengan cuentas en MLC que necesiten adquirir estas divisas, deben ir a las sucursales bancarias y si existe disponibilidad se le puede vender", insistió Wilson.

La situación económica, no es ningún secreto, no es buena, y las perspectivas no son halagüeñas. Murillo desveló la proyección de turismo para 2021 que, como se esperaba en el contexto de la pandemia, es catastrófica. "A este país normalmente venían alrededor de 4 millones de turistas en los últimos años, hoy se está discutiendo en la Comisión Económica de la Asamblea Nacional el plan para el próximo año y se prevé que vengan 2,2 millones de turistas", informó.

Mientras esto no mejore, los únicos dólares disponibles serán los virtuales de las cuentas que ya están en MLC para gastar pagando con tarjeta en las tiendas del Estado, que no sufren ninguna modificación.

En cambio, para lo que no habrá límites es para hacerse con la moneda inservible, el CUC. "No se va poner un límite ni una restricción por parte del banco porque lo que se necesita es sacar de circulación los CUC", respondió la presidenta del Banco Central a preguntas de los usuarios.

En cambio, para lo que no habrá límites es para hacerse con la moneda inservible, el CUC. "No se va poner un límite ni una restricción por parte del banco porque lo que se necesita es sacar de circulación los CUC"

Wilson recordó algunas de las normas básicas en su intervención anoche en la Mesa Redonda. La población tendrá un plazo de 180 días para cambiar, también en las casas de cambio, los pesos convertibles por pesos cubanos y podrá seguir pagando con CUC en las tiendas de Cimex y Tiendas del Caribe para ello, aunque el vuelto lo recibirá en pesos, como ya se está haciendo en muchos de estos establecimientos.

Con respecto a los comercios, Marino Murillo advirtió a la población de que, debido a los cambios que deben realizar, se verán obligados a cerrarlos durante algunos días con el fin de garantizar un correcto funcionamiento. El funcionario recordó que se trata de aproximadamente 8 y 10 días con el fin de que el sábado 9 de enero se puedan reiniciar las actividades comerciales.

También verán alterados sus días de apertura y horarios las sucursales bancarias, aunque en este caso lo que se prevé es que sea para incrementar su tiempo de apertura. Las oficinas abrirán en un rango que va entre 11 y 12 horas diarias, de lunes a sábado, mientras las casas de cambio reanudarán sus servicios el domingo por la mañana.

Según el vicepresidente primero del BCC, Francisco Mayobre, los días 30 y 31 estarán cerradas las sucursales y, aunque el 30 se podrán usar los canales electrónicos, a partir de las 6 pm estos servicios quedarán suspendidos hasta las 00:00 del 1 de enero por cambios en los sistemas informáticos. A partir de ese momento, cuando queden restablecidos, lo harán con el saldo en CUP.

Los funcionarios también explicaron que se establecen dos grupos, quienes obtienen un cambio automático de 1 CUC por 1 CUP, y que son las empresas y los organismos vinculados al Estado.

Todos los demás recibirán 24 pesos por cada CUC.

Wilson también habló de los créditos puente que se concederán "con el objetivo de no parar la economía". Estos préstamos deberán solicitarlos las entidades que necesiten afrontar algún pago y no tengan moneda suficiente, ya que, señaló Murillo, "nadie se va a acostar con 10 pesos en una cuenta y amanecer con 3.000 para pagar el anticipo".

Precisamente para esto, las entidades podrán dirigirse desde este martes a los bancos y solicitar un crédito para este anticipo salarial, cuya función es garantizar que el 1 de enero tengan recursos para adquirir la canasta básica y otros bienes y servicios.

Murillo no dejó escapar la ocasión de recordar que lo que han llamado tarea ordenamiento no es un antídoto milagroso para poner fin a los problemas económicos de la Isla, pero ayudará a distribuir riquezas de otra manera: "Estamos creando condiciones para que el trabajo sea la fuente principal de riquezas", dijo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 74