Una cubana de 22 años muere apuñalada en un intento de robo en La Habana

La joven Daile López Masso iba por la calle junto a una amiga cuando se toparon con el asaltante

La joven Daile López Masso murió desangrada tras recibir una puñalada en el pecho por el asaltante. (Facebook)
La joven Daile López Masso murió desangrada tras recibir una puñalada en el pecho por el asaltante. (Facebook)

Una joven de 22 años, Daile López Masso, fue asesinada la noche de este miércoles en el reparto de Mulgoba, en el municipio de Boyeros (La Habana), en un intento de asalto mientras iba por la calle junto a una amiga.

La fallecida trabajaba como cajera en una Cadeca (casa de cambio) del aeropuerto José Martí, donde también laboraba, como aduanera, la joven que sobrevivió, Daylen Fabelo.

Ambas salieron de una fiesta poco después de la medianoche, relata a este diario una fuente cercana a las jóvenes, a partir del relato de Fabelo, y se encontraban muy cerca de su domicilio, así que iban despreocupadas. En el corto trayecto, se toparon con un muchacho, con el rostro oculto por el nasobuco obligatorio, que se les quedó mirando.

Ellas le sostuvieron la mirada, prosigue la fuente, y el joven les dijo: "No vayan a correr". Fue justo lo que hicieron. Fabelo se tropezó y cayó al suelo, hiriéndose los pies. Del golpe y el miedo, la superviviente no recuerda en qué momento el asaltante le hirió en el brazo derecho. Ella asegura haberse acurrucado en el piso sobre sus pertenencias, tras poner a resguardo su teléfono móvil y las cadenas de oro que llevaba en el pecho. "Él la empuja y le dice 'dame todo lo que tienes ahí'", a lo que ella se negó, refiere la misma amistad.

En el policlínico, aseguran las fuentes, "no había una gasa, no había nada, lo único que hacían las enfermeras era apretarle con la mano las heridas a las dos"

En ese momento, López Masso golpeó con una botella la cabeza del agresor, quien, en un forcejeo, la apuñaló en medio del pecho. Al verla en el suelo, el delincuente se dio a la fuga.

Las muchachas, sin ser conscientes de la gravedad de las heridas, se levantaron y salieron corriendo. A los diez metros, López Masso se desplomó. Es el momento en que Fabelo se da cuenta de que su amiga tiene un hueco en el pecho, y empieza a gritar.

Al llegar la policía, las trasladaron a un policlínico cercano. Allí, aseguran las fuentes, "no había una gasa, no había nada, lo único que hacían las enfermeras era apretarle con la mano las heridas a las dos".

La joven estaba aún con vida cuando fue trasladada del policlínico al hospital, pero falleció poco después. La superviviente requirió puntos y no puede mover la mano. "La policía no dejaba que se la llevaran a un hospital porque decían que tenían que esperar a la ambulancia del SIUM [Sistema Integrado de Urgencias Médicas]", denuncian las amistades. Un policía se ofreció a llevarlas en la patrulla, pero los familiares, molestos con los agentes, se resistieron.

La noticia del asalto la hicieron pública algunos usuarios de redes cercanos a las víctimas. "Hasta cuándo la delincuencia va a seguir quitándole la vida a personas inocentes que lo que hacen es obtener sus cosas por sus propios esfuerzos", expresó Jackson Díaz DJ en su muro de Facebook. "Ya basta ya de violencia en las calles de Cuba".

Este joven, que asegura ser amigo de la chica, lamenta: "Si una cosa tenía este país que siempre podías estar a cualquier hora en la calle que no te pasaba absolutamente nada, pero ya hace un tiempo no se puede estar por los terribles asaltos que azota a la población".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6