A los cubanos que vuelan a Managua vía México se les retira el pasaporte en La Habana

"Es lo que tenemos previsto para este tipo de viajes y nosotros no podemos hacer otra cosa", dijo la aeromoza, sin aclarar si la instrucción proviene de las autoridades mexicanas, nicaragüenses o cubanas

La obligación de entregar el pasaporte en el momento de abordar el vuelo está en vigor desde el 30 de octubre pasado, cuando Aeroméxico retomó sus operaciones a La Habana. (14ymedio)
La obligación de entregar el pasaporte en el momento de abordar el vuelo está en vigor desde el 30 de octubre pasado, cuando Aeroméxico retomó sus operaciones a La Habana. (14ymedio)

El vuelo AM452 de Aeroméxico que la tarde de este martes despegó del aeropuerto de La Habana parecía un viaje cualquiera entre la capital cubana y la Ciudad de México, pero la mayor parte de los viajeros que lo abordaron en realidad iban hacia Managua y no portaban su pasaporte. El documento de viaje les fue retirado por empleados de la aerolínea antes de subir a la nave para evitar que se quedaran en territorio mexicano, según comprobó 14ymedio.

Tras pagar alrededor de 2.500 dólares por cada boleto, de ida y vuelta desde La Habana a la capital de Nicaragua, la mayoría de los 160 pasajeros que abordaron el avión tenían la vista fija en la emigración. "Ir a visitar los volcanes", como irónicamente se le conoce a la ruta del éxodo a través de Managua, se ha convertido en una vía muy solicitada y los vuelos directos apenas dan abasto.

"Mi hermana que vive en Miami se enteró de que Aeroméxico había restablecido este mes sus vuelos a Cuba y logró comprarme el pasaje", comentó a este diario una joven que viajaba con sus dos hijos pequeños, uno de ellos un bebé de apenas unos meses, además de su esposo. "Cuando fuimos a chequear tuvimos un problema pero al final pudimos abordar el avión".

Para la mayoría de los que viajaba era la primera vez que abordaban un avión y también su primera salida del país

El "problema" al que se enfrentó la familia es que para entrar a la aeronave los viajeros cubanos deben tener primero el visto bueno de Managua. "En el mostrador del check-in nos dijeron que debíamos pasar a una oficina para que escanearan todos nuestros documentos y los mandaran a Nicaragua, para que respondieran si nos dejaban entrar o no". Luego de unos minutos recibieron el visto bueno y pudieron completar el trámite.

Una vez en la zona de embarque, y tras pasar los controles de migración en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional José Martí, los viajeros esperaron frente a la puerta B11 para ser llamados a abordar. Antes de subir al avión les fue retirado a cada uno de los que viajaba hacia Managua, por parte de personal de la aerolínea, el pasaporte cubano. El vuelo iba completamente lleno.

Durante las dos horas y 45 minutos que duró el viaje la inquietud se palpaba en el ambiente. Para la mayoría de los que viajaba era la primera vez que abordaban un avión y también su primera salida del país. Al llegar al Aeropuerto Benito Juárez todos se levantaron como un resorte de sus asientos, incluso antes de que se apagaran las luces que indicaban la obligación de mantenerse sentados con el cinturón abrochado. Pero el entusiasmo pronto se transformó en frustración.

"Aquí solo pueden bajar los pasajeros que tengan su pasaporte", explicó la voz de un empleado a través del altavoz. Apenas tres personas comenzaron a avanzar por el pasillo. El resto volvió a sentarse. "Nos quitan el pasaporte para que no vayamos a pedir refugio o a quedarnos dentro del aeropuerto, tampoco podemos salir del avión. Aquí vamos a esperar varias horas hasta que salga para Managua", explicó a este diario uno de los migrantes.

Una aeromoza confirmó la medida. "Es lo que tenemos previsto para este tipo de viajes y nosotros no podemos hacer otra cosa", reiteró, aunque declinó aclarar si la instrucción de retirar el documento de viaje provenía de las autoridades mexicanas, nicaragüenses o cubanas.

"Me enteré cuando ya estaba en la puerta de embarque, nadie me dijo nada antes. Pero qué iba a ser, era entregarlo o dejar ir el avión"

"Eso es una violación de nuestros derechos. Nadie puede quitarnos el pasaporte así porque nos deja indocumentados", se le escuchó decir en voz alta a una joven que iba acompañada de una niña de unos siete años. Para recuperar el documento de viaje, una vez llegados a Managua, los viajeros recibieron un ticket con un número impreso.

Ninguno de los pasajeros fue informado previamente de que su pasaporte iba a ser retenido. "Me enteré cuando ya estaba en la puerta de embarque, nadie me dijo nada antes. Pero qué iba a ser, era entregarlo o dejar ir el avión", lamentaba una anciana que volaba junto a su esposo. "Total, de todas formas vamos a tener que volver a pasar por México, ahora llegamos en avión y no nos podemos ni bajar pero luego vamos a tener que atravesar el país por tierra".

Aunque algunas voces protestaron por la situación, la mayoría mantuvo el silencio y retomó disciplinadamente su asiento. "No me quiero meter en problemas y que me regresen a Cuba", comentó otra mujer con un bebé en brazos. "Aquí voy a quedarme sentadita aunque tenga que esperar hasta mañana".

Según la información recopilada por 14ymedio, la obligación de entregar el pasaporte en el momento de abordar esos vuelos está en vigor desde el 30 de octubre pasado, cuando la compañía mexicana retomó sus vuelos a La Habana. Entonces, los representantes de Aeroméxico informaron de que era imprescindible que los viajeros con destino final Managua compren el boleto de ida y vuelta sin conexiones con otras aerolíneas, pues no permiten que en el aeropuerto de Ciudad de México tengan que hacer un transbordo hacia una aeronave que no sea de su empresa.

Ese mismo día también se conoció que los cubanos deben pagar en el aeropuerto José Martí 70 dólares de "tarifa aeroportuaria". Actualmente, los pasajes hacia Nicaragua desde La Habana por Aeroméxico pueden llegar a costar más de 3.000 dólares porque en la mayoría de los casos solo queda disponibilidad en primera clase.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 27