Los cubanos podrán importar grandes electrodomésticos de alto consumo

El Gobierno autoriza la adquisición en el exterior con fines no comerciales de estos aparatos

El lanzamiento de los 13 primeros comercios en divisas convertibles, una docena ubicados en la capital y uno en Santiago de Cuba, será el disparo de arrancada para la venta de electrodomésticos. (14ymedio)
Los cubanos tenían prohibido importar aparatos electrónicos de algo consumo, como cocinas con horno o aires acondicionados muy potentes. (14ymedio)

El Gobierno ha aprobado una nueva disposición por la que se autoriza la importación con fines no comerciales de varios electrodomésticos que hasta la fecha estaban vetados o cuya entrada al país era muy complicada.

A partir de ahora, los cubanos podrán adquirir y traer equipos microondas de más de 2.000 vatios, cocinas vitrocerámicas de inducción con focos y hornos que superen los 1.500 vatios; y aires acondicionados que excedan la tonelada de capacidad.

La Gaceta Oficial extraordinaria, publicada este lunes, establece la cantidad que es posible traer a la Isla, y que varía entre uno y dos en función del aparato, además de la cantidad que hay que pagar por ello, que va de los 100 pesos de una cocina sin horno a los 850 de la que sí lo lleva. Los aires acondicionados potentes también mantienen una alta tasa, de 750 pesos.

Según el texto oficial, la decisión se fundamenta en la nueva "política aprobada para el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables y el uso racional de la energía"

Según el texto oficial, la decisión se fundamenta en la nueva "política aprobada para el desarrollo perspectivo de las fuentes renovables y el uso racional de la energía", que hace necesario "dejar sin efecto los requisitos técnicos que limitan la importación no comercial por personas naturales de equipos electrodomésticos".

Los equipos que ahora quedan autorizados estaban vetados por ser considerados altos consumidores de electricidad, lo que invita a pensar que las autoridades no están ahora tan preocupadas por limitar el consumo doméstico sino a compensarlo con las elevadas tarifas eléctricas que entraron en vigor con la Tarea Ordenamiento.

No obstante, el cambio se produce en un momento en que resulta evidente la falta de energía de este tipo en la Isla y cuando empieza a agotarse un verano en el que los apagones programados han durado cuatro horas, mientras que los no previstos han llegado a superar las siete.

El pasado jueves, la Unión Eléctrica de Cuba atribuyó la situación a la precariedad del Sistema Eléctrico Nacional, que está envejecido y al que no se le han realizado los programas de mantenimiento necesarios, especialmente por el empeoramiento de la situación financiera del país.

Sin embargo, sostenía la UNE, cuando la pandemia finalice el país dispondrá de recursos para hacer las reparaciones necesarias y se podrá garantizar el suministro a los ciudadanos ya que, añaden, la capacidad generadora excede a la demanda.

Las limitaciones a la importación de estos aparatos también estaban destinados a fomentar la compra dentro de la Isla de estos equipos en las tiendas de moneda libremente convertible

El relato se asemejaba, sin embargo, a una especie de cuento de la lechera en el que se alcanzaba el mejor de los finales a través de unos medios de los que aún no se dispone ya que ni se sabe cuándo las condiciones sanitarias se normalizarán ni eso garantizará, ni mucho menos, el fin de los problemas económicos habituales de Cuba.

Con el permiso para importar electrodomésticos de alto consumo, el Gobierno reactiva otro mercado que está dormido por la pandemia pero que se frota las manos con la relajación de los cierres fronterizos: el de las mulas, que tienen en estos aparatos un buen nicho de negocio.

Las limitaciones a la importación de estos aparatos también estaban destinados a fomentar la compra dentro de la Isla de estos equipos en las tiendas de moneda libremente convertible, por lo que la medida también pone en duda que el Estado pueda garantizar por sí mismo una oferta en territorio nacional de acuerdo a las necesidades de la demanda, visibles en las largas colas que hay en estos comercios para adquirirlos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25