Más de 15 días durmiendo en la cola para comprar una nevera en Santiago de Cuba

Las restricciones de aforo por la pandemia alimentan a los 'coleros' y las aglomeraciones

La medida fue anunciada en julio, cuando la provincia comenzó a registrar más de 300 casos diarios en los reportes del Ministerio de Salud Pública. (El Chago-Santiago de Cuba/Facebook)
La medida fue anunciada en julio, cuando la provincia comenzó a registrar más de 300 casos diarios en los reportes del Ministerio de Salud Pública. (El Chago-Santiago de Cuba/Facebook)

Las medidas adoptadas en Santiago de Cuba para reducir el aforo en las tiendas en divisas solo han servido para provocar más colas y más coleros. El Gobierno provincial ha ordenado mantener un horario de 8 am a 3 pm y un aforo de hasta 50 personas al día, que obtienen su turno previa presentación del carné de identidad, pero hecha la ley, hecha la trampa.

"Los coleros le marcan a la persona que quiera entrar a comprar. Tú llegas a la hora que recogen el carné y listo. Pero para obtener los turnos las colas son de varios días. Una amiga mía se pasó más de 15 días detrás de uno para poder comprar una nevera", explica a 14ymedio Norma.

La santiaguera se casó recientemente y está intentando hacerse con algunos equipos electrodomésticos, pero tiene comprobado que la única vía para poder comprar es esa, porque la otra "es morir en manos de los revendedores".

Las medidas adoptadas para evitar aglomeraciones, que comenzaron a implantarse a principios de julio, cuando se decretó la transmisión comunitaria en Santiago de Cuba, han abierto una nueva vía de negocio

Las medidas adoptadas para evitar aglomeraciones, que comenzaron a implantarse a principios de julio, cuando se decretó la transmisión comunitaria en Santiago de Cuba, han abierto una nueva vía de negocio.

Yamilé, una amiga de Norma que, también ha intentado comprar en los establecimientos en divisas en los últimos días, asegura que el costo de los turnos ha pasado de los 200 pesos a los 500. "Cuando llegué a la tienda Cubalse, la cola llevaba más de 21 días, la gente dormía allí para no perder el puesto. Me recordó la lista de espera de los trenes cuando el Período Especial estaba en su mejor punto".

A la odisea de poder conseguir un turno se suman otros problemas. Cuando una persona se decide a pagar por un tique, no tiene la certeza de que al entrar al establecimiento pueda comprar. "Hay que tener presentes los apagones. Puedes haberte levantado temprano y haber pagado el turno por gusto, como me sucedió a mí, que cuando pude entrar a una tienda se fue la corriente y luego cuando llegó, después de cuatro horas, no había sistema", relata Yamilé. "Es una tortura, una odisea, un descaro lo que se vive".

Aunque las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) se presentan como el único recurso para que los cubanos adquieran todo tipo de electrodomésticos, muchos terminan recurriendo a la vía informal ante el desabastecimiento que también afecta a estos establecimientos. "Aquí lo poco que hay lo tienen los merolicos", cuenta un joven a 14ymedio.

"Se publicitan en los grupos de Facebook y Telegram y la entrega a domicilio va incluida en el precio. Te dan todos los documentos como el certificado de propiedad a nombre de la persona que compró el equipo y la factura de la tienda MLC".

El pasado 6 de agosto, la página de Facebook El Chago-Santiago de Cuba, a cargo de periodistas independientes, denunció "una red de contrabando que circula" en los establecimientos comerciales, pero que a las autoridades "les cuesta ver y desarticular".

Según los comunicadores, en el territorio "existe un gran negocio lucrativo que involucra" a varias personas y tiene que ver con la venta de electrodomésticos que se comercializan en las tiendas en MLC. La página se hizo eco de la denuncia de una usuaria que mostró fotos de unas lavadoras que llegaron a la tienda La Violeta, en el centro de la ciudad.

Según los comunicadores, en el territorio "existe un gran negocio lucrativo que involucra" a varias personas y tiene que ver con la venta de electrodomésticos que se comercializan en las tiendas en MLC

Según la mujer, identificada como Teresa Cobos, solo dieron diez turnos y habían desmontado en la tienda más equipos, "¿Las otras [lavadoras] para quién son?", se pregunta. "No se cuenta en la provincia con una policía que lleve a cabo las investigaciones y se adelanten en contra de estructuras criminales dedicadas a estos ilícitos. ¿Será que el beneficio económico llega hasta algún dirigente que hace caso omiso?", dice el post.

Hace casi un mes, y tras las masivas protestas del 11 de julio,las autoridades de la ciudad reactivaron las 'guardias obreras' para cuidar los centros de trabajo y las tiendas en MLC.

La prensa oficial no especificó si las guardias eran voluntarias, pero dejó claro que su objetivo era "responder ante cualquier intento desestabilizador", a alguna "acción que altere la tranquilidad del país" o intente "tomar lo que por derecho de conquista es del pueblo revolucionario".

Actualmente, según cifras oficiales, en el territorio existen 30 comercios en divisas desde que en octubre de 2019 el Gobierno impuso la nueva modalidad comercial. Poco suministro, larguísimas colas y un negocio colateral de revendedores marcan las jornadas en las tiendas más criticadas del país, las únicas, sin embargo, que todavía tienen más de una decena de productos en sus estanterías.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 21