Pese a los riesgos sanitarios, el Gobierno cubano apuesta por el regreso del turismo

Las autoridades presentan en la Mesa Redonda las cifras de la debacle del sector

Turistas a su llegada al Aeropuerto Internacional Jardines del Rey. (Captura)
Las medidas para la reapertura al turismo prevista para el próximo 15 de noviembre prevén que la PCR a la llegada al aeropuerto ya no será necesaria. (Captura)

Días después de anunciar la reapertura del turismo en Cuba para el próximo 15 de noviembre, las autoridades pusieron sobre la mesa las cifras de la debacle del sector. El desastre repercute, en primer lugar, en los empleos directos. De los 111.033 trabajadores turísticos, apenas la mitad, 55.832, ha regresado a sus puestos, mientras que 2.950 lo hacen a distancia.

El ministro Juan Carlos García Granda indicó que la actividad turística se mantiene en tres destinos (Cayo Coco, Varadero y La Habana) y algunos trabajadores del turismo se han incorporado a la lucha contra la pandemia, tanto en centros de aislamiento como en hoteles preparados para albergar a pacientes o sospechosos de serlo.

Además de los miles de trabajadores estatales que no han podido ser trasladados a otros sectores de actividad y están sin poder trabajar desde el inicio de la pandemia, otros miles del sector privado están viviendo dramas personales. En el caso de los dueños de negocios privados, ni siquiera han tenido derecho a subsidios, aunque sí sus trabajadores.

"Hay que decir que la actividad no estatal constituye hoy una fortaleza del destino Cuba. A ellos también hay que informarlos con tiempo de antelación, para que rescaten su fuerza laboral"

"Hay que decir que la actividad no estatal constituye hoy una fortaleza del destino Cuba. A ellos también hay que informarlos con tiempo de antelación, para que rescaten su fuerza laboral", reconoció García Granda.

La cuenta no alcanza, ni siquiera para los trabajadores estatales cubiertos por las ayudas del Gobierno pero cuyos exiguos salarios se completaban con las generosas propinas que recibían de los turistas o, en muchos casos, lo que lograban sustraer desde sus puestos de trabajo y que calmaban los ánimos.

En estas circunstancias, las autoridades sorprendieron dando el paso de anunciar el pasado lunes la apertura del turismo, prevista ahora para el próximo 15 de noviembre. No extraña que, ante la asfixia financiera y el malestar que se está trasladando a la toda la sociedad, con independencia de sus posiciones políticas, se tomara esta medida, sino que se hiciera público en un momento tan crítico de la pandemia de covid en la Isla.

"El anuncio (...) no solo ha despertado interés en el país, sino a nivel internacional", dice la prensa oficial este viernes. Los motivos para el asombro, sin embargo, no parecen tan ligados a las ansias de visitar Cuba como al estupor causado por la noticia cuando la Isla se sitúa entre los países con mayor incidencia de covid-19 del mundo.

Las autoridades quisieron este jueves dejar claro en el programa de televisión Mesa Redonda que aún faltan dos meses para llegar a ese escenario y que en todo este tiempo se aspira a reducir las cifras de contagios, una tarea que se antoja imposible según las previsiones de Raúl Guinovart, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana y responsable de pronósticos de evolución del covid-19 para el equipo de trabajo gubernamental. El experto aplazó el pasado martes una mejora de las tasas de infección para noviembre. Y eso si nada falla.

Pero el ministro de Turismo cree que ese es justo el tiempo en el que se debe ir preparando la vuelta a la normalidad. "El turismo necesita con tiempo de antelación comunicar en qué periodo se va a comenzar la actividad turística. Las líneas aéreas requieren de concertación de contratos, planeamientos, permisos y mucha logística", expuso.

Según García Granda, más del 75% de las compras del sector turístico se realizan a industrias nacionales, lo que requiere que estas "se preparen hacia noviembre, no solo para concertar contratos"

Según García Granda, más del 75% de las compras del sector turístico se realizan a industrias nacionales, lo que requiere que estas "se preparen hacia noviembre, no solo para concertar contratos. Y eso, en 66 días, implica un gran esfuerzo".

El ministro puso como ejemplos otros países líderes en turismo, como España o Francia. Los tres han vacunado a un elevado porcentaje de la población (79% y 73% respectivamente) y han reabierto sus mercados. Lo que no especificó el funcionario es que ambos países tienen prohibidos los viajes turísticos a una larga lista de destinos, entre ellos Cuba. La Unión Europea mantiene sus fronteras abiertas con fines recreativos apenas a un pequeño grupo de países que presentan datos favorables de contagios y, aun así, les exige documentación acreditativa de estar vacunados o tener una PCR negativa.

Cuba, explicó el ministro, está acelerando la vacunación y cree que podrá contener las cifras de contagios en adelante. "Hay que partir de la condición de que todos los esquemas de vacunación plantean que llegaremos a más del 90% de vacunación en el mes de noviembre. Tras esta decisión hay análisis, seriedad y responsabilidad", indicó.

Pese a la vacunación de poco más de un tercio de la población con la pauta completa de Abdala o Soberana, la pandemia no da tregua en la Isla y los contagios no cesan. La variante Delta ha complicado la situación a nivel mundial porque es muy contagiosa, pero muchos países, que han podido reconducir el colapso sanitario sufrido en pasadas olas, están en mejores condiciones de controlar las infecciones que evolucionan de forma desfavorable. Es un caso contrario al de Cuba, que está vacunando justo cuando su sistema de Salud está desarmado y se muestra incapaz de estabilizar a los enfermos que empeoran.

María del Pilar Macías Rutes, a la hora de explicar los nuevos protocolos no hizo ninguna referencia distinta al "uso de medios de protección"

En cualquier caso, la perspectiva de que los turistas vuelvan da esperanzas a muchos cubanos que lo necesitan para comer, pero preocupa a otros muchos que lo consideran responsable directo de la grave situación que se vive actualmente. Después de pasar un 2020 relativamente tranquilo en relación a otros países, la reapertura parcial de fronteras, en noviembre del año pasado, coincidió con el incremento de la pandemia, que desde entonces ha sido exponencial hasta llegar a los picos de contagios superiores a 9.000 nuevos casos diarios durante este verano. El ministro quiso tranquilizar a la población insistiendo en que la apertura de fronteras no supone una flexibilización de los protocolos, sino un refuerzo.

Sin embargo, la directora general de Operaciones y Calidad del Turismo, María del Pilar Macías Rutes, a la hora de explicar los nuevos protocolos no hizo ninguna referencia distinta al "uso de medios de protección (mascarillas y guantes), separación con medios físicos como mamparas, desinfección para manos y superficies y el uso del uniforme solo en las instalaciones hoteleras", que tan pocas alegrías ha dado.

La funcionaria precisó que 45.000 trabajadores del sector están vacunados y el proceso sigue ahora en Guardalavaca (Holguín) y Trinidad.

Otro de los protocolos a los que hizo referencia poco tiene de novedoso y mucho de flexible: se trata de la toma de temperatura y las pruebas diagnósticas aleatorias, solo que ahora, como ya se había advertido, no se exigirá una prueba PCR a la entrada al país.

"En el caso de que un cliente resulte positivo, los protocolos definen que se traslada a un hotel-hospital: instalación turística habilitada por el Mintur y el Minsap para el aislamiento y atención médica", indica la prensa oficial en medio del anuncio de Turismo Seguro.

Si con medidas estrictas en la apertura anterior no se pudo impedir una ola de contagios, es poco realista pensar que se obtendrá mejores resultados con controles más flexibles.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0