El escaso sacrificio de reses se debe a la "chapucería" de los ganaderos cubanos

Así lo explica a 'Granma' un productor de Camagüey que alardea de cumplir con el Estado y de vender carne a comunidades rurales

Una vaca en Cuba. (CC)
Este año murieron 29.000 reses en Camagüey, según datos oficiales. (CC)

Se estrella la medida estrella del Gobierno cubano para estimular el sacrificio de ganado bovino en Camagüey, reconoce este jueves el diario Granma, que admite que solo 950 propietarios cumplieron con la entrega de carne al Estado y quedaron autorizados para matar a 2.551 animales en la provincia, unas exiguas 850 toneladas de carne.

"No hay que ser muy ducho para comprender que esos aportes constituyen cifras insignificantes aún para cubrir la alta demanda de un producto casi ausente de la alimentación cotidiana", dice la nota. Y eso que los autorizados a sacrificar ganado fueron 1.220, es decir, los que cumplieron la cuota con el Estado en 2020 y garantizaron el crecimiento del rebaño.

El diario del partido único, que, pese a todo, considera que los efectos ya se verán y que la medida ha venido "como anillo al dedo", ha encontrado una nueva explicación: el que no llega es porque no quiere

El fracaso, hasta la fecha, de una medida que despertó cierta esperanza entre los productores que la habían demandado durante décadas era patente, como han venido contando la prensa independiente e incluso la oficial en provincias. Pocos ganaderos cumplían con los requisitos, la burocracia era lenta, los estímulos prometidos no llegaban, los piensos y la maquinaria brillaban por su ausencia haciendo imposible siquiera cumplir con la cuota estatal, el transporte se hacía imposible ... pero el diario del partido único, que, pese a todo, considera que los efectos ya se verán y que la medida ha venido "como anillo al dedo", ha encontrado una nueva explicación: el que no llega es porque no quiere.

Eso se desprende de las declaraciones de Carlos Isel Hidalgo Aguilar, un campesino entrevistado para la nota, que pertenece a la cooperativa Rafael Guerra Vives, de Najasa y que, según Granma es "un ejemplo de si de hacer las cosas bien se trata".

"Considero que los requisitos son perfectamente cumplibles para quienes atienden la finca como debe ser, con la genética adecuada, la escalera de partos y la garantía estable de comida y de agua durante todo el año, contrario a otros que todavía dicen que sus vacas dan leche dentro del marabú", argumenta el productor, que ha sacrificado más de 20 animales, dos de ellos para las fiestas de fin de año.

El ganadero, que además mantiene entre 80 y 90 vacas que dan 150.000 litros de leche por campaña, asegura que el campesino está "estimulado y motivado a esforzarse y producir mucho más, pero primero que todo hay que desterrar la chapucería y el deficiente manejo del rebaño, a sabiendas de que esta es una labor de enero a diciembre, todos los días, no solo de esperar por la bonanza de la primavera".

Según su testimonio, no existe nada de lo que otros han contado y la burocracia "fluye bastante rápido", tanto como que en menos de una semana se tiene respuesta sobre el cumplimiento de requisitos. El mecanismo le ha permitido su propio autoconsumo, además de la venta a sanitarios, comunidades rurales o donaciones a pacientes crónicos o personas vulnerables, algo que, a juicio del subdelegado provincial de ganadería, José Antonio Gil Pérez, "habla de la calidad humana" del campesinado cubano.

Hidalgo va más allá y pide a quienes no tengan sus brillantes resultados que se echen a un lado. "Hay que montarse en el carril de la ganadería y hacerlo con responsabilidad y constancia, única manera de contribuir a la prosperidad del país. Quien así no lo entienda, debe ceder el espacio a otros más comprometidos y emprendedores", zanja.

El testimonio busca legitimar las palabras del subdelegado provincial de ganadería, que sostiene que "si el productor no es eficiente en su desempeño, y en su finca resulta notoria la desatención de la masa, es muy difícil que pueda acceder a los beneficios previstos".

"Si el productor no es eficiente en su desempeño, y en su finca resulta notoria la desatención de la masa, es muy difícil que pueda acceder a los beneficios previstos"

Las presuntas "chapucerías", dos veces mencionadas en el texto, han provocado que los productores incumplan con el Estado en los contratos de leche. Según Gil Pérez, se incumplió la cuota asignada, aunque mejoró respecto a los 4.400 "incumplidores" de 2020, sin que sepamos cuántos lo hicieron este año. Sí aclaró que los mejores datos en este apartado los deja el sector "cooperativo-campesino", que produce el 82% de la leche de Camagüey.

En la carne es más bien el sector estatal el que hala la carreta, al proporcionar a las industrias de la provincia 16.500 toneladas, 800 más que el año anterior, aunque el diario no especifica si se cumplió con lo previsto.

En cuanto a las muertes de ganado, el funcionario volvió a omitir el dato fundamental, pues aunque murieron 12.000 menos que el pasado año, no se sabe cuántas reses se perdieron si no se acude a la hemeroteca. En 2020, 41.000 animales perdieron la vida por desnutrición y malas prácticas, lo que indica que este año han fallecido ni más ni menos que 29.000 vacas y/o bueyes.

Pero para Pérez Gil, si en cada finca "se resuelve el problema de la alimentación y del agua, se limpian las áreas de marabú y de malezas, se realiza el acuartonamiento (acorralamiento) de los pastizales y se establece una rotación racional del ganado", la escasez de carne, patente en los mercados y los estómagos cubanos, mejorará. Lo que no explicó es cómo resolver estos inconvenientes.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23