Los hospitales cubanos están al borde del colapso por el covid y la falta de insumos

Los pacientes se hallan con consultas médicas suspendidas, locales abarrotados y un personal sanitario cansado y con escasos recursos

El repunte de casos de covid-19 que experimenta el país desde enero pasado ha dejado un panorama muy complicado para las personas que sufren otras enfermedades. (Collage)
El repunte de casos de covid-19 que experimenta el país desde enero pasado ha dejado un panorama muy complicado para las personas que sufren otras enfermedades. (Collage)

Ambulancias que nunca llegan, Cuerpos de Guardia repletos de pacientes mal atendidos y la falta de medicamentos, tienen al borde del colapso al sistema de salud cubano, la joya de la corona de la propaganda oficial. En la Isla crecen las denuncias sobre pacientes que mueren sin apenas ser atendidos y otros cuyos padecimientos avanzan por el déficit de fármacos. 

El repunte de casos de covid-19 que experimenta el país desde enero pasado ha dejado un panorama muy complicado para las personas que sufren otras enfermedades y que se hallan con consultas médicas suspendidas, hospitales abarrotados y un personal sanitario cansado y con escasos recursos, un alarmante escenario al que se le suma la falta de antibióticos y analgésicos.  

El músico y director de la Banda Municipal de Conciertos de Diez de Octubre, en La Habana, Xander Art, por poco no vive para contarlo. "Ayer casi muero", comenzó escribiendo en un texto publicado en su cuenta de Facebook que en pocos minutos recibió decenas de comentarios de apoyo y solidaridad por su inquietante historia.

Tras llamar a una ambulancia, el artista debió esperar más de una hora para ser trasladado de urgencia al Policlínico Hospital Universitario Raúl Gómez García

Xander sufrió una crisis de intenso dolor en la escápula, fiebre y convulsiones. Tras llamar a una ambulancia, el artista debió esperar más de una hora para ser trasladado de urgencia al Policlínico Hospital Universitario Raúl Gómez García, en la calle Coco, esquina a Rabí, del mismo municipio. Pero fue rechazado porque su caso "no tenía nada que ver con lo que estaban tratando ahí", denuncia.

El director de la banda debió ser trasladado al hospital Miguel Enríquez, conocido como La Benéfica y "allí comienza la pesadilla", advierte en su publicación. “Una sala de espera llena de camillas, una paciente con una transfusión, un señor agonizando, una anciana pidiendo a gritos que la mataran, un accidentado con un hueco en la cabeza, dos o tres moribundos más y un hombre masturbándose frente a todos".

"Era una película de terror", cuenta Xander. "La doctora estaba mal, entró a su oficina, tiró al suelo una bolsa de cloro sodio y unos enfermeros fueron a tomarle la presión. Había colapsado". El artista debió esperar horas por los resultados de una radiografía y análisis. "Estaba deshidratado, con los labios cuarteados y casi ciego del dolor. La doctora había pasado del estrés a una etapa zen donde no escuchaba a nadie". 

"Hoy estoy en casa, sin saber qué tengo, a base de cocimientos de hierbas como si el chamanismo hubiera vuelto para salvarnos". El músico dice tener miedo de "no saber qué pasa, de volver a convulsionar y no despertar, de tener algo más grave de lo que pensaba al principio", pero no le queda de otra que "tirar de contactos y billetera para ir descartando y dormir tranquilo". 

"Este país se está muriendo y no veo cura. Por favor, si me leen, cuídense, traten de mantener una buena alimentación dentro de lo posible, de no estresarse más de lo necesario. Estamos en un nivel donde no podemos enfermarnos de nada porque no hay medicinas ni hospitales ni humanidad casi", remacha.

Entre los comentarios al texto de Xander, algunos internautas le responden con historias similares que han sufrido en los hospitales cubanos

Entre los comentarios al texto de Xander, algunos internautas le responden con historias similares que han sufrido en los hospitales cubanos y otros le ofrecen un medicamento que han guardado "para casos de emergencia". El trueque y el mercado informal se han vuelto en los últimos dos años el único camino para hacerse con fármacos que han desaparecido de las farmacias y los hospitales.

Un usuario de Twitter identificado como Alex Jorge también denunció este viernes que, en el mismo hospital Miguel Enríquez, le dieron el alta a su tía por no poder amputarle un pie. La señora es diabética y según las fotos que mostró el internauta, tiene en su pie izquierdo muy inflamado y con dos heridas infectadas.

"Hoy le dieron el alta a mi tía, porque, y cito textualmente, 'no están amputando, así que háganle bien las curas en la casa'. Mi prima vio cómo los pacientes tenían que llevar los medicamentos de sus casas porque [en el hospital] no hay", escribió Alex Jorge.

Agregó que la justificación que dio el personal sanitario es que no se puede hacer la intervención quirúrgica por "una bacteria" en el salón de operaciones. Al finalizar el escrito dijo que su tía necesita "yodo, nitrofurazona, gasas, factor de crecimiento, pentoxifilina para la circulación y warfarina". "No hay nada de eso", sentenció.

Otro de los problemas que enfrenta el sistema de salud cubano son los focos de infección de covid-19 que se generan entre el personal sanitario y los pacientes. Los contagios provocan el cierre de algunos centros médicos, y por ende, el colapso de otros. En la capital, por estos días, se mantienen unas 700 familias en cuarentena por un evento de infección en el policlínico Tomás Romay, en La Habana Vieja.

Eso, unido al déficit de insumos complica la situación. A finales del pasado año las autoridades advirtieron de que la severa escasez de fármacos iba a continuar en 2021. El país solo cuenta con "un cuadro básico de medicinas" muy "ajustado" debido a las "tensiones financieras", reconoció entonces el doctor Emilio Delgado Iznaga, director de Medicamentos y Tecnología Médica del Ministerio de Salud Pública.

"Vienen los pacientes con dolores, heridas o infecciones pero para todos lo que tengo es lo mismo: decirles que se sienten tranquilos, que se calmen, que tomen mucha agua y que se vayan a descansar a su casa", reconoce una doctora en el hospital docente Clínico Quirúrgico Joaquín Albarrán Domínguez, de la calle 26, también en la capital cubana.

"Todo lo que tenemos está destinado ahora mismo a pacientes de covid-19, el que viene con otro padecimiento poco puede hacerse", advierte la doctora

"Todo lo que tenemos está destinado ahora mismo a pacientes de covid-19, el que viene con otro padecimiento poco puede hacerse", advierte la doctora que prefirió mantener el anonimato. "Cada noche que tengo guardia esto parece aquí un campo de batalla porque llegan pacientes con problemas muy serios y hay que dejarlos en los pasillos por horas y sin los medicamentos".

"Lo que no se le está diciendo a la gente es que no solo deben cuidarse muchísimo del coronavirus, sino de que deben extremar los cuidados para evitar accidentes, complicaciones médicas de cualquier tipo o incluso una diarrea, porque los hospitales no tienen condiciones ahora mismo para gestionar nada de eso", aconseja la médica.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0