Los huevos rotos

Un vecino de La Habana encuentra el preciado producto a 300 pesos el cartón

Dos huevos del cartón se le malograron a este vecino habanero que pagó la pieza a 10 pesos. (14ymedio)
Dos huevos del cartón se le malograron a este vecino habanero que pagó la pieza a 10 pesos. (14ymedio)

"Cuando aquella señora me rompió dos huevos del cartón que había comprado, me dio tremendo berrinche, fue difícil contenerme", cuenta Luis, un habanero que esta mañana tuvo la suerte de encontrar en el mercado informal 30 huevos. Una fortuna que se torció poco después cuando en una cola se quedó con solo 28 de ellos intactos.

"Había ido al mercado para ver si sacaban yuca porque quería procesarla y congelarla para garantizar la cena de fin de año", comenta a este diario. "Para cortar camino me alejé de Neptuno y me metí por las entrecalles y ahí fue cuando me dijeron '¿Niño, qué andas buscando?'" Desde la puerta de un destartalado solar una mujer con un niño cargado le hacía señas.

Desde el pasado año los huevos han prácticamente desaparecido del mercado liberado y solo se encuentran una vez al mes a través de la cuota de racionamiento por la que llegan unas 15 posturas por persona, cinco de ellas a 1,10 pesos cada una

Se acercó y la mujer le recitó las ofertas: tenemos leche evaporada, papa, huevo y camarones. El resto fue atravesar un enrevesado pasillo con cuartos a cada lado y llegar a una diminuta vivienda donde compró el cartón de huevos en 300 pesos, el precio más alto que ha alcanzado el producto en la última década.

Desde el pasado año los huevos han prácticamente desaparecido del mercado liberado y solo se encuentran una vez al mes a través de la cuota de racionamiento por la que llegan unas 15 posturas por persona, cinco de ellas a 1,10 pesos cada una, mientras que el resto está subsidiado -por el momento- a 0,15 pesos.

"Estaba feliz, pero necesitaba seguir comprando algunos productos; así que me puse en una cola para pan", detalla el afortunado comprador. "La gente empezó a ponerse nerviosa y a empujarse, una señora casi que se me cayó encima y me rompió dos de los huevos", se acalora Luis al recordarlo. "Para calmarme no conté hasta 10 sino que tuve que contar hasta 300, sí por los 300 pesos que me habían costado".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9