Pinar del Río, "zona de desastre total" después del paso del huracán

En San Juan y Martínez lamentan que los daños en los cultivos son "extensos"

Pasadas las 9 y 30 de la mañana, el huracán salió hacia el mar por Puerto Esperanza (Viñales) manteniendo su rumbo hacia Florida

La finca tabacalera Robaina, en Pinar del Río, tras el paso del huracán Ian este martes. (Facebook/Hirochi Robaina)
La finca tabacalera Robaina, en Pinar del Río, tras el paso del huracán Ian este martes. (Facebook/Hirochi Robaina)

"Esto es zona de desastre total". Así de contundente se expresa Luis González, un productor tabacalero de San Juan y Martínez, en Pinar del Río, donde este martes se registró la mayor racha de viento del huracán Ian a su paso por Cuba, con 208 kilómetros por hora. En una llamada telefónica que se cortó a mitad de la conversación, el guajiro aseguró que los daños agrícolas son "extensos". 

En esa misma localidad, según reportaron en Twitter algunos usuarios, la finca de tabaco Robaina quedó completamente destruida.

"En mi vida había experimentado un fenómeno de esta intensidad", asegura a este diario el pinareño Dagoberto Valdés. "Casas sin techo, tendido eléctrico, ríos inundados, cosechas perdidas, todavía llueve a esta hora y hay rachas de vientos fuertes pero no tanto", enumera en horas de la tarde.

Pinar del Río estuvo a oscuras toda la noche del lunes al martes, pues la Unión Eléctrica de Cuba cortó el servicio de manera preventiva. En La Coloma, volaron las cubiertas de algunas viviendas, ventanas y depósitos de agua. Los mismos daños y la infinidad de árboles arrancados es la tónica general en toda la provincia.

"Dios mío, esto no cesa y mi casa desmoronándose, en pedazos el techo, dios nos acompañe", lamentaba una usuaria en Facebook en la madrugada. "Yo vivo cerca de Puerto Esperanza y esto está muy feo", respondía otro, que veía acercarse la tempestad.

"En San Juan y Martínez no existe calma ninguna, muy fuertes aún los vientos. No queda nada vivo por lo que se siente"

Horas antes, otros residentes más al sur de la provincia habían expresado su temor ante la virulencia del fenómeno. "En San Juan y Martínez no existe calma ninguna, muy fuertes aún los vientos. No queda nada vivo por lo que se siente", contaba un usuario. "Aquí en Consolación no hay calma, los vientos se hacen más fuertes a cada segundo", decía otro. Las localidades afectadas en Pinar del Río son muchas. "Vientos muy fuertes en Viñales ahora. Aterrador se siente. Ojalá y pase rápido", señalaba uno más.

Las autoridades no han hecho aún un balance de los daños, y el Consejo de Defensa Nacional, presidido por un Miguel Díaz-Canel Bermúdez vestido con uniforme verdeolivo, se limitó a decir que la provincia más perjudicada es Pinar del Río, "con afectaciones fundamentalmente en la vivienda, las plantaciones de tabaco y otros cultivos, consultorios médicos y centros escolares". El mandatario se desplazó por la tarde a Pinar del Río, epicentro del desastre.

La prensa oficial se hizo eco de algunas informaciones publicadas en redes sociales. Por ejemplo, en el hospital Abel Santamaría, de Pinar del Río, donde hubo, según Orestes Moya, "serias afectaciones estructurales". En la ciudad de Artemisa, otros vecinos reportaron la caída de una de las torres del estadio 26 de Julio.

Amaneció la zona occidental de la Isla después de una noche que la mayoría califica de "aterradora". El huracán Ian llegó a Cuba a las 3:20 am, cuando tocó tierra en La Coloma, al sur de la provincia, que ha pasado la madrugada en vilo en medio de vientos que superaron los 200 kilómetros por hora.

Pasadas las 9:30 de la mañana, el Centro de Pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología (Insmet) informó de la salida de Ian hacia el mar por Puerto Esperanza (Viñales) manteniendo su rumbo hacia Florida. El huracán continúa registrando vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora y se mueve a una velocidad de 19 kilómetros por hora.

"En las próximas 6 a 12 horas el huracán Ian tendrá poco cambio en organización e intensidad y mantendrá rumbo al norte, transitando gradualmente sobre el sudeste del golfo de México, alejando su centro del territorio cubano", agregó el Insmet.

Ian pasó a categoría 3 al entrar en Cuba, cuando sus vientos cogieron una fuerza de 185 kilómetros por hora. Según Insmet, el fenómeno debía durar unas cuatro horas por Cuba, pero sus efectos fueron persistentes horas después de que el ojo del huracán saliera al mar.

Pasada la medianoche las rachas de viento ya eran fuertes en la zona occidental de la Isla. Las rachas más fuertes se detectaron en Isla de la Juventud, con 111 km/h, superiores a los 100 km/h en tres estaciones de Pinar del Río y 95 km/h en Bahía Honda, Artemisa.

Las inundaciones costeras fueron graves en el sur de Isla de la Juventud, Pinar del Río y Artemisa, y se extendieron a Mayabeque. Mientras, en La Habana las lluvias comenzaron a caer al amanecer y hacia el mediodía eran ya fuertes.

En su reunión de la mañana, el Consejo de Defensa Provincial acordó las instrucciones para el enfrentamiento del huracán en la capital, entre ellas, "intensificar la limpieza de la ciudad, seguir recogiendo basura y saneando nuestros barrios, para evitar que la basura cree o favorezca las tupiciones en las redes de alcantarillados y con ello inunde espacios". En Centro Habana, se vio pasar un camión de basura bajo las intensas lluvias, algo que indignó a los vecinos, que el día anterior atestiguaron montañas de desperdicios por todos los rincones de la ciudad.

Las lluvias y vientos arreciaron a partir del mediodía en La Habana, donde comenzaron a oírse sirenas de bomberos en un momento dado. Cubadebate informó hacia las 13:20 que "en solo minutos vimos caer varias ramas grandes y árboles que hasta el momento habían resistido al fuerte viento".

En Artemisa, los municipios de San Cristóbal y Guanajay se quedaron sin electricidad y hay un total de 11 circuitos sin servicio en la provincia, según la empresa Eléctrica. En esta provincia hay al menos 12.000 personas evacuadas en centros especializados y casas de familiares, contó a la prensa oficial la presidenta del Consejo de Defensa de Artemisa, Gladys Martínez Verdecia y se han habilitado teléfonos de emergencia.

El transporte terrestre y marítimo continúa suspendido. Algunas aerolíneas, como Southwest, han ampliado las cancelaciones, y a los vuelos suspendidos entre el lunes y este martes se sumarán los de mañana miércoles.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 63