Se podrá importar motores de 10 caballos en Cuba, que no sirven para pescar ni para escapar de la Isla

La importación o exportación de divisas se fija tan solo en 5.000 MLC sin necesidad de declaración

Los viejos pescadores son gente humilde con la piel curtida por el salitre. (Roma Díaz)
La autorización de importar motores de diez caballos llega tras décadas de demandas del sector pesquero. (14ymedio)

Tras décadas de demandas del sector pesquero, que ha visto mermado su trabajo por la pérdida de los barcos estatales dedicados a la pesca de grandes proporciones, los excesivos controles sobre los pescadores privados y el deterioro de las embarcaciones por falta de mantenimiento, el Gobierno ha autorizado la importación de motores de lanchas. Será solamente, eso sí, de hasta diez caballos de potencia.

La medida, anunciada este jueves en el programa televisivo Mesa Redonda, fue la más destacada entre otros múltiples cambios en la normativa de aduanas.

Otro de ellos es el aumento en el monto del valor de las importaciones libres de impuestos, que pasa de 2.000 pesos a 5.000, una ampliación que llega en un contexto de devaluación de la moneda nacional y aumento del dólar en el mercado informal cubano.

La importación o exportación de divisas se fija tan solo en 5.000 MLC (moneda libremente convertible) sin necesidad de declaración, la mitad de lo que se permite en la mayoría de los países. Por encima de esa cantidad, el viajero necesita un permiso del Banco Central que puede tardar hasta siete días en expedirlo.

La Aduana también ha flexibilizado la exportación de obras de artes de aficionados y la entrada al país de "preparados farmacéuticos que contengan sustancias fiscalizadas para el cumplimiento de tratamiento médico prescrito y en las cantidades que se correspondan con este propósito".

La norma que permite importar alimentos, productos de aseo y medicamentos libres de impuesto no ha sido derogada, aunque las autoridades no han precisado si volverá a extenderse su plazo de vigencia como ocurrió con anterioridad.

"Van a permitir importar esos motores, que diez caballos es como andar en bicicleta en el mar, pero falta mucho para que podamos hacer nuestro trabajo"

A pesar de constituir una flexibilización, las críticas superan a los comentarios positivos en los sitios digitales oficialistas. La mayoría de los internautas apuntan a lo tardío de la decisión y al calamitoso estado del sector pesquero en un país donde los productos del mar prácticamente han desaparecido de las mesas familiares.

"Si queremos pescar, si queremos poner pescado en la mesa del cubano. Porque lo queremos hacer con motores de un cilindro demostrado que no aguantan y solo para embarcaciones muy pequeñas a la postre con muy limitada área de pesca y capacidad de captura", lamentó Liusbel Pérez, un comentarista en Cubadebate.

Adalberto Reyes, tiene 38 años y vive en el poblado pesquero de Caibarién en la provincia de Villa Clara. La noticia de este jueves ha llegado en un momento "de crisis en la zona" donde habitualmente se gana la vida capturando peces y mariscos. "Aquí la mayoría de la gente tiene sus botes parados porque están ya muy deteriorados".

"Van a permitir importar esos motores, que diez caballos es como andar en bicicleta en el mar, pero falta mucho para que podamos hacer nuestro trabajo, , explica a 14ymedio. "La mayoría de las embarcaciones tienen más de cuarenta años de uso, son muy pequeñas y no permiten una faena constante".

"Creo que no quieren que la gente tenga motores más potentes para que no organicen salidas del país, pero esto que van a permitir tampoco ayuda mucho a que podamos contribuir con la alimentación de la gente. En este pueblo ya es más fácil comprar una lata de sardina rusa que un pargo recién pescado".

El sector, según Reyes, está carente de muchos insumos. "Desde redes, pita para pescar, neveras para mantener después el pescado, todo falta. Ahora hay gente que podrá tener el motor pero ya la embarcación se dañó hace años".

Los transportistas y dueños de vehículos automotores también han mostrado su inconformidad con el anuncio que no ha venido acompañado de una medida similar para la importación de motores para carros o motocicletas de combustión. De estas últimas, hasta el momento solo está permitido traer eléctricas de baja potencia.

"Ojalá pudieran revisar sobre la importación de motores marítimos y aprobar la de motores terrestres ya que la mayoría del pueblo cubano trabaja en la tierra y no en el agua. En mi opinión sería más beneficioso, más productivo y estaría más acorde con la realidad cubana", cuestionó otro comentarista de la prensa oficial.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9