Los cubanos intentan conseguir alimentos en previsión de la llegada del huracán Ian

No se observaba en las calles ningún operativo de limpieza de basura y de alcantarillas

Ante la inminente llegada del ciclón, que se espera entre en la Isla esta misma noche, la principal preocupación de los cubanos es conseguir suficientes alimentos que les permitan resistir varios días. (14ymedio)
Ante la inminente llegada del ciclón, que se espera entre en la Isla esta misma noche, la principal preocupación de los cubanos es conseguir suficientes alimentos que les permitan resistir varios días. (14ymedio)

El cielo gris y las ráfagas de viento moderado en La Habana son, desde el amanecer de este lunes, el preludio de que el huracán Ian se acerca a Cuba.

Las multitudes en las calles, apostadas en largas colas o caminando con celeridad, eran otro indicio. Ante la inminente llegada del ciclón, que se espera entre en la Isla esta misma noche, la principal preocupación de los cubanos es conseguir suficientes alimentos que les permitan resistir varios días si las condiciones meteorológicas empeoran.

Sin embargo, poco se encuentra en los comercios. El Cupet de la avenida Rancho Boyeros esquina Ayestarán, es uno de los pocos lugares donde se vende algo sustancioso, en este caso, muslos de pollo a 90 pesos el kilogramo. Solamente se permite comprar, eso sí, a las personas a las que les corresponde ese establecimiento, según las normas impuestas por las autoridades de La Habana el pasado abril.

Aun así, la fila era kilométrica. Varias personas desistieron de hacer compras por el temor de quedarse sin corriente eléctrica en los próximos días y que el alimento se le eche a perder.

Hacia las once de la mañana, tampoco se encontraba pan en ningún sitio. "El pan está perdido incluso antes del ciclón", decía una vecina de Centro Habana, que, además, criticaba que el día anterior, en que se celebró el referendo sobre el Código de las Familias, sí aparecieron las tiendas surtidas. "Ayer estábamos centrados en el amor, pero hoy ya volvemos a lo habitual", ironizaba.

Ante la panadería de la plaza de Carlos III, más que una cola, había una concentración, custodiada, además, por policías. "Yo me quedé sin pan, debí haber bajado más temprano", lamentaba un adolescente.

Ni siquiera en las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) el panorama era diferente. En el mercado en divisas de Boyeros y Camagüey, la gente llegaba para abastecerse, pero se encontraban con que no había nada de conservas de carne, ni sardinas, tampoco atún. Para colmo, el fluido eléctrico se cortó y obligó a decenas de clientes a abandonar el local al mediodía y dejar sus carritos de compras dentro del local sin pagar porque "la conexión con el banco para leer las tarjetas se corta cuando no hay electricidad", aclararon los empleados.

En Pinar del Río, la provincia que se prevé sufra las mayores afectaciones, los residentes se quejan de la falta de preparativos y de suministros. "En mi casa no se ha podido conseguir ni siquiera una barra de guayaba, ni unas galletas. Hay gente en mi barrio que ni siquiera ha podido almacenar agua porque no tenemos suministro hace días", contó a 14ymedio un vecino de la cabecera provincial.

"No hay comida, no veo ninguna intención de mandar gas para cocinar y, no sé por qué, siento que la mayoría del tendido eléctrico se irá a pique. Se avecinan tiempos difíciles para los pinareños", lamentó en su cuenta de Twitter Pedro Víctor, un joven internauta preocupado por la situación de ese territorio ante la cercanía de Ian.

Tan preocupante como la falta de alimentos ante el huracán era la ausencia de un operativo de limpieza que retirara la basura de las calles. (14ymedio)
Tan preocupante como la falta de alimentos ante el huracán era la ausencia de un operativo de limpieza que retirara la basura de las calles. (14ymedio)

Tan preocupante como la falta de alimentos ante el huracán, sobre el que el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes de Miami (NHC, por sus siglas en inglés) pronostica vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, era la ausencia de un operativo de limpieza que retirara la basura de las calles –susceptible de convertirse en proyectil si los vientos alcanzan determinada fuerza– o que limpiara las alcantarillas para evitar inundaciones.

Díaz-Canel prometió en sus redes sociales una "máxima protección de vidas humanas y recursos materiales. Que nada falle. Venceremos". Sin embargo, el mensaje voluntarista del mandatario no se reflejaba en las calles de la capital, donde solo se vio un par de camiones recogiendo escombros en los restos de un edificio, cerca de San Lázaro e Infanta.

"Todo a última hora, porque ayer no se veía nada de eso", protestaba un anciano al ver la escueta operación.

Hacia el mediodía, era patente que los ministerios y otras instituciones oficiales enviaron a sus trabajadores de vuelta a casa. Los empleados podían verse fuera de los edificios, esperando las guaguas de transporte laboral.

Las aerolíneas han cancelado sus vuelos desde la Isla a partir de este mismo lunes y hasta el miércoles, según fue informando en distintos mensajes la Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeroportuarios (Ecasa). Esto afecta a los siete vuelos de Copa Airlines programados para estos días y los tres vuelos de Conviasa. Las compañías Magní Charters, Southwest, American Airlines, Fly Always, Viva Aerobus, Air Century y Condor también anunciaron la suspensión de todas sus operaciones debido a las condiciones climatológicas.

Ecasa advirtió, asimismo, de la cancelación de la Feria Internacional de Transporte y Logística, que en un principio iba a tener lugar entre el 27 y el 29 y ahora será entre el 30 de septiembre y el 2 de octubre.

El ciclón también está obligando a cancelar los servicios consulares, algo que ya han comunicado las embajadas de Estados Unidos, España, Panamá, Canadá y México.

Ian se ha fortalecido de forma notable en las últimas horas, y presenta ya vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas más violentas. Según el Instituto Meteorológico de Cuba (Insmet) Ian podría alcanzar al menos la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson y provocará ya este lunes por la tarde en el oeste de la Isla vientos de entre 65 y 80 kilómetros km/h, que se irán incrementando y se extenderán a gran parte de la mitad occidental durante la noche.

En Pinar del Río y Artemisa, se prevén vientos huracanados esta noche, de más de 120 km/h.

El Estado Mayor de la Defensa Civil decretó este lunes la fase de "alerta ciclónica" para seis provincias occidentales y el municipio especial de Isla de la Juventud. Se trata de la segunda de cuatro etapas que las autoridades cubanas establecen para enfrentar desastres naturales.

El Cupet de la avenida Rancho Boyeros esquina Ayestarán era uno de los pocos lugares donde se vendía algo sustancioso ante la llegada de Ian. (14ymedio)
El Cupet de la avenida Rancho Boyeros esquina Ayestarán era uno de los pocos lugares donde se vendía algo sustancioso ante la llegada de Ian. (14ymedio)

La actual temporada de ciclones en el Atlántico (del 1 de junio al 30 de noviembre) ha sido calificada como "muy activa" con una previsión de hasta 17 ciclones, nueve de ellos con la posibilidad de alcanzar la categoría de huracán.

El Insmet ha pronosticado que, con un 85% de probabilidades, uno de esos huracanes podría afectar a Cuba.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó a Cuba fue en 2017, cuando Irma recorrió la costa norte de la Isla de oriente a occidente dejando diez muertos y pérdidas materiales valoradas oficialmente en 13.185 millones de dólares.

Al norte, en Estados Unidos, las amenazas del ciclón se ampliaron este lunes para los Cayos de Florida, con una alerta de tormenta tropical para varios sectores de los Cayos de Florida y la costa oeste de este estado en las próximas 48 horas.

El cohete SLS con la nave Orion acoplada para la misión Artemis I, que viajará más allá de la Luna, por ejemplo, serán retirados esta noche de su rampa de lanzamiento en Cabo Cañaveral (Florida) y llevados a un hangar ante el peligro que supone Ian.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0