Un manifestante del 11J, condenado a tres años de prisión en Cuba

Human Rights Watch acusa al Gobierno cubano de una "brutal estrategia de represión" contra la disidencia

Niedas Hernández, de 32 años, se definió a sí mismo este julio como activista "a partir de las presiones del régimen". (Facebook)
Niedas Hernández, de 32 años, se definió a sí mismo este julio como activista "a partir de las presiones del régimen". (Facebook)

Luis Mario Niedas Hernández, detenido el pasado 11 de julio durante las manifestaciones antigubernamentales en Cuba, ha sido condenado a tres años de prisión, según contó Néstor Estevez en el grupo de Sancti Spíritus que administra en Facebook

Estevez explicó que la sentencia se conoció este lunes, 18 días después de la celebración del juicio que, según su testimonio, se celebró bajo fuertes medidas de seguridad y sin que fuera permitido el acceso de familiares y amigos a la vista oral. En el proceso participó un abogado "de prestigio, desprestigiado por el régimen porque ni siendo inocente logró que su defendido saliera ileso de acusaciones falsas y de testigos que son funcionarios del Gobierno de Sancti Spiritus", acusa el también activista.

Niedas Hernández estaba acusado de desacato con agravante, propagación de epidemia e instigación a la violencia y la Fiscalía había pedido seis años de prisión para él

Niedas Hernández estaba acusado de desacato con agravante, propagación de epidemia e instigación a la violencia y la Fiscalía había pedido seis años de prisión para él, que la sentencia ha dejado finalmente en la mitad.

Amigos y conocidos de Niedas Hernández sostienen que ha sido torturado durante su estancia en la prisión Nieves Morejón, donde también ha estado quince días en una celda de castigo. "Dentro del reducido espacio, debía hacer sus necesidades, comer, bañarse y dormir. Un trato inhumano que violenta todos los derechos elementales del ser humano y que deja claro que en Cuba no se cumplen las leyes y convenios internacionales que garantizan un trato digno a los reclusos", prosigue Estévez, que también ha adelantado que la familia no se plantea apelar la sentencia "para no alargar el circo".

"Sobreviviremos. Buscaremos la justicia, construiremos una nueva sociedad, recostruiremos la nación. Esa será nuestra venganza", reivindica el activista.

Niedas Hernández, de 32 años, se definió a sí mismo este julio como activista "a partir de las presiones del régimen". El Movimiento San Isidro y el 27N estuvieron en la raíz de su movilización, primero en redes sociales, lo que le supuso el inicio de una campaña en su contra del oficialismo.

"Me expulsan de dos centros laborales, uno de ellos mediante un acto de repudio, y todo por, como dije, apoyar una causa justa desde mis redes sociales", reivindicó.

El caso trasciende pocas horas antes de que comience la presentación del informe de Human Rights Watch (HRW) en el que se acusa a las autoridades cubanas de perpetrar detenciones y abusos "sistemáticos" para contener las movilizaciones "abrumadoramente pacíficas" de julio, en el marco de una "brutal estrategia de represión" contra movimientos opositores al Gobierno de Miguel Díaz-Canel.

Quería "infundir miedo entre la población y reprimir el disenso", ha sentenciado el investigador Juan Pappier, al término de unas pesquisas en las que la ONG ha entrevistado a más de 150 personas y ha consultado documentación, también de índole oficial, para determinar el alcance de lo ocurrido.

Cubalex ha cifrado en más de mil las personas detenidas, de las cuales más de 500 seguirían entre rejas. Un manifestante, Diubis Laurencio Tejeda, falleció en la localidad de La Güinera,  después de que un policía le disparase por la espalda.

HRW ha identificado en su informe a 130 víctimas de detenciones arbitrarias, malos tratos y procesos penales abusivos y estima que "muchos" de los cientos de personas detenidos durante las protestas han sufrido abusos "brutales" durante su detención y "decenas" han sido procesados sin un mínimo de garantías.

Entre los abusos detectados por los investigadores de HRW destacan privaciones de sueño, palizas, aislamientos sin luz natural o amenazas de represalias contra familiares

Entre los abusos detectados por los investigadores de HRW destacan privaciones de sueño, palizas, aislamientos sin luz natural o amenazas de represalias contra familiares. También ha denunciado interrogatorios abusivos, cargados igualmente de todo tipo de amenazas y presiones.

Para Pappier, los procesos judiciales han sido "una verdadera farsa" y forman parte de una estrategia que trasciende lo anecdótico. "Los patrones en estos abusos demuestran que claramente no se tratan del resultado de conductas abusivas de unos pocos oficiales", ha afirmado.

HRW ha recordado el mensaje que lanzó Díaz-Canel a los "revolucionarios" cuando comenzaron las protestas, para que también ellos saliesen a las calles. "La orden de combate está dada", declaró el mandatario, en lo que supondría el inicio de una ofensiva por parte de las fuerzas de seguridad y de otras medidas de presión como las restricciones en la conexión de Internet.

La ONG ha identificado entre los funcionarios implicados en abusos a miembros de los servicios de Inteligencia, militares, policías y brigadistas de las conocidas como 'boinas negras". Asimismo, considera que los jueces y fiscales se han limitado a actuar como correa de transmisión del poder ejecutivo, facilitando procesos "abusivos".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 49