El 'paquete' cubano sube de precio mientras aumenta la censura sobre su contenido

Los encargados del negocio anuncian que costará 70 pesos, pero en barrios como Centro Habana ya alcanza los 100

En sus inicios, el 'paquete' le dio numerosos dolores de cabeza al oficialismo cubano y enormes gratificaciones a los espectadores, que llegaron a contarse por millones en toda la Isla. (14ymedio)
En sus inicios, el 'paquete' le dio numerosos dolores de cabeza al oficialismo cubano y enormes gratificaciones a los espectadores, que llegaron a contarse por millones en toda la Isla. (14ymedio)

El paquete, ese compendio de audiovisuales, música y material digital que por más de una década ha sido una alternativa ante la televisión oficial, ha subido de precio este enero y en La Habana pasará a costar 70 pesos cada semana. Los clientes ven con alarma esta subida y también la pérdida de calidad, debido a los excesos de censura, que marcan su contenido.

"Información importante a todos los clientes de Mega Visión, paquete semanal", arranca una nota incluida en el producto que se distribuye esta semana en varios puntos de la capital cubana. "Debido a los cambios económicos" vinculados a la nueva tasa del dólar en el mercado informal, hay un "ajuste de precios del paquete semanal a partir del lunes: 70 CUP". En barrios como Centro Habana incluso llega a los 100.

El aviso ha encendido la molestia de muchos consumidores, que hasta ahora pagaban unos 50 pesos por la totalidad de las carpetas divididas por temática que componen el compendio. Un precio al que podía sumarse la mensajería en caso de que el cliente prefiriera recibirlo en su domicilio.

"No pienso pagar esa cantidad porque cada vez viene más malo", lamenta Manolo, un jubilado del Cotorro que ya habían notado "la pérdida de calidad" de los materiales reunidos. "Muchos documentales tienen mal puestos los subtítulos, las copias de la películas son malas y para colmo cada vez ponen menos cosas que tengan que ver con la historia y la política".

"No es una cuestión de veinte pesos de diferencia", prosigue. "Es la enorme diferencia entre lo que se recibía en un principio a la chapucería actual. Hasta hace poco tenían al menos los noticieros de muchos canales de Florida pero los quitaron. Ya se pasaron de serviles, conmigo que no cuente para mantenerles el negocio".

"Muchos documentales tienen mal puestos los subtítulos, las copias de la películas son malas y para colmo cada vez ponen menos cosas que tengan que ver con la historia y la política"

En sus inicios, el paquete le dio numerosos dolores de cabeza al oficialismo cubano y enormes gratificaciones a los espectadores, que llegaron a contarse por millones en toda la Isla. Poder acceder a documentales, filmes y series televisivas que no transmitía la televisión nacional consagró esta compilación audiovisual por encima de la parrilla oficial.

Desde sus primeros años, los gestores del negocio instituyeron la regla de "cero política, cero violencia, cero pornografía" que les permitió sortear la censura oficial, aunque nunca fue bien visto por las instituciones culturales, que los acusaron de fomentar la frivolidad y el mal gusto.

La mochila fue el antídoto oficial que encontraron las autoridades contra el "veneno que le están metiendo en la cabeza" a los jóvenes el paquete. Sin embargo, la oferta underground ganó el pulso. La alternativa preparada por el Estado cubano y distribuida a través de los Joven Club de computación, a pesar de sus enormes recursos, apenas encontró público.

En este tiempo, ha habido varios intentos de subir el precio inicial, que era entonces de un peso convertible (25 pesos). "Intentaron ponerlo hace un año en 75 CUP pero la gente dio tremendo berrinche y lo tuvieron que bajar a 50. Total, con la misma que lo bajaron también cayó la calidad y creció la censura", explica Manolo.

Un mensajero vinculado a la casa productora Mega Visión aseguró a 14ymedio que "no podía mantenerse el precio anterior". Distribuido en negocios privados, el paquete vive también de anunciar restaurantes, estudios fotográficos y músicos que pagan por ser incluidos en sus populares compilaciones. "Los anuncios pagados se cayeron con esto de la pandemia porque había muchos locales cerrados, no podemos mantenernos solo con lo que paga cada cliente solo por ver".

"Tengo una buena clientela que busca telenovelas y 'reality shows', no les interesa la política", reconoce Barbarita, otra distribuidora del paquete en el municipio de Playa

Pero al paquete no parece estarlo golpeando solo la fuga de anunciantes y el desengaño de la audiencia. "Desde que llegó el acceso a internet a los móviles en diciembre de 2018 cada vez más la gente consume directamente materiales desde internet. Ven programas a través de Facebook, hacen un montón de trucos para bajar el peso en megabytes y hasta hay cada vez más familias que les pagan desde Miami la suscripción en Netflix", apunta el mensajero. "Con eso es muy difícil competir".

Y explica: "Están llegando muchos Fire Stick y Roku que cualquiera engancha a su televisor y ya tiene acceso a mucho material audiovisual. Eso lo comparten a través de wifi entre varias familias y por ahí creo que viene el negocio del futuro, porque el paquete cada vez se ha ido quedando más para gente desconectada".

Otros consideran que todavía "da negocio y se le puede sacar partido". "Tengo una buena clientela que busca telenovelas y reality shows, no les interesa la política", reconoce Barbarita, otra distribuidora del paquete en el municipio de Playa. "Son gente que lo que quiere es encender el televisor desde por la mañana y estar mirando ese tipo de programas".

"Tienen mucha demanda los cursos de cocina, los videoclips musicales y los videojuegos", apunta. "Mi clientela no se ha quejado de que falten noticieros ni otros temas, más bien les gustaría que incluyera más música y espacios de participación, como los concursos de cantantes". Barbarita cree que "70 pesos a la semana todavía es barato, cuesta menos que una libra de frijoles".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4