Un periodista de 'Diario de Cuba' denuncia una agresión de la Policía en su propia casa

Los agentes llevaron por la fuerza a Jorge Enrique Rodríguez y lo soltaron más de cuatro horas después

El reportero exigió que cualquier citación que se le hiciera tendría que ser a través de una orden oficial. (Facebook/Jorge Enrique Rodríguez)
El reportero exigió que cualquier citación que se le hiciera tendría que ser a través de una orden oficial. (Facebook/Jorge Enrique Rodríguez)

El periodista cubano Jorge Enrique Rodríguez fue detenido este lunes y conducido a la unidad policial de Marianao, en La Habana. Después de permanecer incomunicado más de cuatro horas, denunció en Diario de Cuba, el medio para el cual trabaja como reportero, que lo habían trasladado por la fuerza después de un episodio de acoso por parte de la Policía en su propia casa.

En una emisión directa, después de ser liberado, Rodríguez relató su pelea con un uniformado que intentó golpearlo. Saliendo de su casa, fue interpelado por un agente de la Seguridad del Estado que le pidió que lo "acompañara". El reportero exigió que cualquier citación que se le hiciera tendría que ser a través de una orden oficial.

Recordó que, siempre que fue llamado por la Policía en el pasado, acudió de buen grado. "No puedo atenderte", alegó Rodríguez, a lo que el oficial ripostó que la patrulla lo estaba esperando. "Yo podía haber elegido quedarme en mi casa", afirmó el reportero, pero decidió salir. "Soy una persona de la calle, no puedo permitirme quedarme encerrado".

En lenguaje llano, Rodríguez expuso que su conducta ha sido la de un ciudadano ejemplar, pero que no puede "dar la espalda a los problemas". "Vivo en un pasillo donde solo hay dos familias", observó, y en ese corredor, que el periodista considera "propiedad privada", intentaron retenerlo dos oficiales.

Rodríguez se describió "incomodísimo a la hora de irse a las manos", y admitió que no toleraría ese tipo de violencia en su propia casa

"Lo estrujé", contó Rodríguez, refiriéndose a su defensa contra el uniformado que lo agredió, un joven que no rebasaba los treinta años, opinó. "Que me acusen de resistencia, como me van a acusar. Eso es un problema de ellos".

El periodista describió su pelea con los efectivos. A uno de ellos lo "levantó en peso", agarrándolo por su camisa, mientras intentaba agredirlo por la espalda. Rodríguez se describió "incomodísimo a la hora de irse a las manos", y admitió que no toleraría ese tipo de violencia en su propia casa.

Aseguró que uno de los oficiales planeaba tenderle "una emboscada" en cuanto saliera a la calle, pues le espetó que "su rostro se le había grabado". Advirtió que este martes saldría a la calle y que "quería ver" cuál sería la actuación de la Policía. Irritado, añadió que su respuesta contra los agentes que lo agredieran en el futuro sería similar.

Nadie más intervino en el enfrentamiento, dijo Rodríguez, pues en las demás residencias del pasillo solo había mujeres y personas mayores. "Por primera vez en la vida me vanaglorio de haberle ganado a un hombre", zanjó, "a mí no me intimida la presencia de nadie".

"Estoy cansado de llorar de impotencia todos los días", comentó, refiriéndose a la treintena de feminicidios cometidos en Cuba durante este año y al juicio al trovador Fernando Bécquer, que burla continuamente su prisión domiciliaria, sentencia que cumple por delitos de acoso sexual, mientras que a él se le pretende retener en su casa.

"Mi manera de ser me llevó a publicar mis libros de poesía y a convertirme en un profesional del arte", dijo

También indicó que, a partir de ahora, la Seguridad del Estado tendrá que formalizar sus citaciones y que el contenido de esos interrogatorios sería denunciado públicamente. Agregó que no pretendía que se interpretaran sus palabras como violentas, pero que debía afrontar las dificultades de su trabajo tanto en las redes sociales como en la vida cotidiana.

"Mi manera de ser me llevó a publicar mis libros de poesía y a convertirme en un profesional del arte", dijo. "Me llevó a ser un funcionario con éxito, cuando trabajaba para el Estado. Y hoy soy un periodista con éxito". La trayectoria intelectual y artística de aquellos opositores a los que el Gobierno desprestigia nunca es reconocida públicamente, lamentó Rodríguez, y siempre se los presenta como "delincuentes" .

Rodríguez, que ha sido reprimido en varias ocasiones por la Seguridad del Estado, aseguró que el exilio no es una opción para él y que continuará en la Isla su trabajo para Diario de Cuba.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10