El dengue preocupa en Santiago de Cuba, pero pierde terreno en la prensa oficial

Los trabajadores de la campaña antivectorial deben ingeniárselas para echar a andar los equipos de fumigación por el mal estado de muchos

Los trabajadores de la campaña antivectorial deben ingeniárselas para echar a andar los equipos de fumigación por el mal estado de muchos. (14ymedio)
Los trabajadores de la campaña antivectorial deben ingeniárselas para echar a andar los equipos de fumigación por el mal estado de muchos. (14ymedio)

A pesar de la llegada de temperaturas más bajas y de una disminución en las lluvias, Santiago de Cuba ha reportado en los últimos meses un incremento del dengue, causado por la presencia del mosquito Aedes aegypti, agente transmisor de la enfermedad.

El dengue, unido al aumento de los contagiados por covid-19, hace que la situación epidemiológica de la provincia se torne complicada, pero la campaña antivectorial contra el mosquito ha perdido fuerza. Si hace unos años, la también llamada fiebre quebrantahuesos era protagonista constante en los medios nacionales, ahora la lucha contra este flagelo cede terreno.

Las autoridades locales han culpado del incremento de la enfermedad a los residentes de la provincia que, ante "la baja percepción del peligro", "vierten basura en la vía pública y mantienen los patios y alrededores de la vivienda con desechos sólidos donde se acumula agua y ello constituye caldo de cultivo para el Aedes".

Si hace unos años, la también llamada fiebre quebrantahuesos era protagonista constante en los medios nacionales, ahora la lucha contra este flagelo cede terreno

En la prensa oficial, las autoridades repiten constantemente que el Ministerio de Salud Pública tiene un compromiso con "el bienestar de la población santiaguera'' y el "sector dispone de todo el personal y los recursos necesarios para combatir el Aedes aegypti".

Sin embargo, medios independientes y residentes santiagueros han denunciado vertederos y focos en instituciones estatales responsabilidad del Gobierno, que debe velar por el saneamiento comunal y la erradicación de riesgos ambientales.

A este panorama, se suma que los trabajadores de la campaña antivectorial deben ingeniárselas para echar a andar los equipos de fumigación por el mal estado de muchos, necesitados de mantenimiento. Además, el considerable déficit de combustible impide desarrollar con éxito los ciclos de fumigación.

Solo entre septiembre y octubre pasado, la provincia, reportó la mayoría de casos en los municipios de Contramaestre, Mella, Palma y Santiago de Cuba. Aunque sobre esta enfermedad casi nunca el oficialismo ofrece datos exactos ni habla de la cantidad de enfermos ingresados, y menos de los fallecidos, Sierra Maestra publicó que al cierre de septiembre se registró un incremento de 360 focos más que en agosto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5