CRF quiso la deuda soberana cubana a su nombre para forzar su pago por la vía judicial

En Miami, decenas de manifestantes mostraron su apoyo a la demanda presentada por el fondo de capital y pidieron libertad para los presos políticos

En las pancartas, los manifestantes a favor del juicio en Londres catalogaban de terroristas a los hermanos Castro. (EFE)
En las pancartas, los manifestantes a favor del juicio en Londres catalogaban de terroristas a los hermanos Castro. (EFE)

(EFE).- El consultor de CRF Jeetkumar Gordhandas admitió este miércoles que pidió al Banco Nacional de Cuba (BNC) que reconociera a este fondo inversor como acreedor de deuda soberana cubana por valor de 72 millones de euros con el único propósito de iniciar la presente demanda legal para forzar su pago.

Gordhandas testificó en el juicio en el que la jueza Sara Cockerill de la división Comercial del Tribunal Superior de Londres debe determinar primero si el fondo constituido en 2009 en las islas Caimán es el acreedor legítimo de esos bonos, cuyos derechos contractuales estaban previamente a nombre de ICBC Standard Bank, filial británica del chino ICBC.

Gordhandas argumentó ayer, no obstante, que solo se plantearon litigar después de que Cuba desoyera varias ofertas desde 2013 para reestructurar la deuda

Gordhandas argumentó ayer, no obstante, que solo se plantearon litigar después de que Cuba desoyera varias ofertas desde 2013 para reestructurar la deuda.

El consultor explicó que CRF ha acumulado deuda de Cuba por valor de 1.200 millones de euros (lo que no significa que tenga los derechos contractuales para cobrarla), en buena parte mediante el mecanismo de "participación de riesgo" en el banco ICBC, un arreglo común en el mercado de deuda soberana que significa que el banco actúa de custodio de las posiciones.

En el presente caso, para que ICBC y CRF pudieran formalizar un cambio de nombre en los contratos que permitiera al fondo reclamar el pago, La Habana debía dar su consentimiento.

La actual presidenta del BNC, Joscelín Río Álvarez, declaró en la sesión de la mañana que el fondo inversor "nunca ha adquirido deuda cubana de manera legal" y no consta en los registros de la institución como acreedor.

Río Álvarez, que asumió el cargo en mayo de 2020, sostuvo sólo consta en el BNC la solicitud como acreedor de CFR y reiteró que fue inválida una asignación de ese estatus autorizada el 25 de noviembre de 2019 por el funcionario Raúl Olivera Lozano, hoy convicto por haber, presuntamente, aceptado un soborno de agentes del fondo y violado los procedimientos.

CRF alega, por su parte, que sí fue legal esa asignación de los derechos y que las acusaciones contra Olivera y otros colegas condenados a prisión "son un pretexto fabricado" por el Estado cubano "para eludir sus obligaciones".

Olivera declaró ayer, también por videoconferencia desde la Habana, que el consultor del CRF Jeetkumar Gordhandas le ofreció dinero para que consintiera a la cesión de los títulos, lo que hizo de manera irregular, con su sola firma (en lugar de dos) y sin consultar al Gobierno cubano.

Río Álvarez subrayó este miércoles que "ningún empleado del BNC tiene autoridad para actuar en nombre del Gobierno de Cuba". El CRF asegura que no es un fondo buitre y señala que durante años intentó negociar con Cuba la reestructuración de su deuda, sin obtener respuesta.

En las pancartas, los manifestantes catalogaban de terroristas a los hermanos Castro y pedían además libertad para los presos políticos que mantiene el Gobierno

Paralelo al juicio en Londres, decenas de manifestantes mostraron este martes en Miami su apoyo a la demanda presentada por CRF. Las personas concentradas junto al restaurante Versailles, en la emblemática Calle 8 y escenario habitual de las protestas de los cubanos en el exilio contra el Gobierno de La Habana, gritaban e insultaban a los hermanos Castro, para los que pedían una condena ante el Tribunal Internacional de La Haya.

En las pancartas, los manifestantes catalogaban de terroristas a los hermanos Castro y pedían además libertad para los presos políticos que mantiene el Gobierno de La Habana en cárceles de la isla.

El fondo CRF I, el mayor tenedor de deuda cubana en el Club de Londres, comenzó reclamando unos 100 millones de euros por unos préstamos al Gobierno insular de los bancos europeos Crédit Lyonnais y L'Istituto Bancario Italiano.

El juicio, que siguen en persona varios cubanos -tanto del régimen como opositores- prosigue este jueves con otro interrogatorio de Gordhandas y de expertos en legislación cubana.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 14