El profesor de Física Pedro Albert Sánchez se declara en huelga de hambre en prisión

Se niega a hablar con nadie para evitar represalias a su familia, advierte su hijo

 "Un profesor de física y matemática que ha educado a miles de estudiantes en La Habana y Pinar del Río", así describió a su padre el joven Pedro Antonio Albert. (Captura)
"Un profesor de física y matemática que ha educado a miles de estudiantes en La Habana y Pinar del Río", así describió a su padre el joven Pedro Antonio Albert. (Captura)

El profesor de Física Pedro Albert Sánchez, preso desde el 3 de noviembre de 2021, se encuentra en huelga de hambre en la prisión de Valle Grande. La Fiscalía pidió en julio cinco años de prisión al académico, quien el pasado año anunció una caminata "por la libertad de pensamiento, de expresión y manifestación de forma pacífica", pero el juicio aún no se ha celebrado. 

Sánchez rechazó recibir los alimentos que la familia le llevó a una visita en la cárcel el 13 de septiembre. "La frustración y la impotencia que siento ahora mismo no tengo forma de expresarlas", aseguró Pedro Antonio Albert, hijo del profesor y residente en el extranjero, en un video que publicó este miércoles en Facebook.

"La situación de mi papá es realmente preocupante y temo por su vida", escribió Pedro Antonio en las redes sociales, para acompañar su alocución. "Un profesor de física y matemática que ha educado a miles de estudiantes en La Habana y Pinar del Río", así describió a su padre el joven que agregó que el académico padece de cáncer y colitis ulcerativa.

"Mi hermano y yo estamos preocupados porque sabemos que cuando nuestro padre toma una decisión no hay quien intervenga o le haga cambiar de idea"

"Su único delito ha sido expresar libremente lo que piensa", lamenta Pedro Antonio. "Mi papá se va a morir, está en huelga de hambre desde hace dos días. Mi hermano y yo estamos preocupados porque sabemos que cuando nuestro padre toma una decisión no hay quien intervenga o le haga cambiar de idea".

"No quisiera que pasara lo peor pero sé que puede pasar lo peor”, dice el joven. 

Heredero de una amplia tradición de caminantes, entre los que se inscriben personajes tan emblemáticos como Andarín Carvajal, un atleta cubano, participante en los Juegos Olímpicos de Saint Louis de 1904 en la prueba de maratón, el profesor buscaba reivindicar a través de sus pasos la libertad ciudadana en la Isla.

En aquel día de noviembre, a pesar de las amenazas que había recibido, reivindicó su iniciativa: "Los motivos son los mismos que en las caminatas anteriores, pero más intensos, dado que la situación del país es la misma, pero más peligrosa".

Sánchez se niega a hablar con nadie para evitar represalias a su familia, advierte su hijo. "No quiere que el agentucho de la Seguridad del Estado, ese que se hace llamar Abel vaya a visitar a mi hermano". El joven lamenta que hayan tenido a su padre "encerrado sin causa, sin juicio. Bastante que trató de usar las vías establecidas para decir lo que quería expresar y ninguno quiso escuchar".

"Suéltenlo, porque mi padre no es un delincuente. Es un profesional con dignidad que es lo que ustedes no tienen", remarcó el joven dirigiéndose a los agentes de la policía política cubana. "Ese hombre tiene más dignidad que todos ustedes".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6