El pujante sector privado de Trinidad vive una profunda crisis

De los 103 restaurantes y 'paladares' existentes en esta ciudad colonial, solo 23 se encuentran trabajando

No todos los negocios privados de Trinidad se han podido acoger al permiso del Gobierno de dedicarse a vender alimentos en sus locales o a domicilio. (Captura)
No todos los negocios privados de Trinidad se han podido acoger al permiso del Gobierno de dedicarse a vender alimentos en sus locales o a domicilio. (Captura)

La paralización del sector turístico en Cuba a raíz del cierre de fronteras por la pandemia de covid ha afectado especialmente al pujante sector privado de Trinidad, uno de los destinos más visitados de la Isla.

De los 103 restaurantes y paladares existentes en esta ciudad colonial de la provincia de Sancti Spíritus, solo 23 se encuentran trabajando y 47 de las 1.360 casas de arrendamiento en CUC han tenido que bajar sus precios para ofrecer sus servicios al turismo nacional.

A finales de marzo, el Gobierno permitió que los titulares de licencia de arrendamiento, bares y recreación pudieran dedicarse a vender alimentos en sus locales o a domicilio. Varios dueños de hostales privados de Trinidad se acogieron a estos negocios, "exonerados de impuestos, excepto la seguridad social", comentó al periódico oficial Escambray, Yadira Escobar Calderón, subdirectora de Trabajo No Estatal en la Dirección Municipal de Trabajo.

Unas 7.630 personas se han acogido a las diferentes modalidades de trabajo por cuenta propia, que aportan el 53% del presupuesto municipal

Pero no todos pudieron irse por la gastronomía. Escobar Calderón asegura que también ejercen otros oficios como el de "criador-cuidador de animales, en la variante de alquiler de caballos para excursiones, y los vendedores de las áreas comerciales, conocidas como candongas, las cuales dirigen sus ofertas a los visitantes foráneos".

El trinitario Danis Santos Malcos ha decidido reabrir su negocio gastronómico, Vista Gourmet, después de haberlo cerrado una temporada. "Lo primero fue tener en cuenta a los trabajadores contratados, somos como una gran familia, y habían quedado sin ingresos. Las ganancias alcanzan para pagarles, cubrir los gastos como los impuestos y la electricidad; el resto para sustentar a los míos".

Unas 7.630 personas se han acogido en Trinidad a las diferentes modalidades de trabajo por cuenta propia, publicó Escambray, que revela un dato poco conocido: los negocios privados aportan el 53% del presupuesto municipal.

Osmany Alcorta López, director de la Oficina Nacional de Administración Tributaria de la ciudad, asegura que el Estado dejó de percibir ocho millones de pesos en los primeros meses del año, y a finales de este mes ya suman otros cinco millones.

Mientras tanto, el Gobierno ayuda poco y los cuentapropistas se quejan. Teresita Lería Echerri, quien representa a los comerciantes privados, señala que conoce a varios de ellos, que hoy no reciben ningún tipo de ingresos. Pero los más afectados son los trabajadores contratados, que "no cuentan con respaldo de salario ni con ninguna garantía por concepto de Seguridad Social, que solo prevé pagos por vacaciones, licencia de maternidad y jubilación".

El sector privado cubano aglutina a más de medio millón de cuentapropistas, y con los pequeños campesinos, suma aproximadamente un tercio de los puestos de trabajo en el país.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1