Liberado Bárbaro de Céspedes con una multa de 2.000 pesos por no llevar puesta la mascarilla

Declaró que su condición física "está bien" pero que sí fue "lastimado mentalmente"

Bárbaro de Céspedes, conocido como ‘El Patriota’, pasó una semana detenido en la unidad de Garrido, en la ciudad de Camagüey. (Captura)
Bárbaro de Céspedes, conocido como ‘El Patriota’, pasó una semana detenido en la unidad de Garrido, en la ciudad de Camagüey. (Captura)

Este viernes por la noche fue liberado el activista Bárbaro de Céspedes, conocido como El Patriota, luego de pasar una semana detenido en la unidad de Garrido, en la ciudad de Camagüey. Así lo informó en una transmisión en vivo por Facebook, inmediatamente después de que fuera puesto en libertad.

"Me acaban de soltar. Este edificio que ven atrás es la unidad de la Seguridad del Estado. Un abrazo a todos y ya está El Patriota en la calle", fueron sus únicas palabras en ese primer momento. 

Más tarde, en declaraciones a La Hora de Cuba explicó que el tiempo que estuvo bajo arresto le limitaron "todo tipo de derechos" básicos que debe tener un detenido. "Ni visitas, ni llamada telefónica", puntualizó.

Contó también que le impusieron una medida cautelar de prisión domiciliaria y una multa de 2.000 pesos por no llevar puesta la mascarilla. De Céspedes fue detenido desde el Viernes Santo cuando llegó hasta la iglesia Nuestra Señora de la Merced.

El camagüeyano explicó que su objetivo era "llegar con esa cruz a la iglesia" y depositarla en el santuario "como una representación del sacrificio, del dolor y del sufrimiento del pueblo de Cuba", pero que "desgraciadamente" tuvo que abandonar la iglesia. A De Céspedes le prohibió la entrada una aspirante a monja que le dio como argumento que no era respetuoso entrar  a la "casa de Dios" sin camisa.

El camagüeyano explicó que su objetivo era "llegar con esa cruz a la iglesia" y depositarla en el santuario "como una representación del sacrificio, del dolor y del sufrimiento del pueblo de Cuba"

El activista camagüeyano hizo la peregrinación cargando una cruz grande que decía 62 años de dictadura y con el torso descubierto y pintado con una bandera de Cuba. En el momento de abandonar el templo fue detenido por agentes de la policía. "Lo primero que hicieron fue quitarme la cruz, tirarla al piso…", contó De Céspedes con tristeza y agregó que ahí mismo fue esposado y los oficiales le dijeron que debía ponerse bien la mascarilla. 

Según su testimonio el recibimiento no fue muy grato, que el propio teniente coronel Fernando Casas lo recibió con fuertes amenazas: "Yo te voy a meter preso nueve meses", le dijo.

En conversación con 14ymedio, Bárbaro de Céspedes dijo que su condición física "está bien" y que su cuerpo no fue lastimado pero que sí fue "lastimado mentalmente". 

"Esas amenazas que ellos te hacen, uno sabe que no son por gusto, la dictadura no tiene límite, cuando ellos se proponen una cosa la logran y eso te afecta psicológicamente. Pero por el otro lado mi espíritu de lucha se ha endurecido de tal forma que ni con una mandarria de 25 libras se me rompen los principios patrióticos y mis principios libertarios por Cuba".

El pasado jueves, el arzobispo de Camagüey, Wilfredo Pino, visitó a la madre de De Céspedes. En ese momento le dijo: "si yo hubiera estado en el templo, le hubiera ayudado a entrar la cruz. porque él andaba cubierto", según reportó La Hora de Cuba y lo confirmó a 14ymedio el sacerdote que acompañó al arzobispo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 7