Nuevas restricciones en Trinidad: "Pronto las cifras serán mucho más alarmantes"

Se multiplican las imágenes y los testimonios de espirituanos que evidencian la situación desbordada de los centros de salud

Imagen del hospital de Trinidad compartida en redes sociales para denunciar el colapso del centro. (Facebook)
Imagen del hospital de Trinidad compartida en redes sociales para denunciar el colapso del centro. (Facebook)

No han pasado tres días desde que la prensa oficial anunció la preparación de Trinidad para el regreso del turismo a partir de noviembre, pero hasta que llegue ese momento, apertura habrá poca. Este jueves entran en vigor nuevas restricciones para contener los contagios de coronavirus, que en los últimos días están disparados en la localidad.

El día anterior, el municipio acumuló 275 casos positivos –muy por delante de Sancti Spíritus, con 175– y este mismo jueves, 212. La provincia mantiene una incidencia acumulada de 1849.59 casos por cada 100.000 habitantes.

En redes sociales, se multiplican las imágenes y los testimonios de espirituanos que evidencian la situación desbordada en el hospital de Trinidad. "Aunque la ciudad recibió un grupo de galenos de refuerzo, la situación es tan crítica que no dan abasto", dice una publicación en Facebook sobre la ciudad.

"Para detener esta transmisión tenemos que adoptar medidas extremas en la provincia, el pueblo ha estado pidiendo medidas de manera constante"

"Todavía la provincia experimenta un incremento en los casos y si multiplicamos los que nos van saliendo por el probable número de contactos (10 como promedio en cada uno), pronto las cifras serán mucho más alarmantes", consideró Deivy Pérez Martín, miembro del Comité Central del Partido y primera secretaria de la organización en la provincia.

Para intentar contener el ritmo, las medidas que entran hoy en vigor inciden especialmente en las restricciones de movilidad, para evitar el tránsito no imprescindible. Se paralizan todos los trámites administrativos y los centros comerciales, incluyendo panaderías, restaurantes y cafeterías estatales y privados, que solo podrán expender alimentos hasta las 2 de la tarde.

Los fines de semana ningún establecimiento podrá abrir y el trabajo por cuenta propia se cierra, salvo a quienes venden alimentos para llevar, que tendrán permitido ejercer la actividad hasta la 1.

El transporte público colectivo queda paralizado, salvo para los trabajadores esenciales vinculados a la salud, el comercio, la educación, la industria alimentaria y los servicios comunales. Los coches o triciclos sí podrán circular.

Por su parte, los vehículos privados lo harán en días alternos, según el último dígito de la chapa: lunes, miércoles y viernes en el caso de los pares y autos sin matrícula; martes, jueves y sábados para los impares. Los domingos no podrá desplazarse ningún medio de transporte que no haya sido autorizado.

"Mi papá fue ayer a su bodega a las 5:30 de la madrugada y viró a las 12 del día; solo por los huevos expuso su salud mire cuántas horas"

A partir de las 2 de la tarde está prohibido moverse por la ciudad en bicicletas, triciclos eléctricos y de combustión, además de circular por la calle de manera general.

"Para detener esta transmisión tenemos que adoptar medidas extremas en la provincia, el pueblo ha estado pidiendo medidas de manera constante", dijo Pérez Martí, que considera que si los números de infecciones en Trinidad no dejan de subir es porque los vecinos no toman en serio las restricciones.

"Las [medidas] que estamos aplicando desde septiembre del año pasado son más o menos las mismas que se han puesto en práctica en todas las provincias, pero no siempre se han aplicado con efectividad. Ha faltado sistematicidad, control y disciplina, y todo esto debido a que no hay exigencia", sostuvo en la reunión de este miércoles para repasar la situación.

Sin embargo, los espirituanos no ven claro en qué puede ayudar a remitir la pandemia las nuevas medidas. "Al contrario, se va a empeorar todo", asevera una vecina de Trinidad a 14ymedio, "porque al no haber dónde conseguir lo poquito que se conseguía de comida, va a estar peor". La gente incluso bromea, continúa la mujer, preguntándose si el covid "entiende de chapas pares e impares".

Entre los lectores del diario provincial, Escambray, se ha vuelto a ver la división entre quienes consideran un acierto restringir la movilidad y los muchos que consideran que las limitaciones horarias suponen más colas o más personas en la calle en el mismo plazo de tiempo.

"Mi papá fue ayer a su bodega a las 5:30 de la madrugada y viró a las 12 del día; solo por los huevos expuso su salud mire cuántas horas", dice un lector, mientras otro reprocha que los ciudadanos comunes tienen que ir a pie a por medicamentos pero ven que "los carros de los dirigentes mueven a sus familiares".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11