La sarna llega a los hospitales de Sancti Spíritus y no hay fármacos para tratarla

El brote ha dejado, por el momento, a varios niños contagiados

Hospital pediátrico en Sancti Spíritus que estos días sufre un brote de sarna. (14ymedio)
Hospital pediátrico en Sancti Spíritus que estos días sufre un brote de sarna. (14ymedio)

Un brote de sarna en el hospital pediátrico de Sancti Spíritus ha dejado varios niños contagiados y sin posibilidad de un tratamiento por falta de medicamentos. La enfermedad llegó a la instalación a finales del año pasado y aún no se ha podido controlar, según confirmó a 14ymedio la madre de un paciente.

En octubre pasado, la sarna comenzó a ser un problema de salud en la provincia, pero la preocupación de muchos espirituanos ahora es que el peligro de contagio llegó también a los hospitales, especialmente a los de atención a infantes, donde hay más de una decena de niños ingresados por el agravamiento de la también llamada escabiosis.

"El brote comenzó en la calle y luego llegó al hospital provincial Camilo Cienfuegos y poco tiempo después comenzaron a aparecer los casos en el pediátrico", comentó a este diario un residente de esa localidad. "No hay medicinas en ninguna parte, la gente lo único que tiene para echarse y calmar la picazón de la sarna es ron".

"El brote comenzó en la calle y luego llegó al hospital provincial Camilo Cienfuegos y poco tiempo después comenzaron a aparecer los casos en el pediátrico"

La sarna ha sido una presencia indeseada en las crisis económicas cubanas. En los años 90, cuando la economía tocó fondo, el ácaro Sarcoptes scabiei se expandió por toda la Isla, haciendo especial mella en albergues escolares y militares. La enfermedad se manifiesta como una erupción cutánea con picor intenso, más insoportable en las noches, cuando las hembras del parásito aprovechan el calor de la cama para abrir sus galerías en la piel.

La escabiosis no tratada a tiempo puede extenderse por amplias zonas del cuerpo, especialmente muslos, axilas, zonas genitales y cuello. En el caso de los niños también puede aparecer en las plantas de los pies y el cuero cabelludo, a la par que fomenta las infecciones cutáneas más graves, como impétigos y abscesos múltiples.

Una de las madres que esta semana tuvo a su hijo pequeño ingresado en el hospital "por un catarro" que se complicó asegura que ella pudo contar hasta diez casos de niños que salieron contagiados con sarna. "Es la mala higiene de la ropa de cama; yo estaba como loca lavando e hirviendo sábanas y toallas en la casa para llevarlas para el hospital".

Según detalló no pudo contar más casos porque "la estrategia" del hospital "es mandarlos para sus casas" porque en la instalación no tiene medicinas para tratarlos. "Aquí no hay ni dipirona para la fiebre", puntualizó.

La permetrina, el lindano, el benzoato de bencilo y otros medicamentos, tanto en cremas como en píldoras, son los fármacos más usados para enfrentar al ácaro, pero desde hace más de un año escasean en la red de farmacias estatales

La permetrina, el lindano, el benzoato de bencilo y otros medicamentos, tanto en cremas como en píldoras, son los fármacos más usados para enfrentar al ácaro, pero desde hace más de un año escasean en la red de farmacias estatales.

Tradicionalmente, estos productos junto a los que combaten los piojos, son de los más comprados por las mulas en sus viajes o enviados por los emigrados a su familiares en la Isla, pero la reducción de vuelos comerciales ha disminuido su llegada.

La higiene, especialmente el estricto lavado de la vestimenta y la ropa de cama, forma parte de las armas más recomendadas por los médicos para combatir la sarna y evitar su expansión. Sin embargo, la escasez de productos de aseo corporal y de higiene doméstica complica llevar a cabo estas sugerencias y supone un caldo de cultivo para la enfermedad.

La madre también reportó de varios casos de niños que permanecen ingresados debido al agravamiento de la enfermedad que ya les ha traído lesiones infectadas en la piel, fiebre y otros síntomas. "Entraron muchos de ellos al hospital con otros problemas, como dengue o asma, pero han tenido que quedarse por sarna", explica la mujer.

En febrero del pasado año, La Habana sufrió un brote de la llamada sarna noruega o sarna costrosa, una forma muy virulenta de la enfermedad, que generalmente se presenta en ancianos, enfermos inmunodeprimidos o personas con hábitos de higiene muy pobres.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 28