Una nueva brigada de sanitarios cubanos llega a Perú pese al rechazo del Colegio Médico

El anterior grupo apenas hizo cuatro turnos por motivos de seguridad, según su versión, o incompetencia, para sus homólogos peruanos

Perú paga por cada trabajador 2.000 dólares y debe cubrir sus gastos de manutención, traslados y seguros. (Migraciones)
Perú paga por cada trabajador 2.000 dólares y debe cubrir sus gastos de manutención, traslados y seguros. (Migraciones)

A pesar de la fallida experiencia del pasado julio, otra brigada de médicos cubanos ha vuelto al departamento de Áncash, en Perú. El grupo, formado por 27 profesionales, llegó este miércoles a Huaraz, capital de la región, situada a 200 kilómetros de Nuevo Chimbote, donde una misión procedente también de la Isla abandonó sus labores tras denunciar que no se cumplían las condiciones de seguridad mínimas para los profesionales. La versión fue muy distinta a la de los peruanos, que alegaron falta de preparación de los sanitarios cubanos.

El grupo de sanitarios que acaba de llega a Perú está formado por 15 médicos, cinco enfermeros, cinco enfermeros intensivistas y dos epidemiólogos, que permanecerán en el hospital Víctor Ramos Guardia de Huaraz, centro de referencia para enfermos de covid-19.

El grupo de sanitarios que acaba de llega a Perú está formado por 15 médicos, cinco enfermeros, cinco enfermeros intensivistas y dos epidemiólogos, que permanecerán en el hospital Víctor Ramos Guardia de Huaraz

Además, está previsto que otro grupo de cubanos apoye a la Red de Salud Huaylas Sur, de acuerdo con las necesidades que se les remitan.

Aunque Perú es uno de los países más castigados por el coronavirus en el mundo (más de 31.000 muertos desde marzo), en los últimos días las cifras han ido bajando y en la última semana los fallecidos han sido 4.009, un número muy inferior a los 6.818 de la primera semana de agosto. Ancash, situado en la cordillera, a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, está entre las regiones que más ha mejorado sus datos.

El pasado julio, la brigada cubana destinada al Hospital Regional de Nuevo Chimbote abandonó repentinamente la instalación porque no se cumplían los requisitos de seguridad laboral necesarios.

Leandro Pérez Rodríguez, presidente del cuerpo médico, contó entonces a Martí Noticias que los cubanos pedían cambiarse los equipos de protección individual cada seis horas, como es recomendable, mientras en Perú los utilizaban hasta seis días, una situación que se ha producido en decenas de países desbordados por la pandemia.

Según su versión, los galenos de la Isla rechazaban trabajar en turnos de doce horas, cuando en Cuba frecuentemente realizan algunos más extensos, encadenando guardias con consultas.

"Solamente hicieron cuatro turnos, y al quinto ya no se presentaron. Enviaron un mensaje por WhatsApp denunciando que por 'las irregularidades con la dirección' ya no iban a concurrir, agradecían de antemano y se apartaron de la atención", afirmó Pérez Rodríguez.

"Los mostraron acá como expertos que venían a combatir el covid pero, lamentablemente, el poco tiempo que permanecieron denotaron falta de conocimiento, sobre todo en lo concerniente a la pandemia"

Perú, a través del Ministerio de Salud, paga por cada trabajador 2.000 dólares y debe cubrir sus gastos de manutención y alojamiento, seguros de vida y salud y traslado desde Cuba, así como su retorno.

"Los mostraron acá como expertos que venían a combatir el covid pero, lamentablemente, el poco tiempo que permanecieron denotaron falta de conocimiento, sobre todo en lo concerniente a la pandemia", lamentó Pérez Rodríguez, coincidiendo con lo que han denunciado profesionales sanitarios de otros países, desde Andorra a México.

Luis Caya Salazar, el consejero regional de Moquegua (otra de las regiones que acogieron una brigada cubana junto a Arequipa y Ayacucho), mantuvo la misma versión en declaraciones a la prensa local. "Ninguno de sus 16 integrantes tiene la especialización para ingresar a la Unidad de Cuidados Intensivos, y la gran mayoría está imposibilitada de realizar el trabajo en hospitalización. Por eso es que se ha decidido reubicarlos para que hagan una labor comunitaria; es decir, atención primaria, la visita casa por casa", indicó.

El directivo denunció incumplimiento por parte de las autoridades cubanas y añadió que el convenio ni siquiera les permitía disponer del personal en función de las necesidades sanitarias. "Por una solicitud expresa del Estado cubano, no es posible fraccionar el grupo, sino que sus integrantes deben estar juntos durante toda su permanencia aquí en nuestra región. Si pudiéramos dividirlos podría hacerse más efectivo el trabajo con la finalidad de llegar a toda la región", concluyó el directivo.

La unidad del grupo facilita la supervisión por parte del jefe de la brigada, ya que los sanitarios están obligados a una serie de prácticas y medidas, entre las que se incluye la "orientación" de no relacionarse con la población local.

La unidad del grupo facilita la supervisión por parte del jefe de la brigada, ya que los sanitarios están obligados a una serie de prácticas y medidas, entre las que se incluye la "orientación" de no relacionarse con la población local

El ministro de Salud peruano, Víctor Zamora, indicó que en el país había un déficit de 24.000 médicos antes de la llegada del coronavirus, pero ahora la situación se ha agravado.

"Sí tenemos médicos, pero no se generan plazas adecuadas y orgánicas para que puedan ocuparlas (...). Pienso que primero deberían contratar a los médicos que tenemos en el país y, si luego hacen falta más, traerlos del extranjero, pero en ese orden", dijo a Gestión el decano del Colegio Médico de Perú (CMP), Miguel Palacios Celi.

A mediados de julio, el CMP advirtió que los cubanos trabajaban con una autorización temporal que se extinguía el 27 de julio y no sería renovada a menos que el Gobierno justificara razones excepcionales para prorrogarla. El Ejecutivo aprobó el 2 de agosto un decreto de urgencia con un paquete de medidas sanitarias entre las que se incluía la vigencia de esa autorización temporal durante todo el tiempo que durase la emergencia sanitaria. El estado de alarma está vigente, por el momento, hasta el próximo 7 de diciembre.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 49