"Es una tortura intubar sin sedar a los pacientes, como se está haciendo en Cuba ahora"

El dilema de los médicos cuando se trata de salvar la vida de enfermos en situación crítica

"Es terrible, muy preocupante todo esto de la escasez de sedantes", denuncia un médico cubano. (Twitter/@DiazCanelB)
"Es terrible, muy preocupante todo esto de la escasez de sedantes", denuncia un médico cubano. (Twitter/@DiazCanelB)

"Imagínate que te abran la boca a la fuerza para meterte un tubo por la garganta y todo esto sin sedante". El médico cubano pide mantener su nombre en reserva antes de contar a 14ymedio su experiencia traumática con enfermos de covid-19 en hospitales colapsados, sin oxígeno, sin medicamentos para los pacientes y sin medios de protección para el personal sanitario.

"Es una tortura, incluso el paciente puede fallecer en todo ese proceso porque si se complica la intubación se muere por la hipoxia", agrega este médico que trabaja en un hospital de La Habana.

No se trata de un caso aislado, sino de varios testimonios recopilados por este medio en los últimos días, tanto en La Habana como en las provincias. A falta de los sedantes habituales en Cuba, como el midazolam, el propofol, el atracurio o el pancuronio, los médicos deben tomar decisiones muy difíciles en el momento de conectar a un paciente en estado grave a un respirador artificial mediante la intubación.

"Es una tortura, incluso el paciente puede fallecer en todo ese proceso porque si se complica la intubación se muere por la hipoxia"

"Es terrible, muy preocupante todo esto de la escasez de sedantes. Hay muchos pacientes ventilados ahora en el país y es una situación éticamente muy compleja, estás ante el dilema de o lo intubo para intentar salvarlo o no lo intubo y se muere", explica un médico de Cienfuegos, que habla de "caos" en las salas de terapia entre la falta de oxígeno y de medicamentos.

"Hay pacientes que están tan mal que hacen solo una mínima resistencia pero hay otros que no, hay otros que tenemos que aguantarlo, abrirle la boca, a veces hay hasta dientes partidos, a veces sobreviven, a veces no", lamenta otro doctor de La Habana, muy afectado por esta situación.

"Cuando pones al paciente en el ventilador sin sedación él se faja con el ventilador y existe un disconfort ventilatorio que provoca que la frecuencia ventilatoria del paciente va por un lado y la del ventilador por otro". Precisa que "si estuviera sedado la frecuencia del paciente sería la misma del ventilador y se puede lograr una respiración mejor porque de lo contrario no se logra el objetivo que es ventilar bien al paciente".

La pesadilla de dar positivo al covid y "tener que ingresar en un hospital porque tus síntomas empeoran" puede comenzar "desde el mismo momento que llamas a una ambulancia y no aparece", dice a este diario Eloisa, una joven que sobrevivió al covid tras pasar 21 días en una sala de terapia.

"Cuando crees que pasó lo peor y ya estás en una sala de terapia intensiva te das cuenta que la pesadilla no ha terminado, que apenas comienza. Los muertos pasaban por el pasillo cada media hora y eso era aterrador, a mí por suerte no hubo que intubarme porque respondí bien pero mi familia tuvo que traerlo todo, hasta el oxímetro para medir la saturación de oxígeno en sangre porque en el hospital no había", denuncia.

"Hay pacientes que están tan mal que hacen solo una mínima resistencia pero hay otros que no, hay otros que tenemos que aguantarlo, abrirle la boca, a veces hay hasta dientes partidos, a veces sobreviven, a veces no"

"Son un total desastre esas salas, los médicos trabajan con todas sus fuerzas pero con muy pocos recursos y con el mínimo de medios de protección. Algunos días vi como los doctores tuvieron que lidiar con apagones de oxígeno de hasta dos horas", agrega la joven.

En medio de la crisis con el oxígeno en casi todos los hospitales del país la prensa local de Cienfuegos informó que llegaron a la provincia 20 concentradores de oxígeno "para apoyar el enfrentamiento a la pandemia".

El doctor Duniesky González Rodríguez, director de la Empresa Provincial de Suministros Médicos en esa provincia, explicó que vienen de México y que "se están esperando en las próximas horas" vuelos de China con más equipos de este tipo. "Ustedes saben la situación realmente que hoy cuenta la provincia, no solamente con la alta incidencia de los casos de covid sino con la falta de oxígeno que hay", agregó.

Según informó este sábado la prensa oficial, en los últimos dos días se ha logrado un suministro "más estable" de oxígeno para los hospitales de la capital, una mejora que permite "continuar asegurando la cobertura para los casi 500 ingresos que lo requieren; de ellos 128 se atienden con ventilación artificial en las unidades de terapia intensiva y 369 en las salas generales".

Precisaron que las instituciones asistenciales como el Freyre de Andrade, conocido como Emergencia, y el Joaquín Albarrán, ubicado en la Avenida 26, "habían pasado por una situación tensa en la cobertura" de oxígeno y que por esa razón fueron "especialmente beneficiados con un grupo de contenedores que aseguran la existencia de ese producto de 8 a 10 días".

El doctor Emilio Delgado Iznaga, director provincial de Salud, aseguró este sábado durante una reunión con las autoridades de La Habana, que "se reanudó la entrega de oxígeno medicinal y aire comprimido" a los 82 policlínicos de la capital, "para atender a los pacientes con infecciones respiratorias agudas u otras enfermedades que necesiten de ese fármaco". La declaración del funcionario reafirma el polémico uso de aire comprimido como sustituto del oxígeno medicinal, que tantas críticas ha generado.

"Cuando crees que pasó lo peor y ya estás en una sala de terapia intensiva te das cuenta que la pesadilla no ha terminado, que apenas comienza"

Delgado Iznaga también anunció que en este sábado la provincia recibió 95 concentradores de oxígeno "para su distribución a domicilio", lo que, unido a otros 10, se podrá "atender al centenar de convalecientes que lo necesitan diariamente en sus viviendas''.

Recientemente decenas de médicos cubanos denunciaron mediante videos compartidos en las redes sociales, el colapso sanitario que vive el país y reclamaron insumos que necesitan para realizar su trabajo. Además protestaron contra las críticas al sector lanzadas por el primer ministro Manuel Marrero.

"Nuestros pacientes necesitan ayuda", advirtió el residente en angiología y cirugía vascular Julio C. Hernández. "Nosotros también necesitamos ayuda, no queremos que sigan muriendo más personas", añade el médico en su breve denuncia fechada el pasado 16 de agosto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 41