Hasta los sellos para trámites han desaparecido de las oficinas de Correos en Cuba

Las estampillas se agotan por el incremento de documentos para emigrar que las precisan, entre otros motivos

Cola en la oficina de Correos de Carlos III y Belascoaín este martes. (14ymedio)
Cola en la oficina de Correos de Carlos III y Belascoaín este martes. (14ymedio)

Una larga fila de personas bordea la esquina de Carlos III y Belascoaín hasta sobrepasar el portal del imponente edificio ubicado en ese céntrico punto de Centro Habana. El motivo para el tumulto no es la compra de pollo congelado ni tampoco de los tan buscados cigarrillos, sino adquirir sellos para trámites, un producto cada vez más inexistente en las oficinas de Correos de Cuba.

"En los últimos días se ha producido un déficit de sellos de timbre para trámites en las oficinas de Correos de Cuba, debido al incremento de la realización de trámites por los ciudadanos y las entidades estatales del país", comienza diciendo una nota difundida por la Oficina de Administración Tributaria (Onat) y el Grupo Empresarial Correos de Cuba (Gecc).

Ambas entidades catalogan la situación como "no prevista" y culpan al "aumento de la demanda" por la afectación en el servicio. Aunque el texto no menciona los motivos para el incremento del interés por estas estampillas, todo apunta al éxodo masivo que vive la Isla y la necesidad de los migrantes de contar para su salida con documentos como certificaciones de nacimiento o antecedentes penales, entre otros.

"Mi hijo llegó hace unos meses a la frontera de Estados Unidos. Ya logró entrar y ahora necesita preparar todo para cuando deba presentarse ante un juez por su asilo y le piden varios documentos"

"Mi hijo llegó hace unos meses a la frontera de Estados Unidos. Ya logró entrar y ahora necesita preparar todo para cuando deba presentarse ante un juez por su asilo y le piden varios documentos, entre ellos un certificado de nacimiento", cuenta a 14ymedio Juan Carlos, un habanero que este martes pasó por la oficina de Correos de la calle Infanta y San Lázaro en busca de sellos de timbre.

"No tenían de ningún tipo. Los empleados estaban con los brazos cruzados pero no pusieron, como otras veces, un cartel en la puerta aclarando que no había sellos de 5 o 10 pesos, que son los más buscados", detalla. "En los pocos minutos que estuve allí llegaron otras personas preguntando por lo mismo, pero todos salimos con las manos vacías".

En su nota oficial, Correos de Cuba ha llamado a la calma asegurando que esta semana se han puesto a circular "las reservas existentes en los diferentes territorios, en aras de garantizar un equilibrio entre los mismos" y que "se realiza una nueva impresión de sellos".

Para evitar el acaparamiento y reventa de las estampillas han establecido un estricto racionamiento. "El límite de venta permitido por persona será de hasta tres unidades de sellos de las denominaciones de 10, 20, 40, 50, 125, 500 y 1.000 pesos. Para los sellos de 5 pesos el límite permitido por persona será de 5 unidades", aclaran.

Pero la medida no ha logrado aliviar el desespero de quienes están a contrarreloj en algún trámite. "Tengo que presentar una permuta en una notaría y no he conseguido los sellos", comentaba este martes una de las clientas que aguardaba a las afueras del Correos de Carlos III y Belascoaín, donde estaban a la venta los de 20, 40 y 1.000 pesos.

"Van a cerrar a las 11 y no abren hasta la 1:00 pm porque tienen que hacer el apagón obligatorio para ahorrar electricidad en ese horario", se quejaba la mujer. "La gente está protestando porque dice que sin electricidad también se puede despachar, pero los empleados se niegan, así que tendré que quedarme hasta por la tarde, porque de aquí tengo que salir sí o sí con los sellos".

"Van a cerrar a las 11 y no abren hasta la 1:00 pm porque tienen que hacer el apagón obligatorio para ahorrar electricidad en ese horario"

Correos de Cuba asegura que en el mes de diciembre "se comenzará la impresión de otros siete millones de sellos de timbre, a fin de estabilizar la venta en todas las unidades" y tendrán prioridad "las oficinas de Correos principales de cada municipio". Pero la desconfianza en las instituciones estatales está muy arraigada.

Junto a la Aduana General de la República y la empresa de telecomunicaciones Etecsa, los Correos cubanos son de las entidades peor valoradas por los ciudadanos. La pérdida frecuente de cartas, la violación de la privacidad de la paquetería, la demora en la atención al público en sus oficinas y otros males han hecho que sus anuncios oficiales resulten poco creíbles.

"El de 500 te sale en 1.000 y el de 5 lo tengo en 80", explica brevemente y en voz baja un joven con una carpeta que merodea a pocos metros de la oficina de Correos en Centro Habana. "Ya el de 50 se me acabó, pero mañana traigo de nuevo", añadía ante el interés de varios clientes que sopesaban si seguir en la cola o decantarse por el mercado informal para conseguir ese diminuto papel con su banda holográfica y su marca de agua a trasluz, indispensable para cumplir sus sueños.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3