Las vacas de Turiguanó no tienen toro que las monte

La dificultad para adquirir nitrógeno, indispensable en la congelación del semen de los machos, provocó una caída en la natalidad

Hace veinte años, el 85% de las reses tenía descendencia, pero en 2021 sólo lo hicieron el 57% y este 2022, apenas el 43%. (Invasor)
Hace veinte años, el 85% de las reses tenía descendencia, pero en 2021 sólo lo hicieron el 57% y este 2022, apenas el 43%. (Invasor)

Las deseadas vacas Santa Gertrudis, cuya carne disfrutan los turistas que se alojan en los hoteles de Ciego de Ávila, no paren. Hace veinte años, el 85% de las reses tenía descendencia, pero en 2021 sólo lo hicieron el 57% y este 2022, apenas el 43%, según indica Daniel Rodríguez López, director técnico y de desarrollo en la Empresa Pecuaria Genética de Turiguanó.

La prensa local dedicó un reportaje hace dos semanas elogiando el buen funcionamiento de esta compañía, que abastece al turismo con sus 132 tipos de cortes de carne, pero guardó para una semana más tarde algunos de los puntos negros de la empresa.

En los años 90, indica una nota de este fin de semana del diario provincial Invasor, el rebaño superaba las 12.000 cabezas, el más numeroso de Cuba. Actualmente, apenas rebasan los 4.000 y, sin embargo, todavía lideran la producción de la Isla, lo que dice mucho de la evolución del sector en general en dos décadas.

El desplome en los dos últimos años tiene, además, otro nombre: nitrógeno. El gas es empleado para mantener el semen del toro congelado a -190 grados, imprescindible para que conserve la fertilidad. La pandemia limitó su adquisición, aunque en la empresa lo estuvieron esperando hasta que, finalmente, tomaron la decisión de traer un semental de Santiago de Cuba para montar a las vacas. Demasiado tarde: "Al final cayeron los indicadores de natalidad", explica Rodríguez.

Aunque Leonardo Pérez Rodríguez, subdelegado de Ganadería en la Delegación Provincial de la Agricultura, expuso que la empresa puede albergar hasta 8.000 cabezas, que el cebadero tiene capacidad para 2.500 toros y que deben cumplir con el plan de desarrollo 2030, los directivos de Turiguanó devuelve a la realidad a los jerarcas.

La lluvia, cuentan sus directivos, hace que Turiguanó se convierta en "una isla dentro de otra isla, bordeada de pantanos, mar y lagunas"

"Ciertamente el cebadero, que tiene una capacidad de 1.920, podría llegar a 2.500, pero tal cifra no es sostenible sin la comida. Por eso solo tenemos 300 y ni siquiera hacen el ciclo completo, están ahí de trampolín, camino al matadero", aclara.

La nota aborda otros problemas derivados del pasto. La lluvia, cuentan sus directivos, hace que Turiguanó se convierta en "una isla dentro de otra isla, bordeada de pantanos, mar y lagunas" en los que las vacas se alimentan felices. Sin embargo, es un arma de doble filo, pues deslavan el marabú de la montaña y sus semillas acaban en los potreros, donde crecen salvajemente también los pinchos.

Las Santa Gertrudis no logran comer las 638 hectáreas antes de que llegue la sequía, y aquí viene el enésimo inconveniente: no hay maquinaria, no hay insumos, no hay combustible, es decir, no hay cómo hacer acopio.

La nota insiste en que la situación es la del pez que se muerde la cola. Si se explota el campo pero no se puede guardar la comida, las vacas no se pueden alimentar y por tanto no darán carne, producto que, además, es vendido para recaudar divisas y poder adquirir los recursos que no hay. "No es posible forraje sin máquinas forrajeras ni agua sin una inversión que data de cinco años y todavía no logra hacerla correr. Está el dinero aprobado y no están los recursos", afirma el directivo.

Según el texto, esto se extiende a muchas otras cosas. "Importaciones conciliadas, contratos en papeles y piezas demandadas se enfrentan al burocratismo, los intermediarios y las deudas. Al final las inyecciones a Turiguanó no han transcurrido como debieran, incluso, con el dinero en la mano; o sea, en manos de las importadoras", señala.

"Importaciones conciliadas, contratos en papeles y piezas demandadas se enfrentan al burocratismo, los intermediarios y las deudas"

La empresa ha invertido tres meses en importar un generador y más de seis en traer dos camiones refrigerados. Lo mismo ocurre con cintas, molinos y piezas indispensables para procesar las 40 reses diarias que podría dar el matadero. Según los datos facilitados en el anterior reportaje, actualmente están saliendo la mitad, unas 20 cada día.

Invasor recuerda que, al menos en algunos sentidos, la situación ha mejorado ligeramente. Hace unos años, señala, el alquiler de un camión frigorífico costaba 500 CUC al día, lo que encarecía tanto el producto que a los hoteles les salía más beneficioso traer la carne desde Camagüey que desde la propia Turiguanó, a las puertas de Hicacos.

Las autoridades han instado, por ello, a comprar online lo que necesiten, haciendo uso de una de las famosas medidas para estimular la producción agropecuaria. "La mejor opción es que lo hagan ustedes mismos, y para ello el Grupo Empresarial Ganadero puede acompañarlos en la confección de un expediente que solicite licencia importadora ante el Ministerio de Comercio Exterior", instó el presidente del grupo, Yoan Sarduy Alonso.

El directivo los invitó a no conformarse con los resultados actuales de la empresa. La Empresa Genética de Turiguanó ha logrado este año 1.330.000 pesos en utilidades y las ventas alcanzan los 614.000 en moneda libremente convertible, una proeza en los tiempos que corren. Pero eso, "no les impide aspirar a otro contexto", dice la nota. Mientras tanto, la carne de res sigue siendo la gran ausente en la mesa de los cubanos.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11