"A mi tía la vacunaron": se extiende en Cuba la confusión con los ensayos clínicos

Soberana 02 no ha terminado su proceso de evaluación y los estudios incluyen también la inyección de placebo

Ninguna de las 44.000 personas que participan en los ensayos sabe si se le ha aplicado realmente la vacuna. (BioCubaFarma)
Ninguna de las 44.000 personas que participan en los ensayos sabe si se le ha aplicado realmente la vacuna. (BioCubaFarma)

"Me vacunaron" y "ya estoy inmunizado contra el covid-19" son algunas frases que se escuchan por estos días en La Habana, donde la confusión entre los ensayos clínicos y la vacunación real se extiende entre muchos voluntarios que participan en la tercera fase del estudio de Soberana 02.

La mayoría de los participantes en los ensayos del más avanzado de los candidatos vacunales cubanos aseguran haber recibido la vacuna, cuando en realidad el antídoto no ha terminado su proceso de evaluación y los estudios iniciados a principios de marzo -la fase 3 de las pruebas- incluyen también la inyección de placebo, es decir una sustancia sin el antivírico. Ninguna de las 44.000 personas que participan en los ensayos sabe si se le ha aplicado realmente la vacuna experimentada o el placebo.

"Vino un joven estudiante de medicina y me dijo que podía ir al Policlínico para vacunarme, cuando le dije que Soberana 02 todavía no era una vacuna sino un candidato, me respondió que ya en esta etapa se le puede llamar vacuna", cuenta a este diario un vecino de Nuevo Vedado que finalmente declinó participar en el ensayo.

"Debería evitarse esta confusión porque es muy peligrosa. La gente podría perder el necesario sentido de riesgo y salir más a la calle"

"Debería evitarse esta confusión porque es muy peligrosa. La gente podría perder el necesario sentido de riesgo y salir más a la calle, reunirse con sus amigos o pensar que no le va a pasar nada por estar en una aglomeración", agrega. "Creo que el exceso de triunfalismo por decir que ya la vacuna está lista puede ser mortal". 

Muchos de los que han participado en el ensayo en el Policlínico 19 de Abril, del municipio Plaza de la Revolución, sostienen "haber recibido la primera dosis de la vacuna" y estar a la espera de la segunda. Al menos una docena de personas consultadas por este diario se sorprendieron de haber podido ser inyectados solo con un placebo y de tener aún riesgo de contagiarse.

En esta fase 3, una parte de los voluntarios conforman el llamado grupo de control que solo recibirá el placebo hecho a partir de una preparación del candidato vacunal pero sin la subunidad RBD, que es justamente la que estimula la respuesta específica contra el SARS-Cov-2.

El grupo de control sirve para, posteriormente, comparar resultados con las personas a quienes sí se les inocula Soberana 02, pero como el ensayo es "doble ciego" ninguno de los que recibe la inyección ni el personal que la administra saben a quiénes se inoculó el placebo y a quiénes el candidato vacunal. 

"Hay que constatar la eficacia, y esto se hace en vacunados y no vacunados, y en vacunados con placebo. Hay que demostrar que se enferman los que no se vacunan y los vacunados no se enferman. Y eso es parte de la etapa crucial de una vacuna", explicó Vicente Vérez Bencomo, director general del Instituto Finlay de Vacunas durante el anuncio del inicio de la fase 3.

"A mi tía la vacunaron. Le pusieron la primera dosis, le falta una", aseguró a 14ymedio un familiar de una de las personas de la tercera edad que han dado su consentimiento en la capital para formar parte del ensayo. Sin embargo, luego de conocer cómo es el proceder de la tercera fase se sorprendió.

"¡Y entonces, luego que pase el ensayo, ¿tiene que vacunarse de nuevo?!"

"¡Y entonces, luego que pase el ensayo, ¿tiene que vacunarse de nuevo?!", cuestionó el familiar de la anciana que ya había llamado a varios amigos y parientes para darle la buena nueva de su vacunación y de estar "fuera de peligro" de contagio. "Tendré que llamar a mi tía y aclararle que tiene que seguirse cuidando", dijo el sobrino, consternado ante la perspectiva de desilusionar a su tía.

Las 44.000 personas de ocho municipios de La Habana que participan en el proceso tienen entre 19 y 80 años y al momento de la inyección son evaluadas físicamente para saber su estado de salud.

"Conozco un vecino que es diabético y tiene varios problemas de salud pero en general está bastante bien para la edad que tiene, más de 70 años, y forma parte del ensayo que se lleva a cabo en el Policlínico 19 de Abril", comenta a 14ymedio una vecina del centro médico. "El día que le tocó ir, otra persona mayor no pudo ser inyectada porque estaba con la presión muy alta".

"Al señor intentaron bajarle la presión porque no podían pincharle en ese momento, y una doctora se acercó para aconsejarle que debía evitar comer ciertos alimentos que podrían hacerle daño como pan, galletas y azúcar", explica la mujer. "Por poco hay que llevarse al señor en una camilla porque le subió aún más la presión arterial cuando le respondió, muy alterado, que él no podía elegir qué comer si casi no se encontraban alimentos".

"La doctora insistió en que tenía que comprar frutas y vegetales y el hombre argumentó con los elevados precios de una guayaba y un mamey. La cosa se puso bastante intensa y caliente en el ensayo porque el señor no entendía cómo le podían estar recomendando desde la institucionalidad comer cosas que él no podía comprar con su pensión".

A partir del próximo lunes se hará otro estudio sobre los efectos de Soberana 02 con 150.000 voluntarios de La Habana, anunció este sábado el grupo empresarial biofarmacéutico del país, BioCubaFarma. Los participantes pertenecen al grupo de riesgo de los trabajadores de la salud, del sector farmacéutico y biotecnológico de la capital cubana y otros sectores definidos por el Ministerio de Salud Pública.

A partir del próximo lunes se hará otro estudio sobre los efectos de Soberana 02 con 150.000 voluntarios de La Habana

El ensayo, aprobado por el Centro Estatal para el Control de Medicamentos y Dispositivos Médicos, evaluará los efectos directos e indirectos de la vacunación en los "cohortes poblacionales" de riesgo de infección, enfermedad y dispersión de la epidemia.

Este término denomina al grupo de personas que comparten una exposición a la enfermedad y se observan durante un tiempo, precisó BioCubaFarma en su cuenta en Twitter.

Uno de los otros candidatos vacunales, Abdala, empezará también este lunes la última fase de ensayos clínicos, que se desarrollarán en las provincias orientales de Santiago de Cuba, Guantánamo y Granma.

La Isla atraviesa desde enero una tercera ola de contagios con 10 de sus 15 provincias y el municipio especial Isla de la Juventud en fase epidémica y un promedio diario de entre 700 y 900 contagios. Este domingo se registraron 796 nuevos casos de covid-19 para un acumulado de 66.758 enfermos desde que llegó la pandemia hace un año. Hasta la fecha, según el Ministerio de Salud, han fallecido en el país 394 personas por el coronavirus.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 61