Llega el ensayo clínico de la vacuna a los niños de La Habana

En el estudio no aceptan a menores que no vayan acompañados de ambos padres

El ensayo tiene lugar a un costado del cuerpo de guardia del Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, de La Habana. (14ymedio)
El ensayo tiene lugar a un costado del cuerpo de guardia del Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, de La Habana. (14ymedio)

Las caras eran largas, serias, de preocupación, en el Hospital Pediátrico Juan Manuel Márquez, donde este lunes comenzó el ensayo vacunal de Soberana 02 en niños de 3 a 11 años, bautizado por las autoridades como Soberana Pediatría.

El Instituto Finlay de Vacunas (IFV), desarrollador de este antídoto, aseguró a la prensa oficial que seleccionaron a los voluntarios luego de comprobar "la seguridad de la inyección inicial del candidato en 25 adolescentes de 12 a 18 años" y que un total de 350 niños y jóvenes de 3 a 18 años formarán parte del proyecto. Se les administrarán dos dosis de Soberana 02 y una de Soberana Plus, con un intervalo de 28 días.

Después de pesarlos y tallarlos, los menores tienen que estar "dentro de los parámetros de aceptación para el estudio"

El primer requisito para ser elegible, recabó 14ymedio en el hospital, es "estar sano". Después de pesarlos y tallarlos, los menores tienen que estar "dentro de los parámetros de aceptación para el estudio", de lo cual se infiere que no aceptan a niños con algún signo de desnutrición.

Eso mismo confirmó este diario en la sala de espera del área del centro médico donde se lleva a cabo el ensayo, a un costado del cuerpo de guardia: tanto los niños, todos de piel blanca, como sus padres, se veían bien alimentados, vestidos y calzados. Entre los progenitores, era notorio un militar del Ministerio del Interior.

En el estudio no aceptan a menores que no vayan acompañados de ambos padres. "No puede haber padres en el extranjero ni de viaje ni nada", precisó una empleada del hospital. Para que los niños puedan participar, tienen que anotarse en el Juan Manuel Márquez o en el policlínico del área de salud.

En cuanto al consentimiento personal, es solo para los "grandes", de 12 a 16 años; los pequeños dependen de la voluntad de los progenitores. En el centro hacen una lista, y si falla alguno de los niños o no cumple los parámetros exigidos, siguen el orden de los anotados.

Los supuestos voluntarios iban pasando sin un gesto de felicidad.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5