Los vegueros de Pinar del Río prevén una mala cosecha por las lluvias excesivas

Se rebaja en 3.500 hectáreas el plan de recogida del tabaco, un producto que en 2019 dejó 270 millones de dólares en exportaciones

Los campos de Pinar de Río quedaron anegados por las lluvias vinculadas a Delta y Eta. (Telepinar)
Los campos de Pinar de Río quedaron anegados por las lluvias vinculadas a Delta y Eta. (Telepinar)

Las malas noticias se acumulan en Cuba. Uno de los productos más emblemáticos de la Isla, el tabaco, tampoco promete dejar buenos datos después de que los coletazos del huracán Eta anegaran los campos de Pinar del Río, en los que se cultiva habitualmente el 70% de la hoja del país y que habían sufrido un mes de octubre con el doble de las lluvias normales por culpa de una anterior tormenta, Delta.

Como consecuencia, las autoridades se han visto obligadas a descontar 3.500 hectáreas de las 19.700 del plan inicial. Y está por ver que se alcance incluso esa cifra, ya que los daños causados y el retraso requieren un esfuerzo casi imposible de cumplir.

El tabaco es una cuantiosa fuente de ingresos para un Gobierno que no puede dejar escapar más dólares ya. Solo el pasado año, el producto dejó un beneficio de casi 270 millones de dólares en exportaciones, algo mejor que el año anterior pero muy lejos de los 400 millones de dólares que reportó en 2017.

Dejar para enero y febrero demasiado producto por sembrar, lo que a su vez retrasa hasta abril la cosecha, un mes complicado por las plagas y el clima adverso

Joel Hernández, director de la Empresa Integral y de Tabaco de Pinar del Río, ha indicado que de las 4.000 hectáreas previstas inicialmente en la provincia, el plan se ha reducido a 3.400 y solo la mitad podrá plantarse antes de que termine el año. El atraso tiene consecuencias, según los propios productores, ya que implica dejar para enero y febrero demasiado producto por sembrar, lo que a su vez retrasa hasta abril la cosecha, un mes complicado por las plagas y el clima adverso.

Justo uno de esos temores se materializó para los vegueros del Hoyo de Monterrey, el lugar que es considerado como el epicentro del mejor tabaco que se cultiva en Cuba y uno de los de más alta calidad del mundo. Los productores de la zona sufrieron grandes afectaciones con las constantes lluvias que dejó el huracán Eta a inicios de noviembre, un momento en que las posturas están en su etapa de mayor fragilidad.

"Todo se nos anegó, perdimos más de la mitad de las posturas y las que sobrevivieron ya no darán un tabaco de máxima calidad porque sufrieron mucho", comenta a 14ymedio José Carlos, un tabacalero del municipio cuya familia se ha dedicado a ese cultivo por casi un siglo. "Estas son muy malas noticias porque nosotros dependemos del tabaco para sobrevivir", añade.

El tabaco, al igual que el café, la caña de azúcar, la papa y el cacao son un monopolio comercial del Estado. Los campesinos pueden cultivarlos pero están obligados a vender sus cosechas a las entidades oficiales que son las que los distribuyen y exportan. Una cosecha dañada puede significar la pérdida de la mayor parte de los ingresos para agricultores que se dedican prácticamente en exclusiva al tabaco.

"Estamos tratando de ir contrarreloj y volver a sembrar posturas pero las lluvias han seguido, el terreno está bastante encharcado y ya este es un tabaco tardío, que no logrará tener el alcance en estatura ni la calidad de la hoja que se necesita para los puros más selectos", explica Urbano, padre de José Carlos y con amplia experiencia en el cultivo de las llamadas hojas para capa, que se cultivan en campos de tabaco tapado.

"No es solamente lo que se perdió en posturas, sino el tiempo. Cuando empezaron los aguaceros teníamos todo organizado, los jornaleros contratados y toda la familia dispuesta para atender los cultivos pero ahora el calendario se nos ha pegado a las Navidades y contratar gente en estos tiempos se vuelve más caro y difícil", explica Urbano a este diario.

"Hay años que nos subimos bien al tren, pero este año ya el tren se nos fue. Lo que queda es tratar de no perder el trabajo hecho y seguir cuidando las vegas aunque se sepa que no va a ser una buena cosecha", opina. "Creo que las flores y las frutabombas que tenemos sembradas en parte de las fincas son las que nos van a garantizar el plato de comida el año que viene, porque el tabaco no va a ser".

De más de 7.000 hectáreas que debían haberse plantado a finales de noviembre, se sembraron solo 1.289. Además, 12.000 canteros de semilleros se echaron completamente a perder con las lluvias y otros 16.000 que sufrieron daños parciales. Ante esta situación, el Gobierno ha elogiado las jornadas maratonianas de hasta 16 horas que realizan los productores y pide el esfuerzo voluntario de los pinareños -"apelando a las 16.000 yuntas de bueyes existentes en la provincia"-, para llegar a cifras que permitan mantener ciertos niveles de optimismo.

Ante esta situación, el Gobierno ha elogiado las jornadas maratonianas de hasta 16 horas que realizan los productores y pide el esfuerzo voluntario de los pinareños

A pesar de varios testimonios de agricultores optimistas que cita Granma, el diario no oculta la mala situación. Virginio Morales, que lleva 47 años como especialista en el Grupo Empresarial Tabacuba, ha explicado a la prensa oficial que no es extraño que las consecuencias de un fenómeno meteorológico afecten gravemente a los campos cubanos pero admite que nunca vio un caso semejante. "Como esta, no hemos tenido ninguna, porque los eventos han sido consecutivos", dijo a la prensa oficial.

Nelson Rodríguez, el doctor en Ciencias y director de la Estación Experimental de Tabaco de San Juan y Martínez, también declaró a Granma que los daños son más grandes de lo habitual. "Noviembre es el mes óptimo para la siembra, y apenas se pudo aprovechar", explica. "A medida en que nos alejemos del periodo óptimo, la calidad se afecta".

José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, visitó recientemente la zona para ver los daños causados por el huracán, donde consideró que se estaba trabajando para recuperar el tiempo perdido, pero instó aprovechar mejor la tierra y aumentar la producción de alimentos sin que eso perjudique al tabaco.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9