El viacrucis de conseguir un pasaje para viajar de una provincia cubana a otra

Los problemas para conectarse y los fallos del sistema impiden a la gente comprar pasajes de Villa Clara a La Habana

Parada de ómnibus de Taguayabón, cerca de Camajuaní, Villa Clara. (14ymedio)
Parada de ómnibus de Taguayabón, cerca de Camajuaní, Villa Clara. (14ymedio)

Vivo en Taguayabón, cerca de Camajuaní, en Villa Clara, y desde hace meses espero que llegue julio para pasar unos días con mi madre en La Habana, visitando a unos familiares y viendo la ciudad.

El lunes me levanté temprano, a las 8:30, después de un mes esperando a que, por fin, activaran la venta de pasajes en la aplicación Viajando. Muchas personas, al parecer, tuvieron la misma idea, ya que enseguida comenzaron los problemas para conectarse y los fallos del sistema.

Cuando ya tenía los boletos seleccionados y estaba listo para hacer el pago, la aplicación no daba el paso a Transfermóvil, la plataforma que permite abonar el importe de los pasajes. "No se pudo realizar la operación. Se produjo un problema de conexión con el servidor. Inténtelo más tarde", decía un mensaje en la pantalla.

Hice múltiples intentos por completar la acción en los diez minutos previstos, pero al ser todos fallidos, la sesión acabó expirando y tuve que volver a empezar. Durante una hora y media repetí el proceso numerosas veces sin éxito alguno, así que se me ocurrió ir personalmente hasta Santa Clara, donde está la agencia.

Son 18 kilómetros y, con la pésima situación del transporte, me tocaba esperar entre una y tres horas en la parada para tomar un ómnibus Transmetro, un camión o una guagua Girón

Son 18 kilómetros y, con la pésima situación del transporte, me tocaba esperar entre una y tres horas en la parada para tomar un ómnibus Transmetro, un camión o una guagua Girón. En caso de conseguir alguno de ellos, el precio es de 20 pesos hasta el hospital Arnaldo Milián Castro, donde hay que coger un coche de caballos para llegar a la terminal y pagar entre 30 y 50 pesos.

Insatisfecho por el tiempo perdido y porque la alternativa tampoco me convencía, pensé en hablar con David, un amigo que vive en Santa Clara, para que me hiciera el favor de ir a comprar el pasaje. Así lo hice y él accedió.

Mi amigo cogió su moto eléctrica en dirección a la agencia de reservas, ubicada en la Terminal de Ómnibus Interprovinciales. Al llegar, pidió el último de una cola que, hasta ese momento tenía 23 personas, más las que fueron llegando. Varias personas estaban en la misma situación que yo, sin poder comprar sus pasajes y llenos de insatisfacción.

Algunos se quejaban de los errores de la aplicación, otros de las pocas guaguas disponibles que están viajando, ya que actualmente solo salen dos ómnibus con destino a La Habana, uno a la 1:00 pm y otro a las 11:50 pm: insuficientes para la cantidad de personas que viajan diariamente desde Villa Clara. Tras la reapertura de las fronteras y el regreso de los viajes entre provincias, las autoridades aseguraron que sumarían más trayectos a la ruta, pero el déficit de combustible ha imposibilitado cumplir esta promesa.

Después de esperar casi una hora bajo el calor, mi amigo pudo comprar los boletos para el 26 de julio, por 80 pesos cada uno. Minutos después, se acabó la disponibilidad y muchas personas tuvieron que marcharse sin haber logrado su objetivo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0