División ante una petición para retirar ‘La Red Avispa’ de Netflix

Adonis Milán: "No estoy de acuerdo con la censura venga de donde venga"

Uno de los carteles promocionales de 'La Red Avispa', protagonizada por Edgar Ramírez y Penélope Cruz. (Netflix)
Uno de los carteles promocionales de 'La Red Avispa', protagonizada por Edgar Ramírez y Penélope Cruz. (Netflix)

La iniciativa que pide a la plataforma Netflix la retirada de la película La Red Avispa por considerarla "burda propaganda castrista" acumula en estos momentos más de 6.000 firmas. Pero entre la opinión pública, dentro y fuera de Cuba, hay quienes la consideran "un acto de censura".

El filme, del director y guionista francés Olivier Assayas, narra la historia de un grupo de espías cubanos que el oficialismo encumbró a la categoría de héroes dentro de la Isla y que fueron liberados a finales de 2014 tras un intercambio con el Gobierno de Barack Obama.

"La comunidad cubana del exilio le exige a Netflix que la retire de su cartelera porque defiende a los espías castristas asesinos sentenciados en Estados Unidos", reza la petición publicada en la plataforma Change.org y ampliamente difundida en las redes sociales.

La cinta llegó este mes de junio a la parrilla del gigante del streaming, que a inicios de este año compró los derechos para su distribución en sus plataformas en Estados Unidos, América Latina y gran parte de Europa y Asia.

Liu Santiesteban criticó duramente la producción, a la que definió como una "película comunista"

Los que quieren que Netflix la retire de la cartelera denuncian el sesgo de la película y su tendencia a edulcorar la participación oficial cubana en detrimento del exilio. El filme está basado en el libro Los últimos soldados de la Guerra Fría, del brasileño Fernando Morais, que también ha sido duramente criticado por no incluir algunos elementos del proceso contra los espías menos favorables a la versión de La Habana.

El influencer Alex Otaola considera que la presencia del filme en la plataforma Netflix solo puede ser catalogada de una manera: "Se llama provocación y lleva una respuesta contundente". El presentador ha llamado a sus seguidores a boicotear las presentaciones del filme y a firmar la petición online.

La exiliada Liu Santiesteban también criticó duramente la producción, a la que definió como una "película comunista", una opinión que justificó porque el guion protagonizado por Penélope Cruz, Édgar Ramírez, Gael García Bernal y Wagner Moura sugiere que "los exiliados de Miami somos traficantes de drogas y terroristas y que los espías son héroes".

Sin embargo, a pesar de las presuntas inexactitudes y sesgos del largometraje, se han levantado voces contra la petición por su retirada de internet, especialmente entre quienes consideran que cualquier gesto en esa dirección es un acto de intolerancia y exclusión.

"Todo avance de la censura en cualquier parte del mundo significa un retroceso de la libertad", opina Enrique del Risco

Para el escritor Enrique del Risco, la petición es un acto de censura. "Todo avance de la censura en cualquier parte del mundo significa un retroceso de la libertad, poco importa si el objeto de la censura me resulte grato o abominable". "De seguir así terminaremos prohibiéndonos todo el arte, el malo pero sobre todo el bueno, que es el que más suele tardar en ser comprendido", escribió en su cuenta de Facebook.

En sintonía con mantener el film en Netflix está también el dramaturgo Adonis Milán, quien interpeló duramente a los promotores de la petición. "No estoy de acuerdo con la censura venga de donde venga. Qué miedo siento por su fanatismo, cuando tengan el poder y me burle de ustedes en mis obras me van hacer lo mismo que los Castro: eliminar mi obra". El director de Perséfone Teatro añade que "ni las películas de los nazis hay que borrarlas, son memoria histórica". "Ninguno de ustedes está capacitado para hacer un criterio artístico sobre cine sin estar influenciado por su fanatismo".

El fotógrafo Geandy Pavon opina de forma contundente que la película es una pieza de propaganda y que, además, es "malísima". Recuerda que hay excelentes filmes propagandísticos de ideologías abyectas como el nazismo ( El triunfo de la voluntad, de Leni Riefenstahl) o el racismo ( El nacimiento de una nación, de D. W. Griffith). Sin embargo, es igual de rotundo a la hora de rechazar su retirada. "Yo he firmado muchas cartas por la Libertad y prefiero no firmar una contra ella, aunque la libertad en este caso me revuelva las tripas, es un precio que vale la pena pagar", ha escrito.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 66