'Los Ecobios', un animado cubano para hablar de lo "social y político"

Las historias de Lachy y Romelio contraponen dos miradas distintas sobre la actualidad pero con muchos puntos en común

Los personajes, envejecidos, habitando las ruinas de una ciudad y enfrentando cada día los obstáculos de la cotidianidad, intercambian vivencias y opiniones.
Los personajes, envejecidos, habitando las ruinas de una ciudad y enfrentando cada día los obstáculos de la cotidianidad, intercambian vivencias y opiniones.

Desde dos balcones ubicados frente a frente, un par de jubilados habaneros debaten los temas más candentes de la realidad cubana. La serie de dibujos animados Los Ecobios recoge las historias de Lachy y Romelio, dos miradas encontradas sobre la Isla y, sin embargo, también con muchos puntos en común.

Ambos personajes, envejecidos, habitando las ruinas de una ciudad y enfrentando cada día los obstáculos de la cotidianidad, intercambian vivencias y opiniones. Parecen a punto de irse a las manos pero también se dan ánimo y se acompañan en sus eternas disquisiciones de vecinos.

Romelio es la figura más apegada al discurso oficial. Fanático del FC Barcelona, habla con la ortodoxia de un miembro del Partido Comunista, repite muchas de las consignas gubernamentales que llenan horas en la pantalla del televisor, sufre las duras limitaciones económicas de un jubilado pero subsiste gracias a la remesa de su hijo Raulito que vive en Miami.

De un balcón a otro parece irse construyendo el rostro de una Cuba depauperada y agónica, aunque cada personaje tenga una razón diferente para explicar tanto desastre

Lachy, con los pies más en la tierra, es la voz de la calle, le va al Real Madrid y es industrialista, le gusta escuchar a los Van Van, fumar tabaco y beber ron. Su personaje resulta mucho más crítico hacia el modelo político. Divertido y locuaz, no deja de burlarse de su encorsetado vecino pero también lo acompaña y aprecia.

Desde la emblemática calle Amistad, en Centro Habana, Lachy y Romelio hablan de los problemas con el monopolio estatal de telecomunicaciones, los altos precios de los productos básicos, el salario, la brutalidad policial, la economía nacional, la falta de valores en las nuevas generaciones y la manera en que los medios oficiales reflejan la realidad.

De un balcón a otro parece irse construyendo el rostro de una Cuba depauperada y agónica, aunque cada personaje tenga una razón diferente para explicar tanto desastre.

Los realizadores de Los Ecobios son cubanos nacidos en la Isla y viven actualmente en Estados Unidos. Uno de ellos, el realizador Ismar Rodríguez, residente en Miami, contó a 14ymedio que las primeras entregas del animado surgieron a raíz de que se decretara la cuarentena por el coronavirus.

"No podía hacer nada, estaba todo el día en la casa súper aburrido y nació la idea de hacer un animado. Había visto algunas cosas para hacer y me decanté por uno de los referentes más fuertes que tengo: esas dos viejitas de Omar Santana, un caricaturista excelente".

Cuenta que la idea llegó hablando con un amigo del trabajo y gracias a la pasión que tiene por el fútbol. "Mi amigo me dijo que por qué no creaba unos personajes para que al final de cada semana salieran en una pequeña tira cómica hablando de los resultados del fútbol. Podían ser dos viejos sentados en un sofá hablando de la liga española como si fueran dos ultra fanáticos".

Estaba madurando esta idea cuando llegó la cuarentena y Rodríguez tuvo todo el tiempo del mundo para comenzar a crear los personajes.

"Por la caricatura de Santana me vino la idea de ponerlos en un balcón. Al principio lo primordial era hablar de deporte y no tanto de política, pero al final lo del deporte se quedó como secundario y habló más fuerte el tema político".

Cuenta que se creó "una biblia" para cada personaje. "Hay una historia detrás de cada uno. Contacté con Ransel, un amigo que es cantante y también imita muchas voces y le pedí ayuda. Fue solo decirle lo que me hacía falta y ahí comencé; los guiones los escribimos entre los dos. Como mi amigo vive en Búfalo, todo lo hacemos vía teléfono y correo".

Ismar Rodríguez debutó en el mundo audiovisual de la Isla como director de videoclip. "Mi formación audiovisual viene de ahí pero nunca había hecho animación, es algo en lo que estoy incursionando por primera vez, quitándome el sombrero con el maestro Padrón, y claro, esto también es un homenaje a su obra".

Lo que comenzó como una chiste solo para los amigos ahora es un proyecto audiovisual que ya tiene más de 2.000 subscriptores en YouTube y una banda de buenos seguidores en Facebook

Lo que comenzó como una chiste solo para los amigos ahora es un proyecto audiovisual que ya tiene más de 2.000 subscriptores en YouTube y una banda de buenos seguidores en Facebook que esperan cada capítulo para compartir las conversaciones de Romelio y Lachy.

"Esto ha sido todo un atrevimiento", explicó el creador. "Comenzó como una broma entre amigos pero luego ellos mismos me dijeron que abriera un canal de YouTube, la gente quiere escuchar una manera de decir diferente, al final no es la cara de nadie conocido la que está en juego, son unos personajes, como la tira cómica de los periódicos".

Con una duración de unos seis minutos cada episodio, Los Ecobios ya cumplen un mes y promete seguir.

"Tengo el plan de, al llegar a las 4.000 horas en YouTube, hacer un video donde los personajes interactúan y cuenten el origen de todo esto. Ahí además revelaremos quién está detrás de cada personaje".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12