El Festival Eyeife, un “sí” rotundo a la música electrónica

Entrevista a Suylén Milanés, productora y organizadora del evento, que se celebra del 26 de septiembre al 1 de octubre

Conferencia de prensa para presentar el Eyeife. (14ymedio)
Suylén Milanés durante la conferencia de prensa para presentar el Eyeife. (14ymedio)

De un lado para otro y sin un segundo de descanso. Así ha vivido Suylén Milanés desde hace un año. El maratón se hizo más intenso en la medida en que se acercaba septiembre, el mes en que ha visto la luz esa criatura a la que dedicó tanto tiempo, el Festival Internacional de Música Electrónica Eyeife, que se celebra desde el pasado 26 y finaliza el domingo 1 de octubre.

La mayor de las hijas del trovador Pablo Milanés encontró desde hace años una nueva pasión. "Empecé haciendo fiestas privadas de DJ, que en aquel momento no eran legales", cuenta a 14ymedio mientras responde llamadas y ultima detalles dentro del local que hace de sede en La Habana de PM records, la disquera creada en 1998 por su padre.

El inmueble, próximo al Malecón, sufrió la furia de las inundaciones dejadas por el huracán Irma y que pusieron en riesgo la inauguración del evento musical. Pasados los vientos de la tormenta, los organizadores de Eyeife lograron sacar adelante un sueño que imaginaron hace ya 15 años.

La cartelera del festival, que tiene por lema "Lo que se sabe no se pregunta", es un osado cóctel de ritmos en los que se mezclan modernidad y tradición

La cartelera del festival, que tiene por lema "Lo que se sabe no se pregunta", es un osado cóctel de ritmos en los que se mezclan modernidad y tradición. "En Cuba tenemos DJ que pertenecen al panorama de la música electrónica mundial, pero deben componer, interactuar y fusionar también con nuestras raíces musicales", comenta Milanés.

Para lograr esa mezcla, la programación de Eyeife propone actuaciones de Djs Chip E, de Estados Unidos, el mexicano Bishop, el argentino Chancha Via Circuito y otra veintena de pesos pesados de la escena internacional. Por el patio tocan Iván Lejardi, Djoy de Cuba, Wichy, David Casas e Iván Latour, junto a los jóvenes talentos Tyko Nava, Leo Milano, Charlie Zuma y Seycel.

A la propia Milanés, antes de convertirse en una de las más importantes productoras de la Isla, se la escuchó sobre los escenarios como vocalista de agrupaciones al estilo de Montespuma y Tesis de Menta, pero también acompañando a su padre en varias giras internacionales.

"Me fascina cantar pero tengo una gran responsabilidad en PM como productora", aclara la joven antes de que se le pregunte por su próximo concierto. "Esto es como un hijo que he parido y que está creciendo cada día más", confiesa, mientras sortea los destrozos que las penetraciones del mar dejaron en su oficina.

La tarea de producir un evento es una verdadera locura. Los dolores de cabeza pueden llegar de las cosas más sencillas como organizar el transporte para un invitado o de las más complejas, como lidiar con la mastodóntica burocracia cubana.

Las productoras independientes permanecen en la fina línea que separa lo legal de lo ilegal. Para salir de esa inseguridad, las dedicadas a la producción cinematográfica llevan años luchando por una nueva Ley del Cine que reconozca su trabajo y las proteja. En el sector musical se empieza a trabajar en el mismo sentido.

El sector por cuenta propia ha brindado sus locales a algunos de estos artistas y "poco a poco los DJ se abren camino gracias a estos clubs privados"

"Hace falta incentivar más a los músicos abriendo lugares temáticos donde puedan presentarse", reivindica también Milanés. El sector por cuenta propia ha brindado sus locales a algunos de estos artistas y "poco a poco los DJ se abren camino gracias a estos clubs privados".

Para Milanés queda claro que el festival es posible solo gracias al trabajo en conjunto y menciona al director de La Rueda Producciones en Cuba, Josué García, un profesional con más de 25 años de experiencia, y a Mario Oliva, productor general de PM Records y con tres lustros en estas lides. El evento cuenta además con el apoyo del Instituto Cubano de la Música y del Ministerio de Cultura.

Eyeife le debe al festival de Varadero donde Pablo Milanés congregó, como productor y director, a músicos de más de 15 países; pero también tiene como "primo hermano" a Proelectrónica, una cita de la que la productora estuvo a cargo junto a Iliam Suárez y Alexis de la Oz.

El evento recibe su nombre de una palabra yoruba con fuertes connotaciones místicas que bien pueden remitir a lo larga que puede ser la vida de un espectáculo que nace en medio de una explosión de festivales y talleres, la mayoría con una existencia efímera.

"Eyeife significa un 'sí' absoluto", puntualiza sin pestañear Milanés. La palabra, relacionada con uno de los signos que se utilizan para la adivinación con cocos, refleja también el equilibrio entre las energías positivas y negativas. "Ese Sí es el que le estamos brindando a los DJ cubanos" para su desarrollo y proyección internacional", asevera la productora.

El evento recibe su nombre de una palabra yoruba con fuertes connotaciones místicas que bien pueden remitir a lo larga que puede ser su vida en medio de una explosión de festivales y talleres de existencia efímera

Milanés cree que es el momento para generar un proyecto en el que se pueda ir más allá y crear algo auténtico. "La electrónica está tomando mucha fuerza a nivel mundial y tenemos que pensar en tener un sello propio. No podemos banalizarnos como artistas, tenemos una tradición maravillosa y no hay por qué mancharla con imitaciones", considera.

Antes de volver a concentrarse en unas llamadas telefónicas de último minuto, Milanés deja claro que Eyeife llegó para quedarse. "Decidí hacer festivales todos los años aunque me cueste la vida".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3