Muere Raffaella Carrà, la cantante sensual que puso a bailar a los cubanos

La artista hizo más lúdicos los grises años 70 y 80 en los que la sovietización del país marcó sus cotas más altas

El verdadero nombre de la artista era Raffaella Maria Roberta Pelloni y nació en Bolonia en 1943. (EFE/Claudio Onorati/Archivo)
El verdadero nombre de la artista era Raffaella Maria Roberta Pelloni y nació en Bolonia, en 1943. (EFE/Claudio Onorati/Archivo)

La cantante, actriz y presentadora italiana Raffaella Carrà falleció este lunes a los 78 años de edad, según dio a conocer la agencia Ansa tras difundir un comunicado de su pareja, Sergio Japino.

"Raffaella nos ha dejado. Se fue a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre", dijo Japino al precisar además que Carrà falleció después de una enfermedad que "desde hace un tiempo había atacado su cuerpo menudo, pero lleno de energía".

Con su fallecimiento Italia y el resto del mundo pierde una de las grandes estrellas de ese país, conocida por éxitos como Caliente, caliente, Hay que venir al sur, Fiesta y En el amor todo es empezar.

"Tenía una fuerza imparable, que la llevó a la cumbre del star system mundial, una voluntad férrea que no la abandonó hasta el último minuto, haciendo que no se filtrase nada de su sufrimiento. Es el enésimo gesto de amor hacia su público y hacia los que han compartido el afecto, para que su calvario personal no turbase su recuerdo luminoso", expuso Japino.

En Cuba Carrà se convirtió en un fenómeno de masas, hedonista y divertido, que dio al traste con el espíritu de sacrificio que promulgaban muchas de las letras de los trovadores nacionales

La presencia de Carrà en la televisión cubana causó un verdadero terremoto en una época en que los medios nacionales estaban abarrotados de canciones de la Nueva Trova. Sus sensuales movimientos, su ropa ajustada dejando ver su estilizada silueta y con pantalones campana ya representaba un reto para los censores que promovían un vestuario a lo militar entre los jóvenes de la Isla.

Su estilo de corte de cabello rápidamente se extendió entre las cubanas y la diva italiana también dejó una impronta en los movimientos de baile, donde las caderas ganaron protagonismo para gusto de los jóvenes y espanto de los apparatchiks del Partido que no acaban de procesar aquella tormenta rubia que se había colado en la pequeña pantalla.

En una Cuba donde muchas vedettes habían terminado por exiliarse y también habían sido eliminadas de la parrilla radial y televisiva, Carrà se convirtió en un fenómeno de masas, hedonista y divertido, que dio al traste con el espíritu de sacrificio que promulgaban muchas de las letras de los trovadores nacionales. Ella hizo más lúdicos los grises años 70 y 80 en los que la sovietización del país marcó sus cotas más altas.

El verdadero nombre de la cantante era Raffaella Maria Roberta Pelloni y nació en Bolonia, en 1943. Escogió su identidad artística por sugerencia de un realizador televisivo. El apellido lo tomó del pintor futurista Carlo Carrà, pero mantuvo el Raffaella, que lo vinculaba a uno de los mayores exponentes del renacimiento, Rafael.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29