Las autoridades confiscaron todos los ejemplares de un libro en la Feria de La Habana

El texto recoge entrevistas a varios raperos cubanos, algunos de ellos de perfil muy crítico con el Gobierno

Guantanamera libros (14ymedio)
El sello Guantanamera busca difundir las obras de autores cubanos. (14ymedio)

El libro de testimonios y entrevistas Rapear una Cuba utópica del escritor Alejandro Zamora Montes, publicado bajo el sello español Guantanamera, fue retirado por las autoridades en la recién concluida Feria Internacional del Libro de La Habana, un hecho que el activista Juan Antonio Madrazo Luna calificó de censura en declaraciones a 14ymedio.

Madrazo visitó el puesto expositivo de la editorial sevillana en la fortaleza de La Cabaña, donde le informaron de que el viernes 2 de febrero, durante la segunda jornada de la Feria, las autoridades de la Aduana General de la República (AGR) confiscaron todos los ejemplares del volumen, una versión que este diario ha confirmado con varias fuentes.

Zamora Montes recopiló en Rapear una Cuba utópica entrevistas con cantantes y promotores del género urbano en la Isla que la editorial española publicó en marzo de 2017, aunque su primera presentación en la Isla estaba programada para este febrero.

"Poco después de que los representantes de la editorial entregaran al autor cuatro ejemplares de su libro apareció un oficial de Aduana sin papeles ni nada para llevárselos todos"

"Poco después de que los representantes de la editorial entregaran al autor cuatro ejemplares de su libro apareció un oficial de Aduana sin papeles ni nada para llevárselos todos", cuenta Madrazo.

"Este libro no se puede distribuir", aseguró a Madrazo Luna una de las jóvenes que trabajó en el puesto. El disidente trató de tener más detalles con los directivos de Guantanamera, presentes en el lugar, para denunciar el suceso pero recibió como respuesta un tibio: "No queremos buscarnos problemas".

Daniel Pinilla, director de la editorial, aseguró a 14ymedio que "hubo un problema con la Aduana debido a un tema administrativo y efectivamente fue uno de los libros con los que pusieron problemas y no se pudo presentar".

A pesar del inconveniente, Pinilla reitera que los editores del sello creado para difundir las obras de autores cubanos siguen adelante con el proyecto y "con la ilusión de lograr buena visibilidad para el catálogo este año 2018, mediante el premio literario con Carmen Balcells y otras iniciativas".

El autor, Alejandro Zamora Montes, declinó hacer declaraciones a este diario en torno al incidente con su libro y aseguró no estar en condiciones para hablar sobre el tema.

Daniel Pinilla, director de la editorial, aseguró a '14ymedio' que "hubo un problema con la Aduana debido a un tema administrativo y efectivamente fue uno de los libros con los que pusieron problemas y no se pudo presentar"

El libro recoge una entrevista con el rapero Aldo, del dúo Los Aldeanos, una agrupación censurada en los medios oficiales de la Isla. Esta puede ser la razón para la retirada de los ejemplares de la Feria. Varias fuentes anónimas del Instituto Cubano del Libro (ICL) consultadas por este diario sospechan que el texto de Zamora Montes fue excluido de las presentaciones y la comercialización durante la recién concluida Feria del Libro justamente por esa entrevista y otras voces críticas con el gobierno como el músico Silvito El libre.

La conversación con Aldo se produjo en 2014, poco antes de que saliera a la luz un reportaje de Associated Press (AP) en el que señaló a varias figuras del movimiento de hip hop cubano por recibir apoyo de un programa de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su siglas en inglés).

La AP aseguró que el proyecto buscaba, a través de la música urbana, llevar "a la juventud cubana a oponerse al Gobierno de la Isla". Tras la publicación de ese reportaje el dúo Los Aldeanos fue acusado en la prensa oficial de haber recibido instrucción política de Washington. El cerco de la censura se cerró aún más sobre los músicos.

En el volumen también se incluye el testimonio del grafitero Yulier Rodríguez, que recientemente ha sufrido arrestos y presiones policiales

En el volumen también se incluye el testimonio del grafitero Yulier Rodríguez, que recientemente ha sufrido arrestos y presiones policiales para obligarle a borrar sus pintadas de las fachadas habaneras. Rodríguez, sin embargo, no estaba al tanto de que Rapear una Cuba utópica se iba a presentar en esta edición del evento literario.

Para Madrazo la retirada de la obra tiene un costo elevado para los lectores porque "el libro es una humilde muestra que solo pretende dignificar lo que ha sido un movimiento underground de la cultura urbana alternativa, le toma el pulso a más de 20 años de cultura hip hop en Cuba".

Según el activista, el discurso de estos músicos "incomoda" aún y las autoridades consideran que "el rap es guerra". Sin embargo, el género urbano ha ayudado a "desenmascarar el racismo en el cual hemos sido educados y cómo el miedo a lo negro opera como un instrumento de poder en la Cuba de hoy".

La decisión de retirar el texto fue una sorpresa para su autor quien a finales de 2017 comentó en una entrevista que en la próxima Feria Internacional del Libro su libro estaría presente. Zamora Montes tenía la esperanza de que la compilación provocara "un debate positivo" y consiguiera abrir un debate alrededor del hip hop cubano.

El 'hip hop' ha estado en la mira de las autoridades culturales desde su nacimiento, especialmente aquellos cantantes o compositores que en sus letras critican abiertamente al Gobierno o narran los problemas sociales

El hip hop ha estado en la mira de las autoridades culturales desde su nacimiento, especialmente aquellos cantantes o compositores que en sus letras critican abiertamente al Gobierno o narran los problemas sociales, muchas veces ignorados por la prensa oficial.

El racismo, la violencia, la represión policial, el consumo de drogas y la falta de libertad son algunas de las temáticas sociales abordadas en los textos de este género urbano y que levantan ronchas entre los funcionarios del Ministerio de Cultura.

El punto de mayor fricción ocurrió en 2011 cuando el Gobierno se apropió del Festival Rotilla, un evento organizado por el proyecto independiente Matraka.

Guantanamera es un proyecto de Lantia Publishing que nace bajo la dirección de Pinilla en 2016 quien afirmó a la agencia EFE de que se trata de "un altavoz en la búsqueda del talento" literario en la Isla.

Es la segunda vez que el sello sevillano participa en la Feria del Libro de La Habana. El año pasado llegó con su primer catálogo de 40 obras y ahora pasa el centenar de títulos cubanos. Guantanamera ha publicado libros de autores jóvenes como Daniel Burguet o Ariel Maceo Téllez y algunos con más experiencia como es el caso de Eduardo del Llano o Esther Suárez Durán.

____________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15