Cuba jugará contra Corea del Sur los cuartos de final

Nadie hubiera pensado que Cuba tendría que ganarle a Italia —último clasificado del Premier 12 en todo— nada menos que 2 carreras por 1, en el último juego, para poder clasificar en el grupo A, seguramente más débil que el B.

Como en las dos victorias anteriores —ante Holanda y Puerto Rico—, el juego contra los italianos fue agónico hasta el final y, también como en los dos casos anteriores, los cubanos ganaron únicamente por una carrera y un hit de ventaja, pues hicieron 7 mientras los europeos lograron 6.

Como cada uno de los cuatro abridores cubanos anteriores, el derecho Yosvani Torres fue presionado desde el principio y, empezando el segundo inning, Italia mezcló un hit, un sacrificio y otro hit más antes de una carrera.

Por suerte, en esa misma entrada Osvaldo Vázquez se embasó y el perenne Alexander Malleta lo remolcó hasta el home, para el empate, y en el séptimo inning, tras una base por bolas a Yordan Manduley, Alfredo Despaigne disparó un batazo que impulsó la segunda carrera, la decisiva. No menos oportuno fue el relevo de Liván Moinelo, que deshizo la artillería contrincante como todo un maestro.

De haber perdido, la selección cubana habría quedado en quinto lugar del grupo y hubiera sido eliminada. Cuba lleva cinco alineaciones distintas en cinco juegos, pitchers abridores que explotan pronto, buenos lanzadores que se quedan en el banco y una ofensiva que no aprovecha la hora oportuna y a veces ataca torpe y desesperadamente.

En los cuartos de final, Cuba tendrá que enfrentarse a Corea del Sur, mientras Canadá se medirá ante México, Holanda ante Estados Unidos y Puerto Rico ante Japón

Ha habido buenos desempeños al bate de figuras nuevas y de algunos de los más experimentados, y es de destacar el rarísimo caso de los hermanos del clan Gurriel —Lourdes Junior, Yunieski y Yulieski—, con las tres primeras posiciones en la alineación, que tan bien han trabajado, sobre todo este último, que se halla en el mejor momento de su carrera.

No ha sido azaroso, por otro lado, que, de los seis lanzadores que han cometido box en el torneo, tres hayan sido cubanos, que no han hecho la parada reglamentaria, acelerando el windup para entonces tirar rápido y evitar que los corredores avancen; violatoria costumbre que han adquirido en el béisbol nacional, donde esa falta no se canta con frecuencia.

Se puede tener esperanzas depositadas en los relevistas con los que cuenta el roster de lanzadores, pero es muy importante que el pitcher abridor pueda evitar la producción de carreras rivales al principio del partido.

Finalmente, Canadá quedó invicta a la cabeza del grupo A —demostrando que no fue casual lo que hizo en los Panamericanos—, con Cuba en el segundo lugar, Holanda en el tercero y Puerto Rico en el cuarto.

En el grupo B, Japón logró la primera posición, igualmente invicto, con Estados Unidos en el segundo lugar, Corea del Sur en tercero y México, sorpresivamente —teniendo en cuenta que armó su selección en solo 24 horas— en cuarto.

Ahora, en los cuartos de final, Cuba tendrá que enfrentarse a Corea del Sur, mientras Canadá se medirá ante México, Holanda ante Estados Unidos y Puerto Rico ante Japón.

Cuba y Corea del Sur ya se conocen, pues se midieron hace poco, pero los pronósticos no son unánimes para ninguno de los dos equipos. No se ha anunciado quién será el abridor, pero los especialistas suponen que puede estar entre Freddy Asiel Álvarez, Frank Montieth y Yonder Martínez, o incluso el tunero Yoelkis Cruz.

Si el equipo cubano derrota al de Corea del Sur, Cuba estaría en el grupo de Japón y se hallaría ante un rival formidable que, además, sería aclamado por su animoso público.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0