En Cuba hay un solo árbitro

Además de los insultos de la afición, estos profesionales se arriesgan a sufrir las consecuencias de frustrar los sueños de algún dirigente político, como le ocurrió a Luis Felipe Casañas.

La página de Facebook Árbitros Cubanos calificó la sanción contra Luis Felipe Casañas como una "verdadera falta de respeto" hacia los jueces. (Castillo Argüelles)
La página de Facebook Árbitros Cubanos calificó la sanción contra Luis Felipe Casañas como una "verdadera falta de respeto" hacia los jueces. (Castillo Argüelles)

Si ya los árbitros tenían la vida difícil en la pelota cubana, ahora, además de soportar los insultos de la afición, las bravuconadas de los directores y las protestas de los jugadores inconformes, se arriesgan a sufrir las consecuencias de frustrar con una decisión los sueños de algún dirigente político, como le acaba de ocurrir a Luis Felipe Casañas.

Eso, además de pasar el partido entero al sol, padecer la falta de formación profesional, sufrir la indiferencia y la ignorancia de los funcionarios, y cobrar sueldos miserables que, para colmo, deben usar en ocasiones para cumplir su compromiso de trabajo en un estadio.

Aún así, no hace mucho que, en una entrevista para la emisora Radio Surco, este mismo hombre de negro sancionado ahora aseguraba que "hijo de árbitro canta strike", pues de su padre ha heredado tan arduo oficio.

Cantar un strike fue precisamente lo que desató la furia de lo alto sobre Casañas hijo, aunque eso no hubiese determinado la victoria de los Toros sobre los Leones. Si bien asombra una final Camagüey-Matanzas, igual hubiera sido la presencia allí de Industriales, un equipo tan en baja como la propia capital cuyo medio milenio se festejó.

La Federación Cubana de Béisbol del indescriptible Higinio Vélez cumplió su papel y Luis Felipe Casañas quedó excluido del epílogo de la Serie Nacional 59

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) del indescriptible Higinio Vélez cumplió su papel y Luis Felipe Casañas quedó excluido del epílogo de la Serie Nacional 59, lo que pareció excesivo incluso cuando se hubiese equivocado. Pero publicar en la televisión ese castigo por su "deficiente trabajo" es un ensañamiento desmedido.

La página de Facebook Árbitros Cubanos calificó el hecho de "verdadera falta de respeto" hacia los jueces de béisbol y la afición, sugiriendo que podría obedecer al "antojo de algunos altos funcionarios de la capital y el país", a pesar de la prestigiosa hoja de servicios de Casañas.

Luego desplegó una vergonzante lista de ejemplos de verdadero " trabajo deficiente" dados por los organizadores del béisbol en el país y lamenta el daño que desde "hace 60 años" causa "mezclar las pasiones personales de los políticos con el deporte".

Una entrevista publicada por Cibercuba, Luis César Valdés, uno de los mejores árbitros de las series nacionales, salió en defensa del sancionado y habló igualmente de "falta de respeto". En otra conversación con el mismo medio informativo, Valdés advertía que los jueces deportivos "se juegan la vida todos los días".

Se refería a los individuos que "van a los estadios a jugarse el dinero en las gradas"  y "pierden miles en un strike, un out, una carrera". Y sucede que "después te encuentras a uno en un parque, en el hotel, en un ómnibus y ahí sobreviene la bronca, y gorda". O "te encuentras a un desquiciado y hay de todo".

En la entrevista, el veterano oficial habló de la situación de los árbitros, del abandono que padecen muchas grandes figuras ("Como se murió Fermín Laffita, el excelente center field del Cuba, que fue descubierto solo en su cuarto ya apestando") y dejó caer el revelador dato de que Higinio Vélez "no sacó ni un solo voto en la FCB para su cargo. Fue impuesto".

Curiosamente, reveló allí que Casañas padre había estado involucrado en otra polémica también ante un equipo camagüeyano. Hace años, en segunda base, cantó un strike que, tras la victoria de los rivales Henequeneros, provocó una batalla campal: "El único que acompañó a Casañas fui yo y tuvimos que salir a puñetazo limpio".

La defensa hoy de Casañas hijo resulta más difícil. Sobre todo porque los funcionarios, pese al escarnio público, aseguran que l a sanción se limita solo a la final de la Serie y, como siempre, que el inculpado aceptó la justeza de la condena. No obstante, el mismo árbitro ha declarado que fue "una medida superdrástica", que "en ningún país del mundo un dirigente puede tomar una medida como esa" y que "todo esto es por el paternalismo que hay con Industriales".

Luis Felipe Casañas espera "volver a estar en la próxima Serie Nacional" y confía en que "los que cometieron la injusticia aprenderán a reunirse y a pedir opinión de los que saben"

Se defenderá, irá "a donde sea", dice: "Se trata de mi prestigio, de lo que me he ganado durante tantos años con tremendo sacrificio", y "eso no puede quedarse así simplemente porque alguien no quería que perdiera un equipo y trate de culparme por eso". Optimista, Luis Felipe Casañas espera "volver a estar en la próxima Serie Nacional" y confía en que "los que cometieron la injusticia aprenderán a reunirse y a pedir opinión de los que saben".

Ojalá logre ser reivindicado este árbitro que se suma a tantos periodistas, profesores, actores, deportistas y ciudadanos de cualquier especialidad que el poder político ha castigado por "dañar la imagen". Suena ridículo, pero es el recurso supremo. No importa que la imagen real esté al alcance de todos.

En su denuncia, la página Árbitros cubanos recuerda las quejas "cuando Trump metió las narices en el acuerdo de la MLB con la FCB y lo destruyó". Y concluía: "Bueno, pues esto es algo parecido".

Resulta pertinente establecer diferencias: Nos gustara o no, Trump se valió de que la FCB es una organización del Gobierno cubano, con el que su administración no puede hacer tratos financieros. Lo que ocurrió con Casañas y con otros muchos, no se basa en una ley, sino en la norma, no escrita pero inviolable, de que en Cuba hay un solo árbitro que lo decide todo.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4