La Federación Cubana de Béisbol firma un acuerdo histórico con las Grandes Ligas de EE UU

Los peloteros que juegan en la Isla podrán ser contratados en los 30 equipos de las MLB

Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, firma el histórico acuerdo con las MLB de EE UU. (FCBA)
Higinio Vélez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol, firma el histórico acuerdo con las MLB de EE UU. (FCBA)

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) y las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) firmaron este miércoles un acuerdo para que peloteros de la Isla sean contratados en Estados Unidos. El histórico convenio abre las puertas para que atletas que juegan en la Serie Nacional y otros circuitos locales se integren a los 30 equipos de las MLB, según el sitio digital Jit.

Después de tres años de negociación, el contrato, que comienza a estar vigente este miércoles 19 de diciembre, asegura una relación de "colaboración, estable y no politizada, entre la MLB y la FCB", cita la nota. "Sus cláusulas son similares a las establecidas por la MLB con otras ligas foráneas", como las de Japón, Corea del Sur y Taiwán, puntualiza.

Los jugadores cubanos, que a partir de ahora se sumen a la liga profesional estadounidense, no perderán su residencia en Cuba, “ni su vínculo con el béisbol cubano”, detalla el comunicado de la Federación isleña. 

No obstante, el anuncio no precisa qué porciento de las ganancias irán a parar a manos del pelotero y cuál se destinará a la federación Cubana de Béisbol, un tema que ha estado en el centro de la polémica cuando de contratos entre profesionales cubanos y entidades extranjeras se trata y siempre que media una entidad estatal.

El texto subraya que el convenio, avalado con el consentimiento de la Asociación de Jugadores de la MLB, "representa además un modo legítimo y conforme a la práctica internacional, para que los peloteros cubanos puedan jugar sin discriminación, en igualdad de condiciones, en la MLB, sin verse obligados a romper nexos de ningún tipo con su país".

El acuerdo llega en un momento de franco declive del béisbol nacional y tras una secuencia de escapadas de jóvenes talentos.

"Bajo el acuerdo, la FCB deberá liberar a todos los jugadores contratados con al menos 25 años de edad y 6 o más años de experiencia en la Serie Nacional" y la Federación cubana "recibirá un pago de una tasa de liberación, totalmente independiente al contrato que logre el pelotero".

Otros jugadores que "no cumplan estos requisitos", también podrán ser "liberados" de sus compromisos nacionales y ser "contratados como amateurs en Grandes Ligas".

El acuerdo alcanza también a los jugadores que hayan emigrado a terceros países "para intentar llegar por esa vía a las Grandes Ligas, y que por diversas razones no lo hayan logrado" y que decidan reinsertarse en el sistema competitivo nacional para acceder desde ahí a las MLB.

Sin embargo, lo acordado no implica un "reconocimiento retroactivo de hechos anteriores" sino que regirá "exclusivamente a la relación establecida entre estos sujetos desde que comience su aplicación".

Las autoridades beisboleras cubanas consideran que el convenio ayudará a "frenar actividades ilícitas como el tráfico de personas, que durante varios años han puesto en riesgo la vida e integridad física de muchos jóvenes talentos" y de sus familias. 

Uno de los peloteros cubanos que se estrenó este año en las Grandes Ligas fue Yulieski Gourriel cuando firmó en julio pasado un contrato de 47,5 millones de dólares por cinco años. "Para todo pelotero, llegar a las Grandes Ligas es el sueño y más para un cubano, que es más difícil", dijo a la agencia Associated Press (AP).

Más tarde los hijos del polémico expelotero Víctor Mesa, un incondicional de la "pelota revolucionaria", firmaron sendos pactos con los Marlins de Miami, franquicia asentada en la ciudad con la mayor comunidad de emigrantes cubanos.

El anuncio llega 56 años después de que una resolución oficial erradicó el profesionalismo en todas las actividades deportivas, aunque en la última década las autoridades permitieron la presencia de atletas cubanos de varias disciplinas en clubes profesionales de diversos países, pero no en Estados Unidos.

En 2001 Fidel Castro volvió a rechazar tajantemente el profesionalismo y aseguró que "el deporte no es en nuestra concepción un instrumento más del mercado, un medio de vida de los jóvenes en vez del estudio o el trabajo, ni de lucro de promotores, agentes y toda la fauna de parásitos que se alimentan del esfuerzo del atleta".

________________________________________________________________________

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez    haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 41

Últimas fotogalerías