Taladrid, periodista neoliberal

El comunicador carga contra el intervencionismo del Gobierno de EE UU en las Grandes Ligas, que son una corporación privada

El pelotero Orlando 'El Duque' Hernández. (Wikicommons)
El pelotero Orlando 'El Duque' Hernández. (Wikicommons)

"Major Ligue Baseball (MLB) es una corporación privada e independiente y, en este caso, el Gobierno de EE UU ha prohibido a una corporación privada hacer un negocio", dijo recientemente Reinaldo Taladrid, conocido comunicador próximo al oficialismo en una emisión de Swing Completo. "Un Gobierno prohibiéndole algo a un privado", remató.

Aunque los demás participantes -los periodistas Oscar Sánchez Sierra, Rodolfo García y Sergio Ortega- tocaron también otros temas, el de la cancelación del controvertido acuerdo entre MLB y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) ocupó la mayor parte del tiempo en el programa deportivo. Y, como es natural, Taladrid se erigió como vocero principal del oficialismo.

Sobre lo que todos sabemos que es el meollo de la cuestión, si la FCB forma parte o no del Gobierno, el comunicador fue vago: "Eso obedece a un análisis histórico de muchas cosas". Prefirió pasar el foco de atención a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro de EE UU.

"Primero dijo que la FCB era independiente del Gobierno y después dijo que no", describió Taladrid. "¿Quién le ha preguntado a la OFAC qué pasó para que ellos cambiaran su dictamen?"

"Primero dijo que la FCB era independiente del Gobierno y después dijo que no", describió Taladrid, que quiso hacer ver que ahí se halla la clave: "¿Quién le ha preguntado a la OFAC qué pasó para que ellos cambiaran su dictamen?"

Sobre lo que ocurrirá con los peloteros que han regresado desde terceros países esperando ser contratados desde aquí, opinó que habría que preguntarle a cada uno: "Regresaron libremente. No creo que nadie les haya puesto una pistola en la cabeza y los haya obligado", soltó, en un arranque de incontinencia cínica.

Pero el nuevo libertario, que ya no habla de "traidores" ni "deporte esclavo", propone: "Como regresaron libremente, pienso que también pueden salir por el aeropuerto, porque es posible que alguno quiera volver a un tercer país e insertarse en alguna liga".

Entonces, sufriendo por los negocios particulares frustrados por un Gobierno tan poco neoliberal y por los deportistas que no pueden escoger libremente su lugar de residencia, cuestionó el hecho de que los peloteros tengan que firmar una declaración jurada comprometiéndose a no vivir en Cuba: "¿Por qué no pueden vivir donde quieran?"

También se refirió a los elevados impuestos que pagan los contratados en MLB, pues deben pagar más cuanto más ganen: "En la declaración de ingresos tienen que ponerlo todo y cuidadito del que agarren subdeclarando sus impuestos". Parecía una alabanza muy subida de tono, pero claro, estaba defendiendo la altura de los impuestos cubanos a sus atletas.

También se refirió a los elevados impuestos que pagan los contratados en MLB, pues deben pagar más cuanto más ganen

Taladrid insistió en que en todas las ligas del mundo, incluyendo la bien pagada japonesa, el mayor estímulo es ir a jugar a Estados Unidos: "Sí, ganan más, pero también quieren probarse en el mejor béisbol del mundo. Aun si la liga cubana alcanza un nivel mucho mejor que el actual, nuestros peloteros seguirán queriendo jugar en el Real Madrid y en el Barcelona del béisbol".

Decididamente, Reinaldo Taladrid quería impresionar a la audiencia, pero, pese a su énfasis, lo cierto es que muchos periodistas y especialistas deportivos insisten en algo desde hace tiempo.

"Que se haga transparente todo lo referido al béisbol", dijo con anhelo Taladrid. "Si usted no es transparente, no dice lo que hizo y por qué lo hizo, entonces no se queje después de las mil y una especulaciones, falsas o no falsas. Yo creo que a la larga gana todo el mundo y gana la verdad".

En esto se pone a tono con el despliegue verbal del presidente Miguel Díaz-Canel, que insiste en una supuesta transparencia de la gestión gubernamental ante la ciudadanía y que llega incluso a afirmar que "los tiempos son diferentes y la gente tiene derecho a expresar su criterio y ser escuchados".

No le importó al mandatario haber negado un momento antes, él mismo, ese derecho a Orlando El Duque Hernández, uno de los grandes peloteros cubanos en la historia de las Grandes Ligas, a quien acusó de olvidar sus raíces y de estar vendido al Gobierno norteamericano por haber expresado su criterio en apoyo a la ruptura del acuerdo.

Vargas, que ha puesto a su carrito de venta el rey del Lechón, confiesa en una entrevista su orgullo porque alguien en la casa pueda jugar en las Grandes Ligas y no se avergüenza de nada: "Lo que no se puede es estar allá comiendo avestruz"

Según El Duque, este convenio se apoyaba en una mentira: la independencia de la FCB. "Si son tan independientes como dicen", propuso el antiguo lanzador, cuatro veces ganador de la Serie Mundial, "que dejen salir a los muchachos sin ningún tipo de restricción, por su propia voluntad y sin retenerles los pasaportes".

Nadie ha negado que las consecuencias del cese del acuerdo sean nefastas para el béisbol cubano. Solo el Gobierno las ha menospreciado y ha repetido sus consignas de resistir y superar los obstáculos. Un periodista extranjero ha comparado el asunto con la guerra contra las drogas: el problema está tanto en la oferta, "una dictadura totalitaria de partido único", como en la demanda, "donde solo soplan como galernas las fuerzas del mercado".

Ni Taladrid ni los demás que asistieron a Swing Completo se refirieron a la nueva nube negra que se cierne sobre el deporte cubano -como sobre el país-, pero sí lo hizo el ex pelotero de los Leones habaneros Lázaro Vargas, que hoy vende pan con lechón en Homestead, en Miami, mientras su hijo comienza a abrirse paso en los Dodgers de Los Ángeles.

Vargas, que ha puesto a su carrito de venta el rey del Lechón, confiesa en una entrevista su orgullo porque alguien en la casa pueda jugar en las Grandes Ligas y no se avergüenza de nada: "Lo que no se puede es estar allá comiendo avestruz".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 37