El equipo avileño vence sin contundencia a los estudiantes norteños

El conjunto avileño se impuso por 2 carreras a 0, nada parecido a la paliza que muchos esperaban

A los Nittany Lions les quedan dos encuentros a disputar en la Isla. (@beisbolfacetas)
A los Nittany Lions les quedan dos encuentros a disputar en la Isla. (@beisbolfacetas)

Los Tigres de Ciego de Ávila habían anunciado que, en su partido contra los Nittany Lions de la Universidad Estatal de Pensilvania, "iban con todo" y que usarían a sus mejores peloteros, a diferencia de los Leones de Industriales, que aprovecharon para usar a varios jugadores de su banco y ganaron por un apretado margen de 2 anotaciones por una.

Sin embargo, el conjunto avileño, campeón nacional con 299 de average en bateo, con tres miembros —Osvaldo Vázquez, Yorbis Borroto y Yenier Cano— que habían formado parte del equipo Cuba y acababan de regresar del fuerte torneo Premier 12 en Asia, ganaron 2 carreras por 0. Nada parecido a la paliza que muchos esperaban.

Con razón podía haber tenido lugar esa tunda de los Tigres contra los Leones norteños, pues estos no son solo estudiantes universitarios —por lógica muy jóvenes e inexpertos—, sino que, además, han conseguido más derrotas que victorias en la liga universitaria donde compiten. Así pues, el resultado da qué pensar.

Como es frecuente en los equipos cubanos, incluso cuando se dieron tres dobles, la falta de batazos de apoyo y el mal corrido de las bases evitaron una cosecha mayor

El abridor avileño fue Vladimir García —2,82 como promedio de carreras limpias: 11 en 51 innings—, muy rápido y efectivo. Lástima que no hubiera habido un velocímetro para medir sus letales envíos.

Por el modo en que García liquidó la primera entrada, sin problemas, y lo descontrolado que empezó lanzando el abridor estadounidense Sal Biasi —derecho como todos los que su manager Rob Cooper dijo que emplearía—, que permitió una rápida carrera de los Tigres, era lógico que los comentaristas hablaran de que no habría lechada, según la norma acordada, y que se jugarían los nueve innings completos.

En la segunda entrada los de Pennsylvania dieron su primer hit, pero el pitcher avileño se desquitó con tres ponches. Sin embargo, a pesar de su errático trabajo en la primera entrada, esta vez Biasi sacó out a los tres bateadores cubanos que salieron a abatirlo.

A la altura del tercer inning, ya García había clavado 7 ponches y, cosa notable, el recuperado Sal Biasi había propinado 3. En el cuarto episodio, los Nittany Lions, jugando con mucho ánimo y logrando algunos momentos brillantes, pusieron el empate en segunda por un hit seguido del robo de la otra almohadilla.

No obstante, Vladimir García, que iba ya por 7 hombres ponchados, le dio un pelotazo a un bateador y la ventaja amenazó entonces desde la primera base. Para colmo, un exitoso doble robo llevó a los corredores a segunda y tercera. Pero el avileño encajó su octavo ponche. Por desgracia, como es frecuente en los equipos cubanos, incluso cuando se dieron tres dobles, la falta de batazos de apoyo y el mal corrido de las bases evitaron una cosecha mayor.

El relevista Dakota Forsyth vino en el quinto capítulo, pero el hit número 5 de los Tigres y el tercer error de los Leones puso el juego 2 carreras por 0. Y de ahí ya no se movería el marcador. El submarino Jack Anderson, relevista de una o dos entradas, vino en el octavo episodio y dio el 1-2-3, pero el avileño Dachel Duquesne, en el noveno inning, liquidó toda esperanza de sus rivales ponchando a los tres bateadores en última oportunidad.

El partido, bastante rápido, acabó, por tanto, 2 carreras por 0 a favor de Ciego de Ávila, que dio 6 hits y cometió un error, mientras los de la Universidad Estatal de Pennsylvania se fueron sin pisar el home, con solo 2 hits y 3 errores. La victoria estuvo a nombre de Vladimir García y Sal Biasi cargó con el fracaso, mientras a Duquesne se le anotó un juego salvado.

A los estudiantes norteños les falta enfrentar al elenco de Mayabeque, el viernes 27, en el estadio Nelson Fernández de San José de las Lajas y a Matanzas, el sábado 28

Concluidos dos de los cuatro partidos acordados, a los estudiantes norteños les falta enfrentar al elenco de Mayabeque, el viernes 27, en el estadio Nelson Fernández de San José de las Lajas y a Matanzas, el sábado 28, en el Victoria de Girón.

Como se sabe, los muchachos de Pensilvania no pueden alejarse mucho de La Habana porque es aquí donde realizan casi todo lo que tienen programado, como son algunas actividades científicas, la participación en la Convención de Actividad Física y Deportes (AFIDE 2015), la asistencia a conferencias sobre temas como las relaciones Cuba-EE UU o Martí en el deporte, y la visita a la Plaza de la Revolución y al Centro de Estudios Martianos.

Hay que recordar que esta es la primera vez que un equipo de Estados Unidos viene a jugar con varias selecciones de la Serie Nacional. El director de las Grandes Ligas ha expresado su intención de que sus equipos puedan venir aquí a realizar topes amistosos en la primavera, en febrero y marzo, época del año en que se están puliendo los equipos. Ya se habla del Baltimore —primero que estuvo aquí, en 1999—, de los Medias Rojas de Boston y de otros.

Muy buenas noticias para los aficionados al béisbol de excelencia.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0