La sub-23 tendrá campeón inédito

Los Elefantes llegan a disputar el oro por primera vez, mientras para los Gallos es la segunda

Cienfuegos derrotó a Matanzas el pasado día 31 y se clasificó para la semifinal de la sub-23.(Aslam Castellón)
Cienfuegos derrotó a Matanzas el pasado día 31 y se clasificó para la semifinal de la sub-23.(Aslam Castellón)

Sorprendentemente, la final de la VI Serie Nacional de Béisbol sub-23 será en el centro del país, entre Cienfuegos y Sancti Spíritus. Renacidos de sus propias cenizas, los Elefantes llegan a disputar el oro de este torneo por primera vez, mientras para los Gallos es la segunda ocasión, aunque resultará inédito el campeón que salga de allí.

De los ganadores anteriores, Isla de la Juventud y Santiago de Cuba llegaron a semifinales, pero allí quedaron. Los Piratas cayeron dos veces seguidas ante los inspirados cienfuegueros y Santiago resistió más: noqueó 12-2 en el primer juego a un Sancti Spíritus cuyo abridor, Roberto Hernández, era el gran suceso del evento, pero al día siguiente fue noqueado a su vez 11-1 y al cierre perdió 7-1.

Si bien hubo una notable competitividad entre los equipos y brillaron varios lanzadores, la defensa fue pésima en general. Pero lo que más se hizo notar, sin la menor duda, fue la irresponsabilidad y el desinterés de los organizadores por un torneo de importancia capital para el desarrollo del béisbol en el país.

Hubo problemas con el alojamiento y el transporte, que siempre son aspectos clave, pero también hubo que sufrir la falta de uniformes, de cascos, de bates, de alimentación adecuada y hasta de árbitros

Hubo problemas con el alojamiento y el transporte, que siempre son aspectos clave, pero también hubo que sufrir la falta de uniformes, de cascos, de bates, de alimentación adecuada y hasta de árbitros. Debe ser muy difícil exigirles motivación y disciplina a unos muchachos que ya vienen muy desatendidos desde las categorías inferiores, y no puede asombrar a nadie que a esto le sigan las derrotas internacionales y la emigración incesante.

Aunque surgió para darles juego a los talentos que pueden no revelarse rápidamente en las series nacionales, ahora no se sabe si esta lid sub-23 devendrá una liga de desarrollo paralela al torneo élite o desaparecerá por completo.

Para el público y para los medios fue como si el torneo no existiera. Y razones no faltaban. Pero algunas hazañas pasaron casi inadvertidas, como las del serpentinero Roberto Hernández al subir a 90 el récord de ponches en una temporada o al propinarle no-hit-no-run al agresivo Ciego de Ávila.

Hernández había rechazado un contrato con los Indios de Cleveland para venir a convertirse sensacionalmente en el pitcher más dominante de esta VI Serie sub-23. Por supuesto, ya Rey Vicente Anglada lo ha llamado para la preselección nacional y, al parecer, parte ahora a participar en la Liga Can-Am.

Pese a la indiferencia oficial con este torneo a punto de concluir, lo cierto es que estamos en medio de una importantísima temporada de este deporte. "Este es el año del béisbol cubano", han asegurado varios directivos y atletas en la televisión. Anglada, mánager supremo actual de pelota, se ha propuesto ganar los Juegos Panamericanos de Lima.

Para ello, se han efectuado entrenamientos y encuentros en México —con equipos de muy baja calidad—, aunque desgraciadamente no podrán efectuarse el tope Cuba-Estados Unidos. Por el momento, es seguro un choque con Nicaragua y acaso otro con República Dominicana.

Queda el enorme reto del Premier 12, donde Cuba buscará la clasificación olímpica para Tokyo 2020 en un grupo donde se hallan también Australia, Canadá y Corea del Sur

Incluso si se recuperara el cetro panamericano en Lima —que se ganó por última vez en 2007, en Río de Janeiro, con el propio Anglada al mando—, queda el enorme reto del Premier 12, donde Cuba buscará la clasificación olímpica para Tokyo 2020 en un grupo donde se hallan también Australia, Canadá y Corea del Sur. La vez anterior, el equipo quedó en sexto lugar.

Por otra parte, quedan dos meses para que, el 10 de agosto, arranque la Serie Nacional 59, que, prometen, "será igual y diferente", pues tendrá similar formato al de la antepasada, ya que los seis conjuntos clasificados a la segunda fase arrastrarán de nuevo todos los resultados de la primera ronda. Hay que destacar que la temporada no se detendrá en noviembre para el Premier 12.

Volviendo a la final de la pobre sub-23, los primeros dos juegos, martes 11 y miércoles 12, se efectuarán en el José Antonio Huelga de Sancti Spíritus, pero los locales no solo sufrirán la ausencia del asombroso Roberto Hernández, sino que lógicamente su rotación de pitcheo estará menos descansada que la de Cienfuegos.

Tras la pausa del jueves 13, todo se decidirá en el estadio Cinco de Septiembre. Gallos o Elefantes, el campeón lo será por primera vez.

_________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de  14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3