2018 fue un año muy malo para el turismo y 2019 será peor

Según datos oficiales, los ingresos bajaron un 4,6% y llegaron un 15% menos de europeos

Entre los que también quieren participar de la tradición hay muchos turistas que, recién llegados en avión o crucero, andan los caminos más trillados del turismo nacional y no se alejan del estrecho recorrido que les proponen sus guías.
El turismo sigue siendo el sector en el que el Gobierno deposita sus esperanzas para la economía cubana, pero aún así, también en él fallan las previsiones. (14ymedio)
El informe sobre Turismo internacional, indicadores seleccionados 2018 que acaba de publicar la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) es realmente descorazonador. El ministro debería presentar su dimisión o ser apartado.

Leo los datos textualmente. Llegada de visitantes, aumento del 1,3%, quedando por debajo del objetivo de planificación central comunista, que era alcanzar 5 millones. Descenso de las pernoctaciones hoteleras de los viajeros, un -4,7%. Descenso del -10% en la tasa de ocupación turística, desde el 42,5% al 38,5%. Descenso en los ingresos procedentes del turismo del -4,6%.

Con signos negativos en las principales magnitudes, si 2018 fue un año malo, muy malo para este sector en la economía de la Isla, 2019 será incluso peor. No hay motivo para formarse expectativas de mejora cuando el FMI acaba de anunciar que los principales mercados de procedencia de los viajeros se encuentran en crisis.

No hay motivo para formarse expectativas de mejora cuando el FMI acaba de anunciar que los principales mercados de procedencia de los viajeros se encuentran en crisis

Franceses, ingleses y españoles disminuyeron el número de turistas por encima del -15%, y Canadá, el principal mercado de origen, un -2,2%. Estados Unidos, a pesar del "embargo", creció un 3% y los cubanos de la diáspora, que aparecen identificados como un mercado de turistas, mucho más, un 16%. Y eso que hemos tenido que estar escuchando todo tipo de ataques al embargo y no se sabe cuántas cosas más.

Al régimen de los Castro siempre le suelen salir así las cosas. Lo que se tiene que destacar aquí es que, con crisis en Europa, no parece que vayan a mejorar los resultados anteriores. Y por muchos rusos que vengan de turismo a Cuba, su peso en el total no consigue compensar las entradas de los mercados clásicos del turismo cubano.

En cuanto a la composición del turismo que llega a la Isla, la práctica totalidad el 91% lo hace por motivos de ocio, recreo y vacaciones; mientras que otras fórmulas por las que apuesta la política del ministro Marrero, como el "turismo de negocios" o el de "eventos" alcanza cifras marginales, entre ambos apenas un 0,36%. Los recursos de la política de promoción turística no están siendo bien ejecutados. La publicidad, por ejemplo, no consigue lo que pretende.

Fuente: CEPAL, Anuario estadístico
Fuente: CEPAL, Anuario estadístico

En cuanto a los ingresos turísticos, el descenso registrado del -4,6% con respecto a 2017 se nota en mayor medida en el transporte, -15,2% y el alojamiento, con -14,3%. Estos dos componentes suponen casi el 40% de los ingresos totales y en ellos, el sector privado tiene una participación destacada. A la gastronomía tampoco le salen los números, con un descenso del -6,8% en los ingresos, lo que igualmente habrá supuesto problemas para muchas paladares y pequeños negocios orientados a este sector. Recreación con un 34% de aumento y comercio minorista con un 10% experimentan datos positivos, pero representan entre los dos solo el 14% del gasto turístico.

Estos resultados, en los que el gasto turístico desciende casi un 5% con respecto al año anterior, se ven agravados por la creciente debilidad del CUC, moneda en la que se realizan todas las transacciones cuando los turistas entran en el país, lo que puede afectar negativamente a la competitividad del sector. El punto de partida para 2019 no es favorable. Marrero debería estar muy atento.

Los destinos del Caribe se sitúan a la cabeza, con ratios superiores al 1.000, Antigua y Barbuda cierran ese grupo de seis destinos con ratios superiores al 800%

Por si el ministro quiere tener alguna información, el cuadro muestra el atraso relativo de Cuba con respecto a otros destinos turísticos del Caribe y de América Latina y de cómo las cosas no se están haciendo bien. Los datos son del informe estadístico de CEPAL que acaba de ser publicado. Corresponden a 2016, para alcanzar el mayor número posible de países. La primera columna presenta las llegadas de viajeros turistas a cada país, en la segunda la población de ese país, en la tercera un ratio, como porcentaje, entre las dos variables.

Los destinos del Caribe se sitúan a la cabeza, con ratios superiores al 1.000, Antigua y Barbuda cierran ese grupo de seis destinos con ratios superiores al 800%. Si, se puede presumir que este resultado obedece al hecho que se trata de países pequeños, con poca población. Bien, no pasa nada. Al final de la tabla, y con un ratio de 35, que es prácticamente la mitad de República Dominicana, y con una población similar a la de Cuba, se encuentra el país cuya política turística dirige el ministro Marrero. Insisto, que se lo haga ver. Las cosas no salen como se planifican.

___________________________________________________________________________

Nota de la Redacción: este texto ha sido publicado en el blog Cuba-economía. Lo reproducimos con autorización de su autor.

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 104