Se derrumba la producción de arroz y frijol mientras crecen en un 125% las habitaciones de hoteles en Cuba

De los 31.673 millones de pesos que invirtió el Gobierno entre enero y junio de este año, 10.692 se dedicaron a los "servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler"

Una campesina cubana siembra arroz en Pinar del Río, a unos 120 kms al oeste de La Habana. (EFE/Archivo )
Una campesina cubana siembra arroz en Pinar del Río, a unos 120 kms al oeste de La Habana. (EFE/Archivo )

El malestar de los cubanos por la falta de servicios de primera necesidad y alimentos frente al desaforado ritmo de construcción y reforma de hoteles no es una mera percepción. Las cifras oficiales demuestran que la desinversión en el agro es una realidad que convive con el derroche para el turismo.

Según datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei) el pasado viernes, de los 31.673 millones de pesos que invirtió el Gobierno entre enero y junio de este año, 10.692 se dedicaron a los "servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler", el epígrafe que comprende la mayor parte de la inversión en hoteles y turismo. Esto supone un tercio de toda la inversión estatal.

A la vez, los números desvelan que se dedicaron apenas 830 millones a la agricultura, ganadería y silvicultura y 225 a la pesca.

A la vez, los números desvelan que se dedicaron apenas 830 millones a la agricultura, ganadería y silvicultura y 225 a la pesca

Pero estas cifras son aún más asombrosas en perspectiva, como se ve en los gráficos elaborados por el economista cubano Pedro Monreal a partir del histórico de producción en los últimos nueve años. Entre 2013 y 2021, las toneladas de arroz generadas por el país cayeron un -66,4% mientras que las habitaciones de hotel crecieron un 125%. Las viandas también muestran una reducción fuerte en comparación con el turismo, aunque su descenso es menor, con un -5,7%.

Sin embargo, el arroz no está solo en su derrumbe: los frijoles, otro producto básico de acompañamiento en la cocina cubana, también cayeron un -55,5% este año si se compara con 2013. Las hortalizas también se perdieron, con un -28,8%.

"Las distorsionadas prioridades de inversión de Cuba se reflejan en dispares resultados: el aumento de 10,7% en habitaciones hoteleras en 2022 respecto a 2017, cuando con muchas menos habitaciones se acogieron 4,6 millones de visitantes, coexiste con una profunda crisis del agro", señala Monreal, comparando el último quinquenio.

Aquel año fue el momento de oro del sector turístico y la Isla recibió 4.689.898 de visitantes. Desde entonces, las medias de endurecimiento del embargo, la pandemia y la deficiente recuperación de este mercado, los datos han ido cayendo y aunque para este año las autoridades mantienen su objetivo de 2,5 millones, durante el primer semestre del año llegaron 682.297 viajeros, casi un 500% más que 2021, lo que no supone ningún alivio, ya que en 2019 a esas alturas habían llegado a Cuba 2,6 millones de personas a pasar sus vacaciones.

El desplome de la producción desde el año 2013 es evidente, particularmente en arroz y frijoles, frente al impulso extraordinario de las habitaciones de hotel. (Onei)
El desplome de la producción desde el año 2013 es evidente, particularmente en arroz y frijoles, frente al impulso extraordinario de las habitaciones de hotel. (Onei)

Monreal observa también que el peso de inversión en "servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler" fue mayor aún en 2020, cuando se llevó el 45,6% del total destinado. "Pero sigue siendo irracional en un contexto de inseguridad alimentaria, con el agro recibiendo el 2,6%", subraya.

Ahora, el desequilibrio es aún más fuerte, puesto que en 2020 se invirtió casi un 6% en el agro, siendo 7,7 veces más lo destinado al inmobiliario. Ahora, el porcentaje es 13 veces mayor al del campo. "La superación de la crisis agropecuaria de Cuba requiere que, como mínimo, se regrese a dedicarle al agro –especialmente al sector privado– un 8% de la inversión nacional total, lo que equivaldría aproximadamente a un monto de 5.000 a 6.000 millones de pesos anuales", opina el economista.

A pesar de contar con los precisos datos de ínfima inversión dedicada al campo, el Gobierno se aventura a preguntar en público qué está pasando para que los cubanos no logren producir. Este lunes, Miguel Díaz-Canel visitó Camajuaní, en Villa Clara, y se acercó hasta la finca de Yusdany Rojas Pérez, perteneciente a la cooperativa Juan Verdecia. El joven se dedica con éxito, según promocionó la cuenta de la presidencia y la prensa oficial, "a la crianza porcina, la siembra de cultivos como principal destino al alimento animal, tabaco tapado y siembra de caña".

"No soy de los que se ponen a llorar ante los problemas, siempre veo el lado positivo de las cosas y trato de buscar opciones para salir a flote"

"Si él puede, ¿por qué otros no?", espetó el mandatario. Una pregunta copiada sin pudor por Granma que pone como ejemplo a Rojas Pérez en detrimento de miles de guajiros a los que no les dan las cuentas cada día.

"Cuando le pregunto por las claves del éxito que ha tenido en la empresa en la que está enfrascado –dice el diario oficial–, no duda un instante en expresar: 'No soy de los que se ponen a llorar ante los problemas, siempre veo el lado positivo de las cosas y trato de buscar opciones para salir a flote'".

Granma, que finaliza dando unos consejos a los campesinos para aumentar la producción, considera que un caso de éxito "evidencia (...) que a pesar de las dificultades por las que atraviesa el país, si se labora con pasión y sin temor a enfrentar trabas y problemas, pueden llegar los resultados". Que el Gobierno invierte menos de mil millones en que la población pueda alimentarse no parece noticia para la prensa oficial.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3