La empresa "española" autorizada en la zona especial de Mariel es israelí

El Grupo BM fue creado en Cuba en los años 90 por el famoso espía del Mosad, Rafi Eitan, que fue cercano a Fidel Castro

GMB inició la solicitud de concesión para operar en la ZEDM en 2013. (14ymedio)
GMB inició la solicitud de concesión para operar en la ZEDM en 2013. (14ymedio)

La prensa oficial anunció este miércoles el aterrizaje en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZEDM) de una "nueva" empresa de capital español con permiso para operar durante 40 años, y que construirá y operará una plataforma dotada de oficinas y naves para uso industrial y de servicios. Pero ni nueva ni española.

Aunque el Grupo BM Interinvest Technologies Mariel S. L. U. sí se trata de una compañía creada para estas operaciones y tiene una sede en España, la empresa es una división del Grupo BM Interinvest Technologies S.L., presente desde 1992 en Cuba, donde llegó para centrarse, principalmente, en actividades vinculadas a la agricultura. La compañía tiene sus oficinas financieras en una localidad próxima a Madrid, pero la central se ubica en el barrio habanero de Miramar y fue creada por Rafi Eitan, uno de los espías más conocidos del Mosad y amigo de Fidel Castro, fallecido el pasado marzo.

Eitan, famoso por haber planeado la captura en 1960 del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann en Buenos Aires, se ganó la enemistad de Washington por reclutar a un analista de la marina estadounidense para el espionaje israelí

Eitan, famoso por haber planeado la captura en 1960 del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann en Buenos Aires, se ganó la enemistad de Washington por reclutar a un analista de la marina estadounidense para el espionaje israelí. Poco después, acabó obteniendo su primer contrato con el Gobierno cubano, exportando con gran éxito los cítricos de una decadente huerta en la provincia de Matanzas.

BM inició entonces su salto a la construcción y, junto con la Inmobiliaria Monte Barreto, construyó el Miramar Trade Center, donde se sitúan sus oficinas y las de varias compañías extranjeras.

En el ámbito de las inversiones ha trabajado, también, de forma conjunta con empresas estatales, en telecomunicaciones, exportación de flores, producción y comercialización de azúcar, producción de petróleo y de bidones de uso industrial. En 2013 inició la solicitud de concesión para operar en la ZEDM.

No obstante, las áreas en que más centrado ha estado el grupo hasta ahora son las vinculadas a la agricultura. Sus actividades abarcan la maquinaria, el tratamiento de agua, los sistemas de riego, el paisajismo, las casas de cultivo, la protección de las plantas y los insumos. La mayoría de empresas con las que trabajan, como se refleja en su propia página web, son compañías israelíes.

Entrada al Centro de Comercio Miramar financiado por Israel a lo largo de la Quinta Avenida de La Habana. (Larry Luxner / Times of Israel)
Entrada al Centro de Comercio Miramar financiado por Israel a lo largo de la Quinta Avenida de La Habana. (Larry Luxner / Times of Israel)

Todo este entramado ha permitido durante años que empresas israelíes operen con tranquilidad en la Isla, a pesar de que las relaciones diplomáticas están rotas desde 1973. El pasado año, Ronen Peleg, gerente de exportaciones de BM, explicaba al diario The Times of Israel: "No es ningún secreto que las empresas que trabajan en Cuba tienen problemas debido al embargo de Estados Unidos. La mayoría trata de mantener un perfil bajo y no meterse en problemas".

En aquel reportaje, Peleg explicó que BM tenía en torno a 20 empleados y una facturación anual de 25 millones de dólares, fundamentalmente de sus negocios conjuntos con las entidades estatales cubanas. "En Cuba todos tratan con el Gobierno. No hay otra opción", decía.

En 2017 se produjo el viaje de una delegación comercial israelí a Cuba, un gesto considerado entonces inusual. El grupo, de 14 israelíes, visitó la ZEDM, varias fábricas y un monumento local al Holocausto, aunque lo más destacado fue la recepción en la Cámara de Comercio cubana.

Los israelíes explicaron a la prensa local que su reticencia a un mayor intercambio comercial y económico con la Isla no respondía a cuestiones políticas, sino a la falta de liquidez y la lentitud de la burocracia

A su regreso, los israelíes explicaron a la prensa local que su reticencia a un mayor intercambio comercial y económico con la Isla no respondía a cuestiones políticas, sino a la falta de liquidez y la lentitud de la burocracia.

Según algunos expertos, la relación entre ambos países sigue la estela de Estados Unidos, por eso se estrechó durante el deshielo y se ha vuelto a tensar ahora. Fiel a su alianza con EE UU, Israel se abstuvo en 2016, como su socio, en la votación de la resolución que cada año vota la ONU para condenar el embargo comercial de Washington a La Habana; y votó en contra, de nuevo en sintonía con su aliado, tras la llegada de Trump al poder.

Los sectores de mayor interés para las empresas israelíes en Cuba, según el director ejecutivo de la Cámara de Comercio Israel-América Latina, Gabriel Hayon, son la agricultura, el tratamiento de aguas y alcantarillado, la energía, la producción de alimentos, los bienes raíces, los productos químicos y los farmacéuticos. Precisamente en los que, durante décadas, se ha especializado el Grupo BM.

__________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 56