Los ganaderos de Sancti Spíritus intentan levantar la producción de carne de cerdo

La provincia logra tener la mayor masa del país, 4.599 reproductoras hasta septiembre

El director general de la Empresa Porcina espirituana explicó que se están rescatando los convenios con los productores, que aportaban más del 90% de la carne. (Escambray)
El director general de la Empresa Porcina espirituana explicó que se están rescatando los convenios con los productores, que aportaban más del 90% de la carne. (Escambray)

La producción de carne de cerdo en Sancti Spíritus rondará este año las 1.500 toneladas, la misma cifra que se obtenía en un solo mes en 2018. Aquel año, la provincia superó las 17.000 toneladas, mientras que en 2021 se quedó en apenas 4.000 que hoy se antojan hasta envidiables. Entre enero y septiembre de 2022, solo se han producido 600 toneladas y quizá las previsiones ni se alcancen. Los productores espirituanos son claros al respecto. "Alcanzar la producción que tuvimos anteriormente llevará años, ¿cuántos?, no se sabe".

Un reportaje publicado este lunes en el diario provincial aborda la situación de la carne de cerdo, un producto que ha pasado de ser el índice Dow Jones de la economía doméstica cubana a estar presente solo en las mesas de los más afortunados. Este alimento está desaparecido de los mercados estatales y, cuando se encuentra en los privados, su precio es de infarto.

Aunque advierte que no cabe "una pizca de triunfalismo", Escambray da la enhorabuena a las autoridades provinciales por ser la provincia que ha logrado tener la mayor masa del país –4.599 reproductoras hasta septiembre– y poder ahora reactivar la ceba para el Estado.

El director general de la Empresa Porcina espirituana, Rolando Pérez Sorí, explica que desde abril se están rescatando los convenios con los productores, que aportaban más del 90% de la carne, "sobre la base de la entrada de un nivel de piensos iniciadores importados, que se les vendió en divisa a los productores. Después ha sido con las producciones nacionales y un alimento balanceado; la conversión diaria en el animal es menor, el engorde se dilata unos meses más, pero arrancamos a revivir la ceba", expuso.

"Este año no hay plan con el Comercio y la Gastronomía y el encargo para la Industria cárnica es poco"

El funcionario trata desde la prensa oficial de animar a los productores a dar la carne al Estado a través de la receba, que ofrecen por 600 u 800 pesos, dependiendo de los kilos del animal, cuando en el mercado informal " apenas existe, y cuando sale es a un precio no menor a los 4.000 pesos". Además, asegura Pérez, el pienso inicial está garantizado en esa etapa de la crianza y se garantiza un nivel para la ceba.

"La venta al productor de piensos iniciadores en divisa la conveniamos con un retorno de esa moneda para que él pueda retroalimentarse y recuperar la inversión", afirmó. El funcionario dice que ya se está comercializando algo de carne a 200 pesos la libra en la Feria espirituana, aunque la cantidad del producto sea aún demasiado pequeña, a través de la compra del cerdo de traspatio. "Este año no hay plan con el Comercio y la Gastronomía y el encargo para la Industria cárnica es poco", agrega.

Pérez considera que las cosas van a ir muy despacio y que lo primero es resolver la falta de alimento para los animales, aunque es moderadamente optimista. "Hay productores motivados con los precios del maíz y la soya para sembrarlos y contratar la entrega a la empresa; por ahí se ve una recuperación. No la que queremos, la que necesita el pueblo, pero ya no estamos en cero".

En Sancti Spíritus, calculan las autoridades, hay unos 217 productores que reúnen las condiciones de firmar acuerdos con el Estado. Hasta octubre, apenas 33 los habían cerrado y aunque ya hay 11.900 cerdos en ceba, la carne apenas empieza a fluir.

"Cumpliendo con el encargo estatal, lo inmediato sería mantener ofertas en la Feria dominical y vender para fin de año algún nivel a la población", comenta Leonardo Hernández Aulé, jefe de producción en la empresa que se dedica a la producción y comercialización de esta carne en la provincia.

Un productor perteneciente a una cooperativa, Pascual Balmaseda Escobar, que ya ha firmado dos acuerdos con el Estado, admite que muchos de sus colegas lo toman por ello por loco ya que donde antes producir una tonelada de carne de cerdo suponía 20.000 pesos, ahora supera los 120.000.

"Si quieres tener puercos hay que tener tierra y sembrar, la comida que da Porcino no cubre toda la necesidad, en ningún tiempo ha dado"

Él, sin embargo, señala las ventajas. "Si quieres tener puercos hay que tener tierra y sembrar, la comida que da Porcino no cubre toda la necesidad, en ningún tiempo ha dado; pero es realista que se puede lograr. Ahora, si queremos producir cerdo intensivamente es imprescindible la importación de los piensos iniciadores y de algunos microelementos nutricionales, lo otro ya se produce en Cuba", defiende.

Yurisdel Fábrega, otro productor convocado a dar testimonio de lo positivo de trabajar para el Estado, afirma que sin el alimento de inicio y el núcleo proteico no se puede criar puerco ni producir carne. "Cuando hay comida hay cerdo (...) pero sin la proteína no somos nada, por mucho maíz, afrecho o yuca que le eches, el cerdo necesita ese elemento nutricional", cuenta. En su caso, comenzó en abril con 360 cerdos y después amplió hasta los 600, que ya están dando carne a la provincia pese a que, revela, se le han muerto varios animales.

Su veredicto es claro: sin un préstamo es imposible criar. "No se incorporan más productores de pronto porque esto es duro, no es como antes, lleva mucho dinero, diariamente gasto en comida unos 95.000 pesos. Hoy si no acudes al crédito del Banco no puedes, porque a pecho no hay quién críe puercos. Aquí tengo 6 millones de pesos invertidos para cebar los 600 cerdos; anteriormente, con un crédito de medio millón de pesos llenaba la cochiquera", expone.

Rolando Pérez Sorí también saca cuentas. "Comprando a 3.000 pesos el quintal de soya, a 2.500 el de maíz, pagando al productor la tonelada de carne a 220.000 pesos, que sale a unos 100 pesos la libra en pie, mientras el particular paga ese cerdo a más de 200 pesos, es muy difícil poner el precio de venta estatal por debajo de 200 pesos la libra. Una competencia real y un obstáculo para desarrollar la producción estatal en medio de un escenario adverso", mantiene, mientras espera que el cerdo vuelva a llegar a las mesas de unos ciudadanos que ya han perdido la cuenta de la última vez que probaron el animal.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentario 1