Un ex ministro cubano sugiere una tasa "flotante" para el dólar para frenar la inflación

El Gobierno se aferra a sus explicaciones victimistas: el embargo y la pandemia son los culpables

Varias personas hacen cola en una casa de cambio (CADECA). (EFE)
Varias personas hacen cola en una casa de cambio en La Habana. (EFE/Archivo)

La tarea prioritaria del Gobierno cubano es el control de la inflación. Así lo ha reiterado este fin de semana el ministro de Economía, Alejandro Gil, en declaraciones a Radio Reloj, en las que asegura que la solución es "ampliar la oferta estatal" en los comercios en moneda nacional.

Frente a ello, el ex ministro Joaquín Benavides Rodríguez propone, en un texto difundido en sus redes por el Banco Popular de Ahorro, cinco medidas concretas para reducir el alza desaforada de los precios, entre ellas, que las casas de cambio oficiales (Cadeca) adopten una tasa "flotante" con el dólar. Esto es, que en lugar del precio establecido –1 dólar por 24 pesos cubanos–, el valor sea variable dependiendo de la demanda real de divisas, para competir con el mercado informal, donde la divisa se cotiza actualmente por 70 pesos.

Otras sugerencias de Benavides, que entre otros cargos ocupó la jefatura del departamento económico del Comité Central, entre 1977 y 1980, y la presidencia de la Comisión Nacional del Sistema de Dirección de la Economía, entre 1986 y 1991, son "facilitar al máximo que se incremente el ritmo de la aprobación y operación de las mipymes" (micro, pequeñas y medianas empresas) y autorizar que estas "puedan importar directamente, si así lo prefieren".

Hay que "comenzar el proceso de descargar de las empresas estatales con pérdidas el exceso de activos fijos y de fuerza de trabajo", o sea, cerrar o reducir las entidades improductivas

El ex ministro plantea que el Estado tiene que "priorizar el establecimiento de mercados mayoristas para las mipymes y las cooperativas" y, por último, que hay que "comenzar el proceso de descargar de las empresas estatales con pérdidas el exceso de activos fijos y de fuerza de trabajo", o sea, cerrar o reducir las entidades improductivas.

Nada de eso menciona en su entrevista con Radio Reloj el actual ministro de Economía, que volvió a señalar al embargo de Estados Unidos como "el principal obstáculo para nuestro desarrollo".

"El país ha tenido una restricción fuerte de la liquidez [falta de efectivo] por la afectación en los ingresos en divisas", respondió Alejandro Gil al porqué del desabastecimiento en los comercios estatales. Eso es debido, en sus palabras, a dos razones fundamentales: el "recrudecimiento del bloqueo, que ha impedido el ingreso de divisas al país por varias vías, incluyendo las remesas" y la pandemia de covid-19, "que nos paralizó prácticamente el turismo".

Puesto que el reportero de Radio Reloj no se lo preguntó, el ministro no tuvo que dar explicaciones sobre el origen de los fondos que permiten la construcción de varios hoteles de lujo.

Sin referirse tampoco a la llamada Tarea Ordenamiento, implantada en la Isla desde principios de año con el objetivo de salir de la crisis económica en que se halla sumido el país, el ministro recordó que la apertura de las tiendas en MLC (moneda libremente convertible), fuertemente criticada por la población que no tiene acceso a dólares, fue "una alternativa en esa coyuntura, para poder al menos captar una cantidad de divisas que estaban saliendo del país".

"Hemos perdido el 13% de nuestro producto interno bruto", detalló, y "3.000 millones de dólares de ingresos", dice Gil. "No nos vamos a recuperar de eso caminando cinco pasos"

Más de 300 millones de dólares recaudados en los comercios en MLC, precisó Gil, sirvieron para "respaldar ofertas en pesos cubanos" en las tiendas estatales, y concedió: "Nosotros en el diseño que hicimos de esta medida deberíamos haber destinado más recursos a la oferta en pesos".

Aunque se declara "optimista siempre", el ministro aseveró que la situación no se va a resolver "en 15 días", ni cuando se reabra la Isla al turismo, como está previsto a partir del 15 de noviembre. "Hemos perdido el 13% de nuestro producto interno bruto", detalló, y "3.000 millones de dólares de ingresos". Concretamente, en el primer semestre de 2021, Gil refiere que Cuba ha decrecido "en torno a un 2%". "No nos vamos a recuperar de eso caminando cinco pasos", confesó.

Hace dos semanas, Marino Murillo, conocido como "el zar de las reformas económicas", reconoció que la Tarea Ordenamiento, de la que es uno de sus principales artífices, no ha producido los resultados esperados y que la "principal desviación" que ha tenido es justamente la inflación desbocada.

Para el economista residente en España Elías Amor Bravo, buena parte de la responsabilidad en el alza de precios, además de otras secuelas económicas, la tiene, precisamente, la Tarea Ordenamiento.

En un artículo publicado este lunes, analiza los negativos indicadores oficiales sobre el sector agropecuario entre enero y septiembre y concluye que la inflación seguirá creciendo: "En ausencia de importaciones para paliar los bajos niveles de oferta interna, por la falta de divisas, la tensión sobre los precios de los alimentos no bajará", escribe.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 26