El sector privado podrá exportar solo a través de empresas estatales, sugiere el Gobierno cubano

"La prioridad es la importación, que nos permitan traer productos e insumos ", dice a ‘14ymedio’ el dueño de un restaurante

El Gobierno se ha rendido a la evidencia de que ante el empeoramiento de la situación económica  se hace imprescindible la colaboración.
El Gobierno se ha rendido a la evidencia de que ante el empeoramiento de la situación económica se hace imprescindible la colaboración.

El Gobierno se abre a permitir la exportación al sector privado y las cooperativas siempre y cuando lo hagan a través de las empresas estatales, según anunció este jueves el ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz.

"La idea es que, tanto las cooperativas como los trabajadores por cuenta propia, puedan exportar a través de empresas estatales especializadas, para lo que no tenemos que esperar a que estos últimos tengan personalidad jurídica", expuso en una intervención en el programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana.

"Todo el mundo sabe que las empresas estatales son lentas, que hay mucha burocracia y mucha corrupción", dice a 14ymedio el dueño de un restaurante italiano de Centro Habana pocas horas después del anuncio. "Cuando el Estado es el intermediario ya me preocupa".

"Debemos fortalecer los mecanismos locales de diversificación de bienes y servicios de exportación. Para ello se ha elaborado un mapa territorial con productos en tres categorías: consolidados, en desarrollo y en fomento"

El Gobierno se ha rendido a la evidencia de que ante el empeoramiento de la situación económica -ya compleja antes de la llegada de la pandemia- se hace imprescindible la colaboración de las cooperativas y los trabajadores privados en el proceso de recuperación.

Pero, una vez más, los afectados lamentan que se haya olvidado su principal reivindicación. "La prioridad era la importación", protesta el administrador de la paladar. El cuentapropista, que prefiere el anonimato, asegura que "en la situación actual la urgencia es que nos permitan traer productos, insumos y mercancías porque ahora mismo los particulares tienen muy poca capacidad de exportar debido a la crisis y al desabastecimiento".

"No puedo exportar mis lasañas ni mis pastas porque de eso hay bastante en otros países, pero sí me interesaba tener una importación constante de especias, quesos, algunos tipos especiales de harina y otras mercancías para el avituallamiento del restaurante, pero me preocupa que abran a la importación comercial con las mismas condiciones que han puesto a la exportación y que sea a través de empresas estatales".

Algunos economistas, como Pedro Monreal, han subrayado en varias ocasiones la mejora que supondría la aprobación de las importaciones para el sector privado para generar riqueza en el país. "Si lo que hoy se importa de forma atomizada y de manera 'personal' se reorganizara como un mecanismo de suministro ubicado en Cuba, habría entonces una nueva actividad que contribuiría al PIB, así como también habría ganancias para las empresas que se encargasen de esa actividad. En realidad, eso no contradice que se autoricen las importaciones directas. La autorización a las importaciones privadas pudiera estar operando en poco tiempo una vez que se autoricen y eso sería positivo para obtener insumos a menores costos que los actuales", sostiene. Pero esto no parece estar ahora en los planes del Gobierno.

Malmierca indicó en su intervención que hay un potencial no explotado y se hace necesario aprovecharlo. "Debemos fortalecer los mecanismos locales de diversificación de bienes y servicios de exportación. Para ello se ha elaborado un mapa territorial con productos en tres categorías: consolidados, en desarrollo y en fomento", dijo sin dar más detalles sobre los productos en cuestión.

Lis Rentería lleva años trabajando, junto a su familia, en el sector de la joyería y ha participado en numerosas ferias y exhibiciones nacionales. En 2015, en medio del deshielo diplomático con Estados Unidos, el negocio familiar se preparó para aprovechar las flexibilizaciones de la administración de Barack Obama para importar productos fabricados por emprendedores cubanos.

"Teníamos todo, los contactos y una tienda en Miami que iba a vender nuestras creaciones pero al final nos falló la parte cubana porque no nos permitieron exportar de manera legal la mercancía", lamenta Rentería. "Aunque siempre se puede enviar algún que otro pedido con los viajeros, pero no es lo mismo porque los volúmenes son pequeños y el riesgo de confiscación mayor". Para la joyera, la medida anunciada esta semana "es buena pero hay que esperar".

"Faltan por saber muchos detalles. ¿Cómo será el proceso para inscribir un determinado producto en esta nueva posibilidad? ¿Qué porcentaje de las ganancias irá para el Estado o cuánto tendremos que pagar por sacar nuestra mercancía?", enumera. "No queremos hacernos ilusiones como hace cinco años y que después todo sea demasiado complicado, controlado y caro".

Malmierca explicó que una de las mayores complicaciones está en el sistema bancario, pero, aunque aseguró que se está trabajando para solucionarlo lo antes posible, no especificó fechas ni siquiera de forma tentativa

El anuncio del ministro se produjo de manera casi colateral cuando se explicaban las medidas a tomar en materia bancaria, de comercio exterior, inversión extranjera y comunicaciones durante las tres fases de regreso a la normalidad pasado, presuntamente, el pico de contagios del coronavirus, a pesar de que el número de casos sube en el continente y la Organización Mundial de la Salud (OMS) se muestra preocupada.

Malmierca explicó que una de las mayores complicaciones está en el sistema bancario, pero, aunque aseguró que se está trabajando para solucionarlo lo antes posible, no especificó fechas ni siquiera de forma tentativa.

El ministro insistió en ideas ya anunciadas, como la necesidad de implementar los lineamientos aprobados en el último congreso del Partido Comunista de Cuba y la promoción de las exportaciones, unida a la reducción de las importaciones y la atracción de inversión extranjera.

Esto último, como explicó, se prevé complejo, ya que se calcula que la inversión mundial sufra una reducción de más de un 35% de los flujos de capital en América Latina y el Caribe. Pero "Cuba tiene una situación peculiar", afirmó, sin dar más detalles por los que quepa pensar que la Isla tiene mejores posibilidades que el resto del continente.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45