Eduardo Cardet: "La lucha por la democracia continúa"

El opositor confiesa su alivio tras recuperar la libertad, aunque considera que ésta es muy limitada en Cuba

Eduardo Cardet no tiene previsto un viaje a corto plazo, pero ya planea empezar a tramitar su pasaporte.
Eduardo Cardet no tiene previsto un viaje a corto plazo, pero ya planea empezar a tramitar su pasaporte.

Eduardo Cardet acaba de recuperar la libertad. Al menos oficialmente. El opositor y coordinador nacional del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) sabe que el fin de su condena no supone ser libre en un país como Cuba, donde centenares de compañeros activistas padecen a diario la vulneración de sus derechos más fundamentales.

"Es contra las Damas de Blanco, las golpizas; en Santiago han asaltado la sede varias veces, aumenta cada día en número de 'regulados' que no pueden salir al exterior. Para mí todo eso es un indicio directo de que ha aumentado la represión. Aunque también hay que decir que se producen más manifestaciones de descontento de rechazo al Gobierno", cuenta a 14ymedio desde su casa en Velasco, Holguín.

Eduardo Cardet recibió este lunes la noticia de que ha cumplido íntegramente su condena y recupera las libertades que tenía limitadas, aunque en mayo había sido excarcelado y permanecía en su hogar, en régimen de libertad condicional, una situación poco tranquilizadora pese a todo.

"Cualquier ciudadano que esté bajo esos términos corre el peligro de ser encausado nuevamente por otros delitos", explica el opositor, que proclama sentir ahora "un alivio muy grande"

"Cualquier ciudadano que esté bajo esos términos corre el peligro de ser encausado nuevamente por otros delitos", explica el opositor, que proclama sentir ahora "un alivio muy grande" tras haber sorteado el riesgo de volver a prisión "por lo más mínimo".

Cardet confiesa su temor a que la Seguridad del Estado, ante la "la represión desmedida que existe", hiciera un nuevo "montaje" para criminalizarlo y llevarlo de nuevo a prisión. La posibilidad de una condena añadida era muy alta, considera. "Es un alivio para mi, para la familia, pero además es muy importante para mí recuperar la movilidad dentro de la Isla", comenta.

Sin embargo, por el momento sus planes pasan por continuar adelante con el activismo, porque cree que los derechos que acaba de recuperar, y que comparte con el resto de los cubanos, son todavía "muy limitados".

"Ha habido un incremento de la represión contra toda la ciudadanía, lo que pasa que se focaliza sobre la oposición y los disidentes. En cualquier manifestación de desaprobación, de descontento, la Seguridad del Estado enseguida actúa y reprime. Siempre tratan de apagar esa llama que surge a cada rato en varios lugares de la Isla", denuncia.

Este mismo lunes, la noticia de su liberación le llegaba a la vez que Irán Almaguer, uno de los miembros del MCL que lidera, era citado por la Seguridad del Estado en San Andrés, la localidad en donde vive. "Para amenazarlo con encarcelamiento si continuaba con el activismo", revela.

También hizo referencia al caso de la su colega Rosa María Rodríguez, que fue citada esta semana en la unidad de policía de La Lisa, en La Habana. "Desgraciadamente ella tiene un nieto preso ahora. La llamaron para tratar de chantajearla con eso y amenazarla de que vendrán cosas peores de continuar en el activismo".

Por el momento Cardet, no tiene ningún viaje al exterior previsto, pero sí piensa iniciar los trámites pronto para solicitar un nuevo pasaporte. "Voy a ir paso a paso a ver qué ocurre. Recientemente, un miembro del MCL fue a solicitar renovación del pasaporte y se la negaron. Debo ir a la oficina del carné de identidad, y ya veremos qué pasa", dice.

"La Seguridad del Estado enseguida actúa y reprime. Siempre tratan de apagar esa llama que surge a cada rato en varios lugares de la Isla"

Médico de profesión, Eduardo Cardet fue uno de los gestores del Proyecto Varela, que lideró Oswaldo Payá, a quien sucedió tras su fallecimiento en un accidente de tráfico que su familia califica de intencionado y en el que también murió el disidente Harold Cepero.

En noviembre de 2016, cinco días después de la muerte de Fidel Castro, fue detenido y condenado por un delito de atentado contra la autoridad a tres años de prisión, pero organizaciones internacionales de reconocido prestigio, como Amnistía Internacional, lo han considerado prisionero de conciencia.

La intervención de voces internacionales, a instancias de la sociedad civil independiente de Cuba, han sido claves para visibilizar su caso. El propio Cardet agradeció ya en mayo el apoyo de la gente "de buena voluntad" que siempre ha estado a su lado y consideró el trabajo de las ONG globales un "reconocimiento de la causa justa" que ha llevado a cabo.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40