"Hace mucho que para los cubanos el lugar más seguro donde guardar sus dólares es el colchón"

El director de The Havana Consulting Group analiza la resolución que permite abrir cuentas en Cuba a los no residentes

Emilio Morales, presidente del Havana Consulting Group. (Fotograma)
Emilio Morales, presidente del Havana Consulting Group. (Fotograma)

El pasado martes, el Gobierno sorprendía al hacer pública una resolución que permite abrir cuentas bancarias en el país a los cubanos residentes fuera de la Isla. La medida tiene una particularidad, esas cuentas operarán solo mediante tarjetas para el pago en cualquiera de las dos monedas nacionales y en dólares.

Varios economistas han visto en esta decisión un signo más de la debilidad económica de las cuentas del Estado, cada vez más desesperadas por captar dólares. Emilio Morales, director de The Havana Consulting Group y anteriormente funcionario en la estatal Cimex, analiza en esta entrevista las implicaciones de la norma y su dudosa efectividad en un contexto económico muy adverso.

Pregunta. ¿Qué posibilidades de éxito cree que puede tener la resolución 73/2020?

Respuesta. La nueva resolución es una señal muy clara de que la economía del país ha comenzado a colapsar. Muestra un gran vacío en el pensamiento estratégico de Miguel Díaz Canel y su equipo de Gobierno. La medida en sí confirma y profundiza la dependencia cada vez más fuerte que tiene la economía de la Isla de los cubanos que viven en el exterior.

Los cubanos no confían en el sistema bancario del país, y menos para abrir cuentas en dólares, pues siempre está latente el riesgo de que deposites tus billetes verdes y después el banco no tenga efectivo si lo quieres extraer o, sencillamente, cambien las reglas del juego

Primero, es altamente improbable que un cubano residente en el exterior quiera depositar dólares en una cuenta en Cuba cuando, de entrada, automáticamente, pierde el 10% del depósito, por el gravamen que el Gobierno impone a esta divisa.

Por otra parte, los cubanos no confían en el sistema bancario del país, y menos para abrir cuentas en dólares, pues siempre está latente el riesgo de que deposites tus billetes verdes y después el banco no tenga efectivo si lo quieres extraer o, sencillamente, cambien las reglas del juego, como ha ocurrido en repetidas ocasiones. Desde hace mucho tiempo, para los cubanos el lugar más seguro para guardar sus dólares está debajo del colchón.

Los emigrados cubanos no pueden ejercer el derecho al voto en la Isla, ni tampoco pueden invertir en su patria, a diferencia de los empresarios extranjeros que sí lo pueden hacer. A estas barreras podemos agregar que el costo del pasaporte para viajar a la Isla es de 450 dólares, cifra que tienen que abonar cada dos años para su renovación. Además, si emigró en un viaje de trabajo, no puede regresar a la Isla en un plazo mínimo de 8 años.

Alrededor del 90% de la diáspora cubana vive en EE UU, por lo cual está imposibilitada de hacer transferencias bancarias a los bancos cubanos desde allí.

P. Parece la decisión de un Gobierno alejado de la realidad...

R. Los bancos cubanos están secos en divisas y el Gobierno no tiene dinero para hacer sus compras en el exterior. Esto, sin duda, ilustra una situación desesperada. Están atrapados entre la ineficiencia del sistema, la falta de liquidez y el inminente colapso de la economía.

P. ¿interpreta esta medida como un nuevo paso hacia la dolarización?

Quieren evitar al máximo la circulación física del dólar en el mercado minorista para evitar que siga creciendo la corrupción en las redes estatales y que los dólares no se escapen hacia el mercado informal

R. Es lo contrario, como lo demuestra que los pagos se harán única y exclusivamente con tarjeta y no en efectivo. Quieren evitar al máximo la circulación física del dólar en el mercado minorista para evitar que siga creciendo la corrupción en las redes estatales y que los dólares no se escapen hacia el mercado informal.

P. La dolarización existió antes, pero fue eliminada por Fidel Castro cuando se sintió seguro con el río de petróleo venezolano. Hay antecedentes de que es posible un nuevo rumbo en la economía cubana.

R. La fiebre de emprendimiento que surgió en la tímida apertura económica emprendida en 2010, que permitió entrar a más de 600.000 personas en el trabajo por cuenta propia es un ejemplo palpable de que si el Gobierno implementa profundos cambios estructurales y libera las fuerzas productivas, en poco tiempo el país tendría una dinámica económica distinta.

El Gobierno cubano perdió una oportunidad de oro al no aprovechar la mano que le tendió el presidente Barack Obama

El Gobierno cubano perdió una oportunidad de oro al no aprovechar la mano que le tendió el presidente Barack Obama. Hoy, el embargo se ha fortalecido con la entrada en vigor del Título III de la ley Helms-Burton, que ha parado en seco las inversiones en la Isla.

P. Tres décadas después del Período Especial, seguimos en una economía de guerra. ¿Hacia dónde va Díaz-Canel?

R. El anuncio de esta desorientada resolución bancaria denota el reconocimiento implícito de que el país se encuentra en una situación económica desesperada respecto a la falta de divisas, al obvio objetivo de fortalecer el monopolio del Estado sobre los medios de comercialización, a la limitación extrema del desarrollo del emprendimiento ciudadano, a la alta dependencia que hoy tiene la economía cubana de su diáspora y la falta de voluntad política y de visión estratégica que muestra la dirección del país para llevar adelante una verdadera transformación del modelo económico cubano.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 19